Evaluación simplificada de la exposición por inhalación a agentes químicos

Autor:M.E. Sousa - M.T. Sánchez Cabo - J. Aguilar - M. Bernaola - V. Calvez - P. Rams - C. Tanarro - J.N. Tejedor
Cargo:Centro Nacional de Nuevas Tecnologías. INSHT.
Páginas:12-21
RESUMEN

Las metodologíasMtapUficadas no están planteadas para la evaluación exhaustiva de todas las situaciones en las que existe riesgo de exposición por inhalación de agentes químicos, sino que lo que se pretende con tas mismas, agrandes rasgos, es detectar cuándo ta exposición está claramente por encima o muy por debajo del valor límite ambiental Un este sentido, se presenta un procedimiento... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 12

Introducción

En los últimos años han aparecido un buen número de metodologías significadas, unas para evaluar el riesgo químico (1), bien sea por inhalación, bien sea por vía dérmica o incluso para evaluar otros aspectos más próximos a la seguridad en el manejo de agentes químicos (AQ), como puede ser el riesgo de incendio o explosión (1), y ºtfas Pará recomendar un grado u oto de protección colectiva (2, 3, 4). Entre estas últimas, la más conocida es el COSHH Essentials (2, 3) del Health and Safety Executive (HSE).

Existe una corriente establecida que parece opinar que, con la utilización de estos procedimientos simplificados, se puede evitar la toma de muestras y el posterior análisis de los AQ en el aire. Aunque tanto el Real Decreto 374/2QQ1 de AQ (5), como la norma europea EN 689 (6), que da unas pautas para la evaluación de la exposición por inhalación a AQ, contemplan la posibilidad de completar la evaluación sin necesidad de efectuar ninguna medición, en nuestra opinión, tan ilógico es pensar que síem pre va a ser necesaria la etapa de evaluación cuantitativa de la exposición, como pensar que estos procedimientos son capaces de finalizar siempre la evaluación de la exposición a AQ sin necesidad de realizar ninguna medición.

Es precisamente en una de las etapas para la evaluación propuesta en la norma citada anteriormente (6), concretamente en la etapa de estimación inicial, donde estos procedimientos simplificados encuentran su principal aplicación. Como establece dicha norma, en esa etapa se trata de decidir, sin efectuar ningún tipo de mediciones ambientales, si la exposición supera el valor limite o bien si la exposición se encuentra muy por debajo del valor límite. En ninguno de los dos casos habría que comprobar la veracidad de nuestras suposiciones mediante mediciones ambientales, sino que lo adecuado sería tomar medidas, sean del tipo que sean, que conduzcan a una disminución de los niveles de exposición en el primer caso y dar por concluida la evaluación en el segundo, elaborando el correspondiente informe justificativo.

Los procedimientos simplificados desarrollados hasta ahora consideran algu nas de las variables que influyen en la exposición del trabajador sin tener en cuenta el valor limite ambiental (VLA), que es el criterio de referencia que hay que considerar para evaluar el riesgo por inhalación. Desde nuestro punto de vista, es más correcto considerarlo como factor de corrección para establecer el nivel de riesgo, ya que parece obvio pensar que, a igualdad de otras variables, la facilidad para alcanzar una concentración en ambiente próxima al VLA es inversamente

Page 13

proporcional al valor numérico del mismo.

Algunos de nosotros comentábamos, .en un artfcub anterior (7), un procedimiento simplificado desarrollado por el Instituí National de Recherche et de Sécurité (INRS) (1). En este artículo presentamos un procedimiento simplificado para evaluar la exposición por inhalación a agentes químicos que, si bien tiene muchas similitudes con el comentado más arriba, presenta una serie de modificaciones que permiten evaluar más correctamente el riesgo.

Ventajas y limitaciones

Los métodos simplificados de evaluación presentan, en general, las siguientes ventajas:

· Sencilla comprensión y aplicación, ya que utilizan una información fácilmente obtenible y fiable.

· Aplicables a sustancias que no tienen establecido valor límite ambiental.

· Útiles para PYME

· Permiten seleccionar un pequeño gru · po de todos los agentes químicos inventariados con riesgo potencial significativo y abordar su estudio posterior de una forma más detallada.

· Pueden facilitar la elección del método a seguir cuando sea necesaria la determinación cuantitativa. Así, en el caso de haber seguido el método y de que sea necesario muestrear un agente pero del análisis de las condiciones se sospeche fundadamente que no está presente y, si b está, en cantidades no significativas, se puede emplear un método de lectura directa sin efectuar un muestreo personal o bien realizar mediciones en el caso más desfavorable (6).

Entre las limitaciones se pueden destacar:

· Pueden subestimar el riesgo cuando el AQ tiene un valor límite ambiental muy bajo, inferior a 0,1 mg/m3, ya que es fácil que se llegue a alcanzar en el ambiente una concentración próxima al valor de referencia, aunque su tendencia a pasar al ambiente sea baja.

· Pueden subestimar el riesgo cuando el AQ se presenta al mismo tiempo en forma de vapor y en forma de partículas.

· No son adecuados para valorar exposiciones pico,

· No sirven para evaluar la aditlvidad de efectos de agentes químicos.

· No consideran de un modo cuantitativo los tiempos de exposición.

· Mo indican cómo evaluar la vía dérmica.

· En caso de existir medidas de protección individual y colectiva, o no las consideran o no se evalúa, caso por caso, la eficacia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA