El tipo impositivo

Autor:Carlos Marín Lama
Cargo del Autor:Abogado. Profesor, Universidad de Barcelona
Páginas:103-124
RESUMEN

IVA / El tipo impositivo / Devolución de la diferencia de tipos aplicables / Autopromoción de vivienda habitual. IVA / El tipo impositivo / Obras de rehabilitación y reparación / Tipo impositivo aplicable. IVA / El tipo impositivo / Adquisición de vivienda con garaje y trastero / Aplicación del tipo impositivo reducido. IVA / El tipo impositivo / Tipo reducido / Ejecuciones de obra / Viviendas /... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 103

DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS

Resolución de 30 de abril de 2009

Nº Consulta Vinculante: V0936/2009

IVA / El tipo impositivo / Devolución de la diferencia de tipos aplicables / Autopromoción de vivienda habitual

SUMARIO:

Autopromoción de una vivienda que va a constituir la futura vivienda habitual del consultante. El consultante va a contratar los servicios de varias personas diferentes para la construcción de la vivienda.

El consultante adquiere diversos materiales para la citada construcción (baldosas, azulejos, sanitarios, grifería, etc.)

Posibilidad de obtener la devolución de la diferencia de tipos aplicables derivada de que los materiales los aporte el consultante o quien ejecuta la obra.

PRECEPTOS:

Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido; arts. 90 Uno y 91 Uno 3.1

Descripción sucinta de los hechos

Autopromoción de una vivienda que va a constituir la futura vivienda habitual del consultante. El consultante va a contratar los servicios de varias personas diferentes para la construcción de la vivienda.

El consultante adquiere diversos materiales para la citada construcción (baldosas, azulejos, sanitarios, grifería, etc.). Page 104

Cuestión planteada

- Tipo impositivo aplicable.

- Posibilidad de obtener la devolución de la diferencia de tipos aplicables derivada de que los materiales los aporte el consultante o quien ejecuta la obra.

Contestación

  1. De acuerdo con lo establecido en el artículo 90, apartado uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE del 29 de diciembre) el citado tributo se exigirá al tipo impositivo del 16 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo 91 siguiente.

    El artículo 91, apartado Uno.3, número 1.º, de la citada Ley determina que se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a «las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificaciones o partes de las mismas destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, garajes, instalaciones y servicios complementarios en ellos situados.

    Se considerarán destinadas principalmente a viviendas las edificaciones en las que al menos el 50 por ciento de la superficie construida se destine a dicha utilización».

    Según los criterios interpretativos del mencionado precepto legal, recogidos en la doctrina de esta Dirección General, la aplicación del tipo reducido del 7 por ciento procederá cuando:

    1. Las operaciones realizadas tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra.

    2. Dichas operaciones sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista.

      La expresión «directamente formalizados» debe considerarse equivalente a «directamente concertados» entre el promotor y el contratista, cualquiera que sea la forma oral o escrita de los contratos celebrados.

      A los efectos de este Impuesto, se considerará promotor de edificaciones el propietario de inmuebles que construyó (promotor-constructor) o contrató la construcción (promotor) de los mismos para destinarlos a la venta, el alquiler o el uso propio.

    3. Dichas ejecuciones de obra tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificios destinados fundamentalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, instalaciones y servicios complementarios en ella situados.

    4. Las referidas ejecuciones de obra consistan materialmente en la construcción o rehabilitación, al menos parcial, de los citados edificios o en instalaciones realizadas directamente en los mismos por el sujeto pasivo que las efectúe.

      En consecuencia, las ejecuciones de obra concertadas directamente entre el promotor y el contratista, que tienen por objeto la construcción de una vivienda promovida por el primero para uso propio, tributan al tipo reducido del 7 por ciento. El tipo reducido se aplica con independencia de que el promotor concierte la total construcción con un solo empresario o concierte la realización con varios empresarios realizando cada uno de ellos una parte de la obra según su especialidad.

      No obstante las ejecuciones de obra realizadas por subcontratistas para otros contratistas que a su vez contraten con el promotor tributarán por el Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo del 16 por ciento. Page 105

  2. Por otra parte, en lo referente al tipo impositivo aplicable a la entrega de materiales para la citada autoconstrucción cabe señalar lo siguiente:

    El tipo impositivo aplicable a las ejecuciones de obra con aportación de materiales realizadas por los contratistas, que tienen por objeto la construcción de la vivienda promovida por el consultante, es el tipo reducido del 7 por ciento previsto en el artículo 91.Uno.3.1.º de la Ley 37/1992, tanto si es sólo un empresario el que realiza la totalidad de la obra de construcción de la edificación, como en el caso en que concurran varios empresarios realizando cada uno de ellos una parte de la obra según su especialidad.

    Sin embargo la entrega de materiales de construcción efectuada directamente por los proveedores al promotor de la vivienda (el consultante) tributará al tipo general del 16 por ciento.

  3. Debe señalarse, por último, que el consultante no es empresario o profesional por lo que el Impuesto sobre el Valor Añadido que le sea repercutido tanto por la ejecución de obra para la construcción de su vivienda como por la adquisición de materiales de construcción no le resultará deducible en cuantía alguna.

  4. Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

    DIRECCIÓN GENERAL DE TRIBUTOS

    Resolución de 22 de abril de 2009

    Nº Consulta Vinculante: V0841/2009

IVA / El tipo impositivo / Obras de rehabilitación y reparación / Tipo impositivo aplicable

SUMARIO:

Una comunidad de propietarios efectúa obras de rehabilitación y reparación en un edificio de viviendas en uso, consistentes en el recalce mediante micropilotes y obras auxiliares de albañilería. El coste de las obras está cubierto por una compañía aseguradora.

Tipo impositivo aplicable a dichas obras.

PRECEPTOS:

Ley 37/1992, del Impuesto sobre el Valor Añadido; arts. 90 Uno, 91 Uno 2.15 y 91 Uno 3.1

Descripción sucinta de los hechos

Una comunidad de propietarios efectúa obras de rehabilitación y reparación en un edificio de viviendas en uso, consistentes en el recalce mediante micropilotes y obras auxiliares de albañilería. El coste de las obras está cubierto por una compañía aseguradora.

Cuestión planteada

Tipo impositivo aplicable a dichas obras.

Contestación Page 106

  1. De acuerdo con lo establecido en el artículo 90, apartado uno, de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (Boletín Oficial del Estado del 29), el citado tributo se exigirá al tipo impositivo del 16 por ciento, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.

    El artículo 91, apartado uno.3, número 1.º de la citada Ley, determina que se aplicará el tipo impositivo del 7 por ciento a:

    Las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de edificaciones o partes de las mismas destinadas principalmente a viviendas, incluidos los locales, anejos, garajes, instalaciones y servicios complementarios en ellos situados.

    Se considerarán destinadas principalmente a viviendas las edificaciones en las que al menos el 50 por ciento de la superficie construida se destine a dicha utilización.

    En cuanto al concepto de obras de rehabilitación, el número 22.º del apartado uno del artículo 20 de la misma Ley dispone que, a los efectos de esta Ley, «las obras de rehabilitación de edificaciones son las que tienen por objeto principal la reconstrucción de las mismas mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda del 25 por ciento del precio de adquisición si se hubiese efectuado durante los dos años inmediatamente anteriores al inicio de las obras de rehabilitación o, en otro caso, del valor de mercado que tuviera la edificación o parte de la misma en el momento de dicho inicio. A estos efectos, se descontará del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación la parte proporcional correspondiente al suelo».

    La no inclusión del valor del terreno en el que está enclavada la edificación dentro del precio de adquisición o del valor previo de la edificación a que se refiere la ley es consecuencia de la nueva redacción que el Real Decreto-ley 2/2008, de 21 de abril, de medidas de impulso a la actividad económica, ha dado al artículo 20.Uno.22.º de la Ley 37/1992. Con ello se amplía el concepto de rehabilitación, que deja de ser tan restrictivo, con el fin de aumentar el número de edificios cuya entrega se equiparará a las entregas de edificios nuevos, respondiendo de manera más cercana a la consideración urbanística de los mismos.

    Se dispone, igualmente, un régimen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA