MAS SOLENCH, Josep M.: Ferràn Valls i Taberner. Jurista, historiador i polític

Autor:Josep Serrano Daura
Páginas:760-762
 
EXTRACTO GRATUITO

MAS SOLENCH, Josep M.: Ferràn Valls i Taberner. Jurista, historiador i polític, Proa, Barcelona, 2002, 280 pp.

Page 760

Acaba de aparecer una extensa y amplia biografía de Ferràn Valls i Taberner (1888- 1942), realizada por Josep M. Mas i Solench, prestigioso jurista e historiador, actualmente presidente de la Societat d`Estudis Jurídics, filial del Institut d`Estudis Catalans, Page 761 y gran conocedor de la vida y obra de Valls. El libro está prologado por el también reputado historiador catalán Dr. Josep M. Solé i Sabaté.

Mas realiza una exhaustiva relación biográfica del personaje, desde su nacimiento, su infancia, sus estudios, su licenciatura y su doctorado en Madrid y su relación con Eduardo de Hinojosa y Ramón Menéndez Pidal, su estancia becada en París, su matrimonio, su primer empleo y los sucesivos, etc. El autor sitúa con detalle y muy meritoriamente cada uno de esos momentos importantes de la vida de su homenajeado en el contexto político y social general de España y Cataluña en el que se producen. Y así se describe la Cataluña de esos años de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, la de la Renaixença, la Mancomunitat de Catalunya, del Institut d`Estudis Catalans, etc. Valls es un entusiasta seguidor y estrecho colaborador de todas estas iniciativas. Se adhiere a distintas formaciones políticas y culturales desde su juventud, incorporándose a la Lliga Regionalista, con voluntad de servicio para su país, su cultura y su lengua.

En medio de estos avatares, Valls obtiene sus dos doctorados: el de Derecho en 1911, con una tesis sobre las Costumbres de Lleida y su autor el jurista y cónsul de la ciudad, Guillem Botet; y en 1913 el de Historia, con otro excelente trabajo sobre los abogados en Cataluña en la Edad Media.

Durante muchos años y hasta su muerte, Valls ejerce como Juez de Apelaciones del Principado de Andorra; diputado provincial desde 1921 hasta la disolución de la Diputación en 1924 por el general Primo de Rivera; el año 1922 obtiene la Cátedra de Historia de España de la Universidad de Murcia (creada en 1915), aunque obtiene la excedencia un año después para poder volver a Barcelona; en 1925 ejerce de archivero en Tarragona y de bibliotecario en el Colegio de Abogados de Barcelona; en 1926 sufre el destierro en Morella (en el Maestrazgo); seguirá en la política activa en los años sucesivos, ya en la II República, con otro exilio ahora en Roma, como en los primeros años del régimen franquista al que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA