ESTADOS UNIDOS: ¿El principio del fin de las «Business method patents»? El caso Bilsky.

Páginas:1497-1499
 
EXTRACTO GRATUITO
Chile, sino que fue consecuencia de los compromisos adoptados por Chile al sus-
cribir el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, y el Tratado de Libre
Comercio con los Estados Unidos en el año 2003. Sea como fuera, lo cierto es
que se van superando las reticencias, y cada vez son menos los países latinoameri-
canos que no están incorporados al PCT.
Como consecuencia del depósito del instrumento de ratificación ante la
OMPI, el PCT ha entrado en vigor en Chile el 2 de junio de 2009 y, por tanto, a
partir de esa fecha, los nacionales y los extranjeros residentes en Chile ya pudie-
ron presentar solicitudes internacionales de acuerdo con el PCT. También a partir
del 2 de junio de 2009 toda solicitud internacional puede incluir automáticamente
a Chile como Estado designado.
En coherencia con la incorporación al PCT, la administración chilena, en par-
ticular la Oficina de Patentes, ha adoptado las medidas administrativas necesarias
para actuar como «Oficina Receptora de solicitudes internacionales, así como
lógicamente como «Oficina Nacional» en la fase nacional en el momento oportu-
no (José A. Gómez Segade-IDIUS).
16. ESTADOS UNIDOS: ¿El principio del fin de las «Business method patents»? El
caso Bilsky.
En el año 1998, el Tribunal de Apelación norteamericano para el circuito
Federal en el famoso caso «State Street Bank v. Signature Financial Services»
abrió el portillo por el que se introdujeron en el mercado norteamericano las
patentes para métodos comerciales. Estas patentes, vistas con recelo o abierta-
mente rechazadas en otros países y desde luego en España y la Unión Europea,
crecieron extraordinariamente en los Estados Unidos al calor del comercio elec-
trónico, de la buena marcha de la economía, y de la masiva utilización de las nue-
vas tecnologías de la información y la comunicación. La sentencia del caso «State
Street Bank» provocó un tsunami legal, que ha disparado el número de patentes
para métodos comerciales en los Estados Unidos. Así lo prueba el hecho de que
en el año 1997 en la USPTO se hubieran presentado menos de 1000 solicitudes de
patentes en la clase 705 (que comprende métodos comerciales), mientras que en
el año 2007 en la misma clase se presentaron más de 11.000 solicitudes.
Ante esta situación la sentencia del Tribunal de Apelación del Circuito Fede-
ral de de 8 de mayo de 2008 en el asunto «in re Bernard L. Bilski and Rand A.
Warsaw» adquiere una enorme importancia porque puede implicar un cambio de
tendencia hacia una visión más restrictiva. El litigio se inició por consecuencia de
una solicitud de patente del Señor Bilski, que fue rechazada por el examinador,
rechazo que fue confirmado por el Board of Patent Appeals (Sala de Apelación de
Patentes), que es un órgano administrativo de la Oficina de Patentes y Marcas
norteamericana (USPTO). En consecuencia, y de ahí la denominación del caso,
las partes oficiales eran, por un lado, los inventores que deseaban obtener la anu-
lación de la decisión de la Sala de Apelación de patentes de la USPTO y, por el
otro, la USPTO, que instaba al Tribunal de Apelación del Circuito Federal a con-
firmar la decisión de denegar la patente. Esencialmente la patente de Bilski pre-
tendía obtener protección para un método de cobertura financiera que evitaba
riesgos en el comercio con bienes consumibles. En la propia sentencia se pone el
siguiente ejemplo: «una central térmica que utiliza carbón (el “consumidor”)
compra carbón para producir electricidad y teme el riesgo de que se produzca un
pico en la demanda de carbón porque tal pico incrementaría el precio y sus costes.
ADI 29 (2008-2009), IX. Noticias, 1469-1506 • ISSN: 1139-3289 1497
09.01.Noticias 5/11/09 16:12 Página 1497

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA