Sentencia del Tribunal Supremo de 7 de marzo de 2019 (Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección 5ª, Ponente: César Tolosa Tribiño)

Autor:Dra. Manuela Mora Ruiz
Cargo:Profesora Titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Huelva
Páginas:87-90
RESUMEN

Esta Sentencia resuelve el recurso contencioso-administrativo número 4092/2016, planteado por la Asociación Plataforma para la defensa del Río Castril Siglo XXI, contra el Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, por el que se aprueba la revisión de los Planes Hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Júcar, y de la parte Española ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
www.actualidadjuridicaambiental.com
87
Tribunal Supremo (TS)
Publicado en Actualidad Jurídica Ambiental el 4 de abril de 2019
Sentencia del Tribunal Supremo de 7 de marzo de 2019 (Sala de lo Contencioso
Administrativo, Sección 5ª, Ponente: César Tolosa Tribiño)
Autora: Dra. Manuela Mora Ruiz, Profesora Titular de Derecho Administrativo de la
Universidad de Huelva
Temas Clave: Planificación hidrológica; caudal mínimo; caudal ecológico
Resumen:
Esta Sentencia resuelve el recurso contencioso-administrativo número 4092/2016,
planteado por la Asociación Plataforma para la defensa del Río Castril Siglo XXI, contra el
Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, por el que se aprueba la revisión de los Planes
Hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Occidental, Guadalquivir,
Ceuta, Melilla, Segura y Júcar, y de la parte Española de las demarcaciones hidrográficas del
Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro, (BOE núm. 16 de 19 de
Enero). Es parte recurrida la Administración General del Estado.
La demandante solicita la nulidad radical del Real Decreto 1/2016, de 8 de enero,
argumentando la no adecuación a derecho de los siguientes preceptos: arts. 10 y 11, y
anexos; art.20; art. 22; apéndice 8.7.1, apéndice 14 del anexo VII (Disposiciones normativas
del Plan hidrológico de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir); y tabla 4 del anejo 5,
y 18 (Propuesta de reservas naturales fluviales del anejo de la memoria):
En primer lugar, se discute la adecuación de los caudales ecológicos señalados en los Planes
resultantes del Real Decreto al cumplimiento de objetivos ambientales derivados de
cuestiones como el valor del Río Castril. Argumenta la demandante que el Río, en su tramo
alto es Parque Natural y en su tramo medio se encuentra vinculado a la declaración futura
de Zona ZEC. Además, se plantea que los caudales son insuficientes, entendiendo que los
mismos “supondrían un impacto severo en el ecosistema fluvial, con graves consecuencias
para las especies que habitan el Río Castril” (F.J.6). El Tribunal Supremo analiza el marco
jurídico aplicable, poniendo el acento en la existencia de un equilibrio entre la satisfacción
de las demandas de agua y la consideración de los regímenes concesionales, de una parte, y
la necesidad de velar por el mantenimiento del caudal ecológico por otra (F.J.5). No
obstante, el Tribunal asume la posición del Abogado del Estado, en el sentido de que la
parte demandante no cuestiona el modo en que se han determinado los caudales, y que el
fundamento de la impugnación se encuentra en trabajos académicos o informes de parte
(F.J.6), desestimando el motivo de dicha impugnación, en la medida en que el contenido del
Plan, en tanto que manifestación de la potestad reglamentaria, no puede sustituirse por
valoraciones subjetivas de la parte o del propio Tribunal que controla la legalidad de la
actuación (F.J.7).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA