Relevancia del traslado al extranjero de la madre que tiene la guarda y custodia de los hijos

Autor:María Isabel de la Iglesia monje
Cargo:Profesora Contratada Doctora Derecho Civil UCM
Páginas:1270-1273
RESUMEN

La atribución de la custodia exclusiva de un menor a uno de sus progenitores no confiere al progenitor custodio la facultad de decidir su traslado de residencia sino que necesitará del previo consentimiento del no custodio o, en su defecto, de la supletoria autorización judicial. Continuidad en la atribución de la guarda y custodia de los hijos a la madre,... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 1270

I Permanencia de la atribución de la guarda y custodia de la madre de los hijos tras su traslado con ellos a Estados Unidos

El problema que se nos presenta1 en el presente estudio se centra en la continuación o no de la atribución de la guarda y custodia de la madre de losPage 1271hijos comunes, en el supuesto de que ésta decida trasladarse a vivir con ellos a Estados Unidos.

El juzgador parte de la base de que la madre es libre de establecer su residencia donde estime oportuno y no procede autorizarla o no a residir en Estados Unidos . Pero no hay que olvidar que aunque es libre de fijar su residencia, por lo que a la misma se refiere, no así respecto de los hijos. Pues la decisión que se adopte redundará necesariamente en la situación personal de los menores, y, en consecuencia, en sus relaciones con su padre, que son de fundamental importancia para el desarrollo de los mismos y sus propios deseos de mantener un extenso régimen de visitas.

Todo ello partiendo del hecho de que la atribución de la custodia exclusiva de un menor a uno de sus progenitores, no confiere al progenitor custodio la facultad de decidir un traslado de residencia de los menores que les aparten de su entorno habitual, sino que necesitará del previo consentimiento del no custodio o, en su defecto, de la supletoria autorización judicial.

Para decidir la custodia de los menores y su residencia con la madre en el extranjero, tres son los aspectos a considerar:

• vinculación afectiva y proximidad de los hijos con cada progenitor,

• visión de los menores en cuanto al cambio de residencia, y

• razonabilidad de ese cambio (por oposición a decisión caprichosa).

La vinculación afectiva de ambos menores es sustancialmente mayor hacia la madre que hacia el padre, quien cumple con sus funciones paternas correctamente y está capacitado para la custodia si fuera conveniente y así se estimase.

Tras el análisis y exploración psicológica de los menores se estima que los hijos están más unidos a la madre y a la nueva hija de ésta que a su padre y a su nueva pareja y sus dos hijos.

A favor del padre se señala en la sentencia que asumió la custodia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA