Barclays sigue líder y RBoS progresa en el mercado de los créditos sindicados

RESUMEN

Además de prestarse dinero entre sí en el mercado interbancario, los bancos pueden asociarse para prestar dinero a un tomador determinado, a través de lo que se llama un crédito o préstamo sindicado. La sindicación de créditos permite la distribución del crédito entre un número de bancos, con los que una empresa puede obtener más financiación y los bancos evitan destinar demasiados recursos en un ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Los créditos sindicados son el método más común de financiación de grandes importes a largo plazo. El banco que asume la responsabilidad de organizar el crédito, preparar los informes y la documentación necesaria y proponer la operación a otros bancos, es conocido como el banco líder ("lead bank") de la sindicación. Este banco puede compartir esa función con otro (que puede ocuparse, por ejemplo, de sindicarlo por países), con lo que ambos serán co-lideres ("co-leaders").

Miembros del sindicato

Los miembros del sindicato que se comprometen en firme a participar en el préstamo por una parte significativa del mismo, se conocen como "Grupo Asegurador", (en inglés " Unerwriting Group") y los demás, que desean participar en la colocación pero sin garantizar su compromiso, forman parte del "grupo colocador". Los anuncios de la colocación de estos préstamos hechos en la prensa financiera recogen los nombres de todos estos partícipes. Los préstamos sindicados no son negociables, con lo que los bancos mantienen el riesgo y la inversión en sus carteras hasta el vencimiento del préstamo, que puede ser de veinte años o más. Por ello, la documentación de los préstamos sindicados es muy precisa y puede imponer restricciones severas a los tomadores. Puesto que la gran mayoría de los préstamos sindicados son internacionales, el formato del contrato de préstamo es anglosajón.

Los importes mínimos para este tipo de operación típicamente son de 100 millones de euros y el contrato de crédito establece una serie de restricciones sobre el endeudamiento futuro del tomador del préstamo, así como las medidas que deberá tomar el sindicato en caso de mora. Los intereses se fijan normalmente en base flotante, con ajustes cada 90 días, y los plazos pueden ser de diez años o más. El tomador puede convertir esta financiación en otra con intereses fijos mediante un contrato de permuta de intereses ("interest rate swap"). El mercado de "swaps" de intereses se ha desarrollado mucho en la última década. Estos préstamos suelen tener también una "cláusula multidivisa", con lo que el tomador puede optar por obligarse a devolver una divisa diferente a la tomada en primer lugar, pagando los intereses en la nueva divisa. Esta facultad suele ser ilimitada en el tiempo del préstamo, pero sujeta a que se haga uso de ella en cualquier fecha de pago de intereses, que normalmente son trimestrales.

Aunque los créditos sindicados no son negociables, excepcionalmente, como, por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA