Tristeza por el fallecimiento de Bartolomé Ríos Salmerón

Páginas:7-8
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 7

En los primeros días de enero de 2019 recibimos la triste noticia del fallecimiento de nuestro admirado y querido Bartolomé Ríos Salmerón. Una noticia que no esperábamos, pues pocos días antes el magistrado Jesús Rentero nos comentó que un grupo de amigos había ido a visitarle en su casa y, dentro de sus limitaciones, Bartolomé estuvo animado, amigable y con una muy inteligente conversación.

Ríos Salmerón fue un gran jurista. Magistrado de Trabajo, Magistrado del Tribunal Central de Trabajo, primer presidente de la Sala de lo Social del TSJ de Murcia, Magistrado de la Sala 4ª del Tribunal Supremo y fue tentado para ir al Tribunal Constitucional, pero alejó de sí esa tentación. Su obra científica es de una gran profundidad. Lector en diversos idiomas, con una enorme curiosidad que le permitía moverse con gran facilidad en el derecho comparado, no para hacer de él un uso culterano y superficial (un mal uso), sino para detectar las corrientes profundas y las razones que las hacen emerger para dar soluciones a problemas más o menos comunes en los diversos sistemas nacionales. Sus obras sobre derecho procesal o sobre la materia concursal son, y seguirán siendo por mucho tiempo, imprescindibles. Obras de referencia entre las que puede destacarse Los privilegios del crédito salarial, publicado allá por 1984, que había sido presentada como tesis doctoral que, como no podía ser de otro modo, mereció los máximos honores y el respeto y admiración de toda la comunidad académica.

Bartolomé Ríos fue el primer profesor honorario de la Universidad de CastillaLa Mancha, una joven universidad a la que profesó un gran afecto y a la que generosamente regalaba su saber prestándose a participar en cuantas actividades era solicitado, y no fueron pocas, enriqueciendo con su magisterio a una amplia comunidad laboralista congregada en torno a los seminarios, jornadas o cursos organizados en el campus de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA