A tener en cuenta

 
EXTRACTO GRATUITO

Las fusiones transnacionales entre bancos europeos no son todavía atractivas para las entidades. Al menos así lo vaticina la agencia de calificación Moody’s en el último informe sobre perspectivas de la banca europea. La firma incluye a las dos grandes entidades españolas, BSCH y BBVA, entre el grupo que considera como ganadores globales.

El informe, presentado recientemente en Madrid por Sam Theodore, director general y coordinador global de banca de Moody’s, apunta que las únicas fusiones transnacionales que se han producido hasta ahora han sido regionales: en los países nórdicos (Danske), Benelux (ING-BBL, Fortis) o la Península Ibérica (BSCH-Totta). La única integración que se ha saltado esa barrera ha sido la del británico HSBC con el francés CCF.

Según la agencia, las fusiones paneuropeas tienen menos atractivo que las nacionales por tres razones básicas: permiten menores sinergias y, por tanto, menores mejoras de eficiencia; la posibilidad de hacer venta cruzadas de productos es menor; y las diferencias culturales y políticas hacen más difícil actuaciones de gestión fuertes.

Moody’s alude, entre otros, a dos motivos para realizar fusiones nacionales: mejor situación para abordar las fuertes inversiones necesarias en tecnología y en capital intelectual, y las mayores necesidades de capital y sistemas para el control de riesgos ante la sofisticación de la operación crediticia.

El informe identifica algunas fusiones que se han producido en Europa y que han logrado sus objetivos de ejecución: BSCH, BBVA, Royal Bank of Scotland, Danske, UniCredito y San Paolo IMI. Pero también señala otras en las que la ejecución no ha sido tan completa: UBS, HypoVereinbank...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA