Causa de la tradición y el título de la usucapión en el vigente Derecho español

Autor:Bruno Rodríguez-Rosado
Cargo:Profesor Titular de Derecho Civil. Universidad de Málaga
Páginas:405-408
 
EXTRACTO GRATUITO

Juan Miquel, Causa de la tradición y el título de la usucapión en el vigente Derecho español, Publicaciones del Real Colegio de España, Bolonia, 2009, 344 págs.

Page 405

No es fácil recensionar esta obra de Juan MIQUEL. En primer lugar, por la propia categoría del autor, Catedrático de Derecho romano de la Universidad Pompeu Fabra, doctor en Derecho por las Universidades de Valencia, Bolonia y Munich, y uno de los mejores romanistas españoles contemporáneos. En segundo lugar, porque se trata de una obra póstuma, publicada pocos meses después de la inesperada muerte de su autor, si bien corregida por éste hasta su última versión. Y en tercer lugar porque, en cierto modo, se trata de la obra de su vida, que acompañó a Juan MIQUEL, como éste explica en sus palabras introductorias, a lo largo de todo su devenir académico, al menos desde los primeros años sesenta, y que acabó germinando en toda una serie de trabajos y obras menores.

La segunda de las razones aducidas bastaría para emitir un juicio positivo: de mortuis nihil nisi bonus dicandum est. Más aún si se la completa con las otras dos: ¿cómo valorar negativamente una obra de un romanista tan eximio como Juan MIQUEL y, en concreto, una obra que se califica en las palabras preliminares como «una parte esencial de la obra de una vida»? Parece que le bastarían al recensionista las razones aducidas para, prescindiendo de un examen ponderado de la obra en cuestión, emitir un rotundo juicio positivo de ella. No es fácil realizar la recensio de esta obra, porque más parece proceder la laudatio.

Pero me parece que, bien mirado, las tres razones apuntadas se invierten en este caso, exigiendo, más que exonerando, un juicio crítico y objetivo sobre la obra: por respeto a la memoria de ese gran romanista que ha sido Juan MIQUEL, y por respeto a una de las grandes obras de su vida. Creo, además, que ese juicio crítico sólo alcanzará objetividad plena si se enjuicia el libro «abstracción hecha» de las apuntadas razones que dificultaban la recensión: si se lee como se nos ofrece hoy en su versión original, firmado en mayo de 1962 por un joven opositor a cátedras a caballo entre Munich, Bolonia y Madrid. Una lectura así hecha, a modo de flashback cinematográfico, permite obtener razón cumplida de la autoritas de la que luego gozó Juan MIQUEL.

Dadas pues por válidas las razones de la recensión, conviene empezar con ésta. El libro, extenso, presenta varias partes. El núcleo central, como ya se haPage 406 apuntado, lo constituye un trabajo de Juan MIQUEL, fechado en 1962, que había permanecido inédito...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA