PUIG USTRELL, Pere; RUIZ GÓMEZ, Vicenç, i SOLER JIMÉNEZ, Joan: Diplomatari de Sant Pere i Santa Maria d`Ègara, Terrassa, 958-1207, Diplomataris, núm. 24

Autor:Josep Serrano Daura
Páginas:777-779
 
EXTRACTO GRATUITO

PUIG USTRELL, Pere; RUIZ GÓMEZ, Vicenç, i SOLER JIMÉNEZ, Joan: Diplomatari de Sant Pere i Santa Maria d`Ègara, Terrassa, 958-1207, Diplomataris, núm. 24, Fundació Noguera, Barcelona, 2001, 607 pp.

Page 777

La colección de Diplomatarios publicados por la Fundación Noguera se enriquece con esta edición, ahora de los fondos documentales procedentes de la iglesia de San Pedro y del monasterio de Santa María de Egara, en Terrassa, correspondientes a los siglos X, XI, XII y principios del XIII.

Se publican 222 documentos, el primero fechado en 30 de abril de 958 y el último de 9 de julio de 1207.

Pero este trabajo dirigido con extraordinaria maestría por Pere Puig, no es una simple recopilación documental. Precisamente, como destaca el prologuista de la obra, el Dr. Jesús Alturo, la obra ofrece todas las garantías de consulta para la comunidad científica, con una edición crítica de los textos y analizando sus aportaciones generales, particulares o puntuales, importantes o circunstanciales. Basta en todo caso con repasar el índice de la edición para constatar su extraordinaria amplitud y la consecución de sus objetivos más allá de la mera relación documental.

Puig elabora un extenso estudio introductorio en el que repasa la historia de estos fondos documentales, integrados por un millar de pergaminos de los siglos IX al XVIII, la mayoría originales y que actualmente se conservan en el Archivo Histórico Comarcal de Terrassa. El autor también se refiere a las iglesias titulares del diplomatario; así, trata de su fundación: la de San Pedro está fechada al final del siglo XII, y la de Santa María fue consagrada en 1112. A estos dos edificios debe añadirse otra iglesia dedicada San Miguel, formando los tres un conjunto arquitectónico de gran belleza.

El autor aún se refiere a la de San Pedro señalando que esta iglesia recibe los fondos documentales procedentes de la antigua sede episcopal establecida en Egara Page 778 en el siglo V y que queda extinguida ya en el siglo IX. Dicha iglesia pasa entonces a asumir una función de parroquia y acaba integrándose en el monasterio inmediato de Santa María.

Puig explica que el apelativo de "Egara" es el utilizado por los documentos originales que publica, y así sigue siendo hasta 1293-1294 cuando es sustituido por el de Terrassa, el municipio al que esas iglesias pertenecen. En todo caso reseña los precedentes históricos de las mismas, incluso alude al origen prerromano de la denominación de "Egara" como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA