Frente a la unificación mercantil y monetaria: La Europa financiera, un freno para la expansión del euro

RESUMEN

A once meses del lanzamiento de las monedas y billetes en euros, Europa todavía no dispone de un mercado financiero unificado y profundo, complemento indispensable de su moneda. Actualmente, por ejemplo, para una empresa, cotizar en diferentes bolsas, con reglas divergentes, sigue siendo una ardua tarea que además exige costes elevados. Y, a falta de un paisaje bancario armonizado, el mercado del ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

La Europa monetaria está a punto de ser una realidad y la Europa mercantil ya es real gracias al mercado único, ¿pero qué sucede con la Europa financiera? El Viejo Continente todavía no dispone de un mercado abierto de capitales y servicios financieros, complemento indispensable para el euro. ¿Para qué vale una moneda única si los mercados siguen encorsetados? Para sacar provecho del euro y de las economías de escala que permite, los países que lo adopten deben no sólo liberar los intercambios de bienes, sino también los servicios financieros.

¿De quién es la culpa?

Más lenta que la liberalización de los intercambios de mercancías, la armonización de los mercados financieros ha sido el ‘pariente pobre’ del gran mercado interior. ¿Hay que responsabilizar de ello a la Comisión Europea, cuya Dirección General Markt (exDC XV), encargada del asunto desde hace ocho años, apenas ha hecho nada? Es verdad que está en manos británicas, nada interesadas en impulsar en el continente un competidor serio a Londres. Por otra parte, su director general, John Mogg, también ha sido juzgado de poco eficaz.

¿O quizás hay que incriminar al Consejo Europeo, en el seno del cual los intereses nacionales imperan a veces sobre el interés general de Europa? El ejemplo de la directiva sobre los Fondos de Pensiones propuesta en octubre de 2000 por la Comisión y bloqueada por el Consejo de Ministros, es elocuente. ¿Dónde están los progresos en la construcción de un espacio único de pagos minoristas en Europa?, ¿dónde están los progresos en la armonización jurídica de las OPAs?, ¿dónde está el pasaporte europeo para los emisores?, se preguntan algunos observadores.

Balcanización del mercado financiero

Efectivamente, la empresa europea no cuenta con reglas comunes ni de autoridades de mercado responsables para el conjunto del continente. Actualmente, se encuentra frente a una cincuentena de autoridades públicas a las que debe solicitar autorización para emitir títulos, frente a treinta sistemas diferentes de pago... Cotizar en tres bolsas europeas es, por tanto, una ardua tarea. Hay que preparar tres documentos diferentes y efectuar tres negociaciones distintas con tres organismos, en los países donde las leyes sobre quiebras no son además las mismas. Las reglas de protección del ahorro, los principios contables o las informaciones financieras exigibles de una compañía que cotiza difieren según el país, y el proceso de entrada en bolsa se rige por cada derecho...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA