La tecnología móvil todavía no ha revolucionado el sector bancario

Páginas:22-23
RESUMEN

La falta de imaginación de los gerentes bancarios ha hecho que las grandes novedades en aplicación de tecnología móvil provengan de agentes independientes. De hecho, el mayor sistema de pago por móvil en Estados Unidos no lo implementa ningún banco, sino Starbucks.

 
EXTRACTO GRATUITO
MARZO 2012 NUEVA BANCA
© La reproducción de este documento es ilegal.
Y en el mismo sentido se manifestó Muriel quien
considera que "No se trata de usar tecnologías, sino
de saber las entidades financieras qué es lo que
quiere el cliente". Para Dans, "hay demasiados
anclajes en la operativa bancaria que condicionan la
innovación" y eso es lo que tiene que cambiar.
B
B
BA
A
AN
N
NC
C
CA
A
A
M
M
MÓ
Ó
ÓV
V
VI
I
IL
L
L
La tecnología móvil todavía no ha revolucionado
el sector bancario
La falta de imaginación de los gerentes bancarios ha hecho que las grandes novedades en aplicación de
tecnología móvil provengan de agentes independientes. De hecho, el mayor sistema de pago por móvil en
Estados Unidos no lo implementa ningún banco, sino Starbucks.
Desde que los chinos comenzaron a usar un tipo de
moneda hace 3000 años que las diferentes
sociedades han tratado de convertir a la vieja
moneda, pesada, a otra forma más portátil, durable
y divisible. A lo largo del tiempo, de hecho, aquella
moneda se fue volviendo menos tangible y más
simbólica: el oro dio paso al papel y el papel a cifras
en una pantalla.
Falta imaginación
La proliferación de la comunicación digital significa
que hoy se pueden organizar con velocidad las
diferentes cuentas de una persona a través de
telefonía móvil, mostrando una tarjeta de crédito o
revisando la información por Internet. Pero más allá
de la velocidad de las transacciones, las cosas no
han cambiado mucho desde la época antigua.
A pesar de la comodidad de la banca electrónica, los
servicios que se encuentran en cualquier portal son
los mismos que se ofrecen en las sucursales de los
bancos. La realidad es que la falta de imaginación
de gerentes bancarios está dejando el terreno libre
a los especialistas en crear interfases de usuario y
gestión de consumidores.
Los ejemplos abundan: Mint.com, que centraliza
toda la información de las diferentes cuentas en un
solo lugar, y Simple.com, una alternativa al online
banking que ofrece tarifas bajas y un mejor servicio
al cliente.
Complicaciones innecesarias
El pago a través de los móviles es, mientras tanto,
una complicación innecesaria. Lo atractivo es que
ofrece contacto cotidiano con la información
financiera y la posibilidad, en el caso de los
teléfonos inteligentes, de pagar por los productos
sin tener que recurrir a una tarjeta de crédito.
Tampoco fueron los bancos quienes comenzaron a
desarrollar esta tecnología. Google, con su Wallet,
piensa que el pago móvil ofrecerá más datos sobre
el usuario; Apple desarrolló un ecosistema de
aplicaciones y PayPal ve claramente la oportunidad
de conectar un número de teléfono con las cuentas
de sus usuarios. De hecho, el mayor sistema de
pago por móvil en Estados Unidos hoy no le
corresponde a ningún banco sino a Starbucks.
Hoy el historial de crédito se basa en información
personal pero en el futuro se podría completar con
información de redes sociales. Lenddo.com trata de
hacer exactamente eso a través de un “gráfico
social”: se suman puntos cuando, por ejemplo, un
amigo se ofrece de garante vía Internet. A gran
escala, un sistema transparente como el de Google
se podría usar para monitorear el comportamiento
de entidades financieras grandes.
Lo que no quieren hacer los nuevos jugadores del
sistema es manejar el dinero de los clientes. Para
eso están los bancos y sus redes de cajeros
22

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA