Sociedades profesionales

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

En la Ley de Sociedades Profesionales se habla en el Art. 9º, 2º párrafo y en la disposición transitoria 4ª de la incompatibilidad. ¿Entienden Vds. que esta incompatibilidad también puede referirse, a que un socio profesional de una sociedad profesional no pueda estar dado de alta de IAE como profesional ejercicio libre y facture a su misma sociedad y a otras sociedades? ó, ¿entienden Vds.... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Entendemos, que la incompatibilidad a la que se refieren los artículos 9.2 y la Disposición Transitoria Cuarta de la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales, mencionados en su consulta, es la incompatibilidad para el ejercicio de la profesión que constituye el objeto de la sociedad. Es decir, por ejemplo, en el caso de la profesión de abogados, no podrá ser socio profesional de una sociedad profesional de abogados, quienes estén incursos en alguna de las incompatibilidades fijadas en el artículo 22, del Estatuto General de la Abogacía Española, aprobado por Real Decreto 658/2001, de 22 de junio, que dice que:

1. El ejercicio de la abogacía es incompatible con cualquier actividad que pueda suponer menosprecio de la libertad, la independencia o la dignidad que le son inherentes.

Asimismo, el abogado que realice al mismo tiempo cualquier otra actividad deberá abstenerse de realizar aquella que resulte incompatible con el correcto ejercicio de la abogacía, por suponer un conflicto de intereses que impida respetar los principios del correcto ejercicio contenidos en este Estatuto.

2. Asimismo, el ejercicio de la abogacía será absolutamente incompatible con:

El desempeño, en cualquier concepto, de cargos, funciones o empleos públicos en el Estado y en cualquiera de las Administraciones públicas, sean estatales, autonómicas, locales o institucionales, cuya propia normativa reguladora así lo especifique.

El ejercicio de la profesión de procurador, graduado social, agente de negocios, gestor administrativo y cualquiera otra cuya propia normativa reguladora así lo especifique.

El mantenimiento de vínculos profesionales con cargos o profesionales incompatibles con la abogacía que impidan el correcto ejercicio de la misma.

3. En todo caso, el abogado no podrá realizar actividad de auditoria de cuentas u otras que sean incompatibles con el correcto ejercicio de la abogacía simultáneamente para el mismo cliente o para quienes lo hubiesen sido en los tres años precedentes.

No se entenderá incompatible esta prestación si se realiza por personas jurídicas distintas y con Consejos de Administración diferentes.

Pero ello, no significa, según nuestro entender, que el socio profesional no pueda desempeñar, además, la profesión por cuenta propia. Esta incompatibilidad, no viene fijada ni por la Ley de Sociedades Profesionales ni por el referido Estatuto.

Deducimos, además, esta conclusión de la Exposición de Motivos de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA