El trabajo social en el siglo XXI. Desafíos para la formación académica y profesional

Autor:Cristina De Robertis
Páginas:11-30
RESUMEN

En este prólogo presentamos el contexto internacional global desde el cual analizamos las realidades nacionales y locales. Primero una visión de dónde venimos, es decir este pasado que es nuestro y que condiciona, desde sus inicios, el surgimiento y el desarrollo de la profesión a nivel internacional. Luego se tratará del presente: cuál es el contexto socio político de este principio del siglo... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 11

Ver Nota1

1. El trabajo social una larga tradición internacional: entre local y global, entre nacional e internacional

Al final del siglo XIX, «la cuestión social» movilizó los países industrializados de Norte América y Europa y dará nacimiento al trabajo social que se profesionalizó progresivamente. Era época de grandes transformaciones técnicas y económicas, de éxodo rural y de miseria de los trabajadores de las fábricas que vivían en un medio urbano frecuentemente insalubre. La caridad y la filantropía resultaban insuficientes para endilgar las consecuencias sociales de dichos cambios en la población más vulnerable. En ese crisol surgieron las primeras

Page 12

experimentaciones de intervención social colectiva, los primeros servicios sociales y las primeras escuelas de formación (De Robertis, 2011)

Debemos notar que desde ese principio el trabajo social asume un carácter internacional real y muy concreto.

1.1. Las residencias sociales

En 1884 el pastor Samuel Barnet crea en Londres el primer "settlement" llamado Toynbee Hall. Dichos centros se proponían mejorar las condiciones de vida en los barrios pobres de la ciudad aportando cultura, compartiendo amistad. Los estudiantes voluntarios se dirigían, "iban hacia", los obreros de la industria con el deseo de compartir, aliviar sus dificultades y colmar carencias.

Muy rápidamente esta forma de trabajo colectivo se desarrolló en otros países que tomaron ejemplo de Inglaterra. En 1889, Jane Addams y Ellen Gates Star, fundan la primera residencia en la ciudad de Chicago, la Hull House. También, en Francia, en 1896 se crea en Paris la "Maison sociale de Popincourt", fundada por las pioneras del trabajo social francés: Jeanne Bassot y Apolline de Gourlet.

Estas creaciones fueron los antecedentes directos de los actuales centros sociales que implantados en los barrios obreros prosiguen con sus objetivos de animación, conocimiento y servicio a los habitantes de la zona. Están también al origen de los métodos de trabajo social con grupos y comunidades que fueron teorizados años después.

1.2. Primeros servicios

En los albores del siglo XX se crean numerosos servicios sociales en diversos países industrializados. El carácter de intercambio internacional al origen de dichas instituciones es poco conocido.

Así, el servicio social hospitalario se crea en los Estados Unidos. En 1905 el Dr. Cabot introduce una asistente social en el hospital. Esta experiencia positiva se propaga rápidamente a los principales hospitales del país. Este ejemplo atraviesa las fronteras e influye en la creación del servicio social hospitalario en Francia en un servicio de pediatría que el Dr. Carnot inaugura en 1921.

El servicio social de ayuda a los emigrantes también surgió de un trabajo internacional intenso. En los Estados Unidos y en Inglaterra los problemas migratorios eran importantes y diferentes servicios aportan ayuda a las personas inmigrantes. Una red internacional de protección de las jovencitas se crea y dará origen al movimiento de la YWCA (Young Women Christian Association). Este ejemplo será retomado en Francia donde en 1921 se crea en Marsella el Servicio social de ayuda a los emigrantes (SSAE) que luego se extenderá a todo el territorio nacional. El SSAE participa a una estructura internacional, creada en 1924, permanente que coordina las instituciones y servicios nacionales de ayuda a los migrantes.

Page 13

Otros ejemplos de servicios creados bajo una influencia internacional son también la protección de la infancia, el servicio social de empresas, etc. Así, la creación de servicios, su organización en redes, su financiamiento y la influencia de dichas experiencias muestran la dinámica de los lazos internacionales de este sector.

1.3. Teorización y difusión del conocimiento

Mary Ellen Richmond (1861 - 1928) hizo los primeros aportes teóricos al trabajo social. Ella creó en 1899 la primera escuela de servicio social en Nueva York, fue también secretaria general de la Charity Organization Society de Filadelfia.

Es autora de numerosos artículos, folletos y dos libros de repercusión mundial que fueron traducidos en varias lenguas. Dichos libros marcaron la construcción de lo social como campo profesional y tuvieron gran influencia en la enseñanza de los futuros trabajadores sociales.

El primero, intitulado "Social Diagnosis" (Richmond 1917) fue publicado hace 100 años. Se trata de un manual de 510 páginas. Durante muchos años, Mary Richmond juntó el material necesario a partir de legajos sobre las familias ayudadas por numerosos trabajadores sociales de servicios diferentes. Así pudo acumular 2800 situaciones de prácticas que va a analizar, clasificar, sistematizar para luego legarnos esta obra monumental.

El segundo libro es un clásico: "What is social Casework?" (Richmond 1922). Se trata de un libro de divulgación para un público más vasto. Este libro publicado en 1922 irrigó la formación naciente al trabajo social. En él la autora define lo que es el trabajo social con "casos" a partir de monográficos de trabajo de profesionales de la época.

Mary Richmond fue la primera, pero no la última teórica del trabajo social. Son numerosos los autores que, de un continente al otro, han contribuido a enriquecer la teorización del trabajo social.

1.4. La Primera Conferencia internacional de servicio social

Muy rápidamente el trabajo social creo estructuras internacionales de intercambio y de estudio. Durante los 20 años que siguieron la Io guerra mundial, los intercambios se organizan y se institucionalizan (Pascal 2014). Es emblemática la Primera Conferencia internacional de servicio social que se reunió en Paris, del 8 al 13 de julio 1928. Estuvieron representados en ella 42 países, asistieron 2481 congresistas de horizontes muy diversos.

El tema de esta conferencia era "El servicio social de casos individuales" y tomó apoyo en los escritos de Mary Richmond. Su objetivo era de "facilitar el establecimiento de relaciones personales, contribuir a la difusión de informaciones, permitir el intercambio de puntos de vista entre los trabajadores sociales del mundo entero" (Premiére conférence, 1928). La apuesta del congreso era de afirmar la identidad de una profesión naciente y de producir una definición del servicio social que fuera aceptada por todos. Estos objetivos fueron logrados,

Page 14

las actas, publicadas en tres grandes tomos, cuentan 2500 páginas que llegaron hasta nosotros.

2. Principios del siglo XXI: un nuevo contexto socio-político crea nuevas exigencias de formación al trabajo social

En el presente, el trabajo social se ve impactado por las evoluciones económicas, políticas y sociales de una sociedad en mutación. Los cambios son profundos y acelerados, las nuevas corrientes teóricas cuestionan la práctica, la pérdida de sentido, de rumbo, introduce nuevos interrogantes éticos.

2.1. Un nuevo contexto socio-político

Hoy, haciendo un paralelo con la época de la revolución industrial, se habla de una «nueva cuestión social» para indicar el proceso de transformación económica que acarrea el retroceso social que viven algunos países. El reparto mercantil del mundo, la prioridad del "mercado" y de los intereses de los accionarios, la economía que se vuelve hacia la financia y no hacia la producción de bienes útiles, son el telón de fondo del nuevo capitalismo financiero que extiende su poder al mundo entero, es lo que llaman la "globalización".

Esta economía mundializada produce el ascenso de una ideología individualista que atomiza las personas desconectándolas de sus lazos y protecciones colectivas, asistimos a la pérdida progresiva de las conquistas sociales históricas y a la erosión del Estado de Bienestar Social. Aún más, dicha ideología tiende a considerar las personas responsables, e incluso culpables, de su situación; lo cual es "agregar el insulto al mal" (CSTS, 2014, p. 96).

En los países "desarrollados", la transformación de los modos de producción ha introducido la robotización y la automatización del trabajo. Esto libera al ser humano de tareas penosas o repetitivas, pero a su vez ocasiona desempleo, precariedad, merma de recursos, pérdida de derechos colectivos y sociales.

El avance tecnológico de las modalidades de comunicación e información, ha puesto al alcance de todos (o casi) los elementos esenciales de conocimiento. El pensamiento es guiado por el flujo de información cuyos contenidos son incontrolables. Este fenómeno es a la vez un progreso importante dada la rapidez de comunicación facilitada por Internet, pero asimismo un nuevo resorte de homogeneización cultural y de marcos de pensamiento preestablecidos. Lo que se gana por un lado se paga por el otro.

Además, las ciencias biológicas y la medicina también han hecho progresos enormes que permiten prolongar la esperanza de vida, no siempre en buenas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA