Tipos de organizaciones y conflictos, en general y en particular

Autor:Franco Conforti
Páginas:19-51
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 19

Estructuras organizacionales

Vaya por delante mi propuesta para delimitar del concepto de Organización1 de la siguiente forma:

«Las Organizaciones son sistemas que combinan por un lado la tradición comunitaria en la que se imbrican y por otro el espíritu emprendedor del mundo de los negocios, generando como resultado un sentido y propósito propios donde las personas se comprometan con ella.» (Conforti, 2012a: 53).

Y es que, como veremos a continuación, la aparente simplicidad del tema no se corresponde con la complejidad de la labor para elaborar una definición unívoca y omnicomprensiva de la gran cantidad de formas de organizaciones que nos podemos encontrar.

Desde que el hombre se organizó para conformar una familia, un grupo, una tribu, una sociedad, las formas de las Organizaciones no han parado de desarrollarse y evolucionar.

La vida en sociedad nos somete a una amplia y rica variedad de fenómenos de tipo político, económico, religioso, social, psicológico, jurídico, etc., y todos ellos siempre están enmarcados en el contexto de la Organización y, por norma general, los vemos e identificamos con partidos políticos, ministerios, empresas, órdenes religiosas, equipos deportivos, poderes del estado, etc.

Visto así, toda interacción social está influenciada por la dinámica y desarrollo de las Organizaciones, y será a través de las Organizaciones que las personas individualmente consideradas puedan lograr su realización, alcanzar sus metas formativas, económicas, profesionales, políticas, etc.

El concepto de Organización es dinámico y evoluciona con el ser humano.

Page 20

Con sus innumerables ventajas y desventajas, lo cierto es que el aporte de las Organizaciones a la sociedad deviene incuestionable.

Los intentos por anotar todas las denominaciones que de una u otra forma responden al concepto de Organización han, como mucho, logrado confirmar el alto grado de heterogeneidad que el concepto alberga (Camisassa, 2005: 32-34).

Delimitar el concepto de Organización no es en absoluto sencillo. Sucede que la Organización como objeto de estudio se crea, desarrolla, subsiste y/o fenece en diferentes circunstancias de tiempo y lugar, lo que hace que sus características no sean nada comunes, es decir, no guarden ninguna similitud con las definiciones practicadas pocos años antes, lo que a su vez explica por qué una teoría o modo de concebir a la Organización predomina por sobre las restantes en una determinada época.

Una primera conclusión es que el concepto de Organización va cambiando con el desarrollo y evolución histórica de la sociedad, y como ejemplo de ello se pueden citar, cuanto menos, tres paradigmas distintos (Castro Aguilera, 2005: 65):

a) El paradigma racional, bajo el cual la Organización es considerada un sistema cerrado, estable y altamente estructurado que necesita control y planificación.

b) Desde el paradigma técnico, social y económico, la Organización incrementa su ambigüedad y complejidad al extender sus acciones a todos los sectores de la actividad de los individuos elevando su nivel de vida.

c) Actualmente, las Organizaciones se conciben como «arenas políticas» o «anarquías organizadas» (Rodríguez Fernández, 2001: 55) debido a la intensidad en el grado de incertidumbre interna y externa que en ellas reina.

Andrés Rodríguez Fernández enumera las siguientes características:

a) Un sistema psicológico, social y técnico en permanente proceso de cambio.

b) Un ecosistema que desarrolla su actividad en continua interacción

con el entorno.

c) Una fuente de satisfacción e insatisfacción para los miembros que la constituyen.

d) La imagen más vigorosa y con mayor presencia en nuestra sociedad.

Parece ya más que evidente que cualquier definición que se pretenda dar del término Organización ha de estar formulada en lenguaje interdisciplinar y ser lo suficientemente ecléctica como para incorporar conceptos de la sociología, economía, derecho, teoría general de sistemas y ciencia política, entre otras.

Page 21

Una primera aproximación al concepto Organización podría ser concebida como un sistema en permanente cambio que crea un ecosistema al interactuar con su entorno para intentar alcanzar la satisfacción de sus miembros (Conforti, 2012a: 10-11).

Pasemos a ver los diversos tipos y estructuras de las Organizaciones.

Dos tipos de Organización que se representan en dos tipos de estructuras muy diferentes entre sí:

a) La Organización Formal (representada a través de organigramas y asociada a la idea de verticalidad): diseñada y estructurada sobre la base de ciertos criterios de racionalidad. Tiene un objetivo común, se establecen canales de comunicación, alguna vinculación jurídica, se delimitan la autoridad, las funciones y la forma de actuar para que sea cooperativa, convergente y sinérgica.

Su estructura es de tipo claramente formal, es decir, que consiste en un tipo específico de diseño previsto por la dirección.

Existen en esta estructura dos tipos de mando, a saber:

i) jerárquico y ii) funcional; y al mismo tiempo dos clases de relacionamientos 1) lineal o relación de autoridad –aquel que contribuye al logro de los objetivos de la Organización– y 2) staff o relación de asesoramiento –aquel que apoya al personal de línea–.

b) La Organización Informal (representada a través de sociogramas y asociada a la idea de horizontalidad): surge de forma espontánea a partir de la Organización Formal, no tiene una estructura definida e institucionalizada, dependerá de las acciones a desarrollar en un momento determinado y de quienes quieran participar en ella. Aquí no existen objetivos comunes explícitos, sus miembros pueden pertenecer a distintos niveles y áreas funcionales.

Su estructura es de tipo informal, es decir, aquella que se corresponde con el funcionamiento real de la Organización. Se puede representar por vía de la observación infiriéndola del comportamiento real, es decir, siempre será por vía indirecta.

Aunque en toda Organización coexisten ambas estructuras, es de destacar la relación directa entre el tamaño de la Organización y la necesidad de fortalecer la estructura formal, ya que de ella depende el control de las actividades, los comportamientos y la evaluación de resultados.

Page 22

Es a través de la estructura como se establece el poder formal dentro de una Organización, además de informar a propios y extraños de cómo es el modelo de comunicación que se sigue y sobre la forma en que se controla o ejerce el control de la Organización; la estructura va a marcar no sólo los canales de comunicación y control internos y externos, sino también los roles de cada uno de sus integrantes (sea que hablemos de personal de línea como de staff), autoridad, responsabilidad y eficacia de la Organización.

Sin descartar nuevos tipos de estructuras, es dable destacar las tradicionales (Rodríguez Fernández,2001: 64-69):

a) Estructura jerárquica y funcional.

b) Estructura en función del producto o del proyecto.

c) Estructura matriz y teoría general de sistemas.

Sin perjuicio de lo expuesto hasta aquí en cuanto a los tipos de Organización y estructuras de la misma, no debemos cometer el error de crearnos la imagen de Organización como si de una maquinaria se tratase, es decir, de un grupo de individuos aislados, sin motivaciones propias, en actitud pasiva y con limitado o nulo protagonismo ya que «ignorarlas es una garantía de fracaso» (Casado, 2001: 14).

Las Organizaciones no son necesariamente una máquina piramidal en la que todo se mueve por órdenes, cadenas de mando y/u obediencia debida; en realidad son una mezcla de los tipos formal e informal que he descrito anteriormente, y ello equivale a decir que «...en las Organizaciones las personas no hacen lo que sus jefes les dicen que hagan, sino más bien lo que sus jefes hacen. Los motores de la acción no están en la obediencia, sino en el significado; la gente hace aquello a lo que le encuentra sentido.» y por ello es que «[ ] la Organización puede ser considerada como un conjunto de redes interpersonales productoras de sentido y generadoras de conocimiento, una constelación de comunidades de práctica. (Wenger, 1998)» (Gore, 2010: 19).

En mi opinión, las Organizaciones han de ser vistas como un organismo vivo que, entre otros bienes, producen y generan conocimiento, están en un flujo permanente, como si la supervivencia misma de la Organización dependiera de ese cambio y evolución que se debe dar de forma continua.

William L. Ury, en la presentación del libro Diseño de sistemas para enfrentar conflictos: una guía para crear Organizaciones productivas y sanas, dice: «Finalmente, se necesita poner en marcha un conjunto de procedimientos que puedan manejar no sólo una disputa aislada sino también el cúmulo de disputas que surgen en cualquier Organización o en las relaciones entre Organizaciones. Dicho de otro modo, tiene mucho valor adoptar un enfoque sistémico.» (Constantino, 1997: 24) y entonces, si vemos a la Organización desde un enfoque sistémico por el cual generan un cír-

Page 23

culo virtuoso en el que se debe cambiar, planificar, aprender y volver a cambiar para así recomenzar el ciclo (Herrscher, 2007), la Organización se definirá a sí misma a través del trabajo y compromiso que la gente asume al construir ese algo que valora (Senge, 2004).

A modo de segunda aproximación al concepto de Organización, se puede decir que son sistemas que tienen su propio sentido y propósito, donde las personas pueden y deberían comprometerse con ella.

Me...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA