Unión temporal de empresas

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Tres clientes S.L. independientes, dedicadas a la promoción inmobiliaria, que pretenden asociarse para presentarse a concursos de adjudicaciones de suelo para VPO. Pretenden asociarse las tres S.L. a través de una UTE. Indiquen las ventajas, inconvenientes y los requisitos, obligaciones formales, documentación necesaria, forma de proceder, etc. para su constitución.

 
EXTRACTO GRATUITO

Las uniones temporales de empresas, en adelante UTES, son entes para la colaboración entre empresarios por un período de tiempo cierto, determinado o indeterminado, al objeto del desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro.


La decisión por una UTE es por distintas razones:


  1. Razones técnicas, ya que la unión conlleva la puesta en común de recursos, conocimientos y experiencias de las distintas empresas asociadas. Las empresas por si solas, tendrían que realizar fuertes inversiones en maquinaria e infraestructura para alcanzar el mismo objetivo que persigue la Unión.

  1. Razones económicas y fiscales, puesto que los recursos de varias empresas en conjunto son superiores a los individuales, lo que supone un abaratamiento de los costes de ejecución y la posibilidad de presentar una oferta más ventajosa al cliente. Además, se diversifica el riesgo entre las asociadas, se puede negociar en mejores condiciones la obtención de avales y financiación de terceros, financiación a la que habrá que acudir de forma notoriamente inferior a lo que tendría que hacerlo una empresa única, puesto que las UTES se financian con aportaciones de los miembros y con los recursos que ella misma pueda generar.

Pueden acogerse también estas Uniones a un régimen fiscal específico y más ventajoso, para ello es indispensable que se formalice su constitución en escritura pública.


Finalmente, cabe hablar de ventajas organizativas derivadas de la unión, ventajas que se pueden traducir en una mejora de los sistemas de control de costes, información, pedidos, marketing, publicidad, recursos humanos y, en general, cualquier aspecto que resulte de encauzar la experiencia de los distintos miembros de la Unión.


Las UTES carecen de personalidad jurídica propia, por lo que, las empresas miembros van a responder de forma subsidiaria, solidaria e ilimitadamente de las deudas de la misma.


Su duración es idéntica a la de la obra, servicio o suministro que constituya su objeto. Una vez terminada la obra, servicio o suministro, o bien transcurrido el plazo mencionado, se entra en fase de liquidación, satisfaciendo las deudas pendientes y repartiendo los excedentes a los socios en virtud de su aportación. En caso de que con la liquidación todavía quedasen deudas pendientes, de éstas responderán los socios solidaria e ilimitadamente.


Debe existir un gerente único de la UTE, con poderes suficientes de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA