Sierra, A., La afectividad. Eslabon perdido de la educacion.

Autor:Nicuesa, Maite
 
EXTRACTO GRATUITO

SIERRA, A., La afectividad. Eslabón perdido de la educación, Eunsa, Pamplona, 2008, 200 pp.

Este libro tiene como objetivo fundamental orientar a padres y educadores a fomentar emociones sanas en la educación de niños y adolescentes. La obra gira en torno a la afectividad, que se estructura y se forma a partir del ambiente, las relaciones personales, los valores y la forma particular que cada quien tiene de vivir. El ser humano no solamente piensa; también siente interiormente. Es un ser con un mundo interior de una gran riqueza. A este respecto, este libro insiste en que existen vías distintas a la del sistema racionalista para educar. Curiosamente, pese al desarrollo y evolución de los medios técnicos en la educación, los profesores encuentran en los colegios un aumento de trastornos de atención, problemas de aprendizaje, autismo, disritmias cerebrales e hiperactividad. La medicina no conoce las causas exactas del incremento de dichos porcentajes. Sierra quiere saberlas.

El ambiente familiar es de suma importancia para el desarrollo del niño. A su edad, el pequeño toma a sus padres como modelo y referencia de perfección. Por tanto, cualquier conflicto que se dé en este ámbito repercute en su crecimiento de forma negativa. Estos conflictos pueden nacer por causas diversas: adicciones de cualquier tipo en alguno de los progenitores, padres quejumbrosos o infelices que contagian su insatisfacción vital a los más pequeños, una convivencia conyugal desafortunada y pesimista que hace difícil la vida diaria, amenaza continua de separación por parte de alguno de los conyuges, padres separados que suponen una fuente de discordia para los hijos ... Hay muchos niños que se culpan del divorcio de sus padres. Al haber tenido carencias afectivas en la infancia buscan desesperadamente el amor en la edad adulta, pero paradójicamente, son víctimas del escepticismo, y dudan de que puedan encontrarlo. Las causas que ejercen una influencia negativa sobre el desarrollo integral del niño son muchas, pero se citan solo para mostrar que en ocasiones los problemas dentro del aula tienen una causa exterior al propio colegio. Insiste así, en la importancia de que no sólo las madres se impliquen en el cuidado de sus hijos, sino que también lo hagan los padres ya desde el embarazo, pues es en ese mismo instante en el que un nuevo ser se abre a la vida, cuando el matrimonio se enfrenta a la aventura de la paternidad compartida.

Este libro propone una educación en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA