Trabajo ideal

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Se trata de una trabajadora a la que no se le ha dado ocupación efectiva desde enero de este año, (no tenia que ir a trabajar), si bien se le ha estado pagando la nómina sin documento escrito que reconozca tal situación y a la que este último mes de marzo, a final de mes como es habitual ya no se le ha abonado la nómina. La pregunta es sobre si es causa suficiente para extinguir el contrato,... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

La situación expuesta en la consulta es ciertamente delicada. En principio, tal y como se expone, habría que pensar que nos encontramos ante una situación de incumplimiento de sus obligaciones por parte del empresario, consistente en el hecho de no facilitar ocupación efectiva a la trabajadora, a lo que en el último mes se ha unido el hecho de que tampoco se le ha abonado su salario. Siendo ello así, la reacción de la trabajadora debiera ser la de presentar una demanda de extinción de la relación laboral por voluntad del trabajador, basada en incumplimientos empresariales, del art. 50 del ET. En ella, la causa fundamental de extinción, o el incumplimiento relevante, es el de no facilitar ocupación efectiva, ya que el impago de un sólo mes, se considera insuficiente a estos efectos.

La presentación de una demanda de este tipo no tiene fijado un plazo concreto, ya que lo relevante es que mientras se tramita el proceso y hasta que se dicta sentencia firme, debe subsistir la relación laboral, por lo que el único plazo sería el de un año desde que se haya producido el incumplimiento que se va a denunciar.

Ahora bien, si decíamos inicialmente que la situación expuesta en la consulta es delicada, es porque se pueden plantear otros problemas derivados de hecho de que la trabajadora no esté trabajando e incluso no esté yendo a trabajar, dado que según deducimos de la consulta, no existe ningún documento que le autorice a no ir a trabajar, sino que, deducimos que no va a trabajar por la simple conveniencia de la empresa, expresada verbalmente. Esta situación es peligrosa para un trabajador –salvo que tenga un documento que justifique su no asistencia al trabajo, o la manera de demostrar plenamente que ha sido la empresa la que le ha dispensado de ir a trabajar-, ya que la empresa siempre puede pretender alegar que la trabajadora no ha ido a trabajar por propia voluntad, y que por lo tanto, hay motivos para despedirla, o para considerar que ha causado baja voluntaria. La situación es posiblemente más delicada si resulta que además en el último mes, no se le ha abonado el salario, ya que mientras se le ha ido abonando el salario, la trabajadora siempre puede demostrar, precisamente con el pago de la nómina, que su relación laboral permanece subsistente para la empresa. A partir de que le han dejado de pagar el salario, podríamos decir que su situación es de mayor riesgo. Por otra parte, la presentación de una demanda de despido tácito conjuntamente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA