Una sentencia anula cinco productos bancarios del Santander

Páginas:14-14
RESUMEN

El Juzgado de Primaria Instancia número 3 de Santa Cruz de Tenerife ha anulado cinco productos bancarios del Santander, considerados de "alto riesgo", por un valor total de 500.000 euros, que la entidad contrató a una artesana de origen alemán afincada en la isla.

 
EXTRACTO GRATUITO
ABRIL 2012 NUEVA BANCA
© La reproducción de este documento es ilegal.
N
N
NO
O
OR
R
RM
M
MA
A
AT
T
TI
I
IV
V
VA
A
A
Una sentencia anula cinco productos bancarios
del Santander por 500.000 euros
El Juzgado de Primaria Instancia número 3 de Santa Cruz de Tenerife ha anulado cinco productos bancarios del
Santander, considerados de "alto riesgo", por un valor total de 500.000 euros, que la entidad contrató a una
artesana de origen alemán afincada en la isla.
La sentencia, con fecha 12 de abril, anula tres
contratos de productos de inversión y dos
préstamos que el banco cántabro colocó a esta
cliente, una mujer de 68 años.
Paso a paso
Los hechos se iniciaron en 2006 cuando la
ciudadana alemana se trasladó a Tenerife con los
"ahorros de toda su vida" -según reza la demanda-
tras la venta de su casa en Venezuela por 100.000
euros, cantidad que ingresó en una cuenta abierta
en una sucursal de Santa Cruz de Tenerife del
Santander, de la que era cliente desde 2003. Según
los hechos que el juez considera probados, el banco
le vendió dos participaciones preferentes de SOS
Cuétara por un importe de 100.000 euros, un
producto de deuda perpetua cuando la demandante
tenía en ese momento 62 años y estaba al borde de
la jubilación. Posteriormente, la entidad bancaria le
volvió a vender dos seguros de inversión, primero
Petrobolsa II y después Valores Santander, por
otros 100.000 euros, pese a que la cliente ya no
disponía de liquidez.
Para ello, la demandante suscribió un préstamo de
otros 100.000 euros por los que tendría que
devolver 115.000 al cabo de tres años, y otro más
por la misma cantidad a cinco años y un tipo de
interés del 5 por ciento anual. Según la magistrada,
Ana Delia Hernández, la demandante debió ser
tratada como "cliente minorista" dado que las
participaciones preferentes son un producto
"complejo" de "difícil seguimiento" de la
rentabilidad y que cotiza en el mercado secundario.
Contratos de alto riesgo
"Todos estos contratos son de alto riesgo, de gran
complejidad, que conocen los especialistas en
inversiones pero no una señora de 62 años y
artesana de profesión", ha asegurado el letrado
Rafael Reyes, abogado de la afectada por esos
contratos. Reyes ha resaltado que esta sentencia
anula "todos los contratos, tanto los tres productos
de inversión, como los prestamos concedidos", de
modo que su patrocinada no tiene que pagar nada y
además le devolverán los primeros 100.000 euros
más el interés legal del dinero desde diciembre de
2006. "Según nuestras investigaciones, es la
primera vez en España que se anula toda una serie
de operaciones con un mismo cliente", ha
asegurado.
Además, la sentencia señala que la información
ofrecida por el banco fue "deficiente o incompleta"
y que en los préstamos bancarios la "ganancia" no
la obtiene el cliente sino el propio banco, ya que
sirven para financiar la adquisición de los valores.
"Esta sentencia es un hito porque es la primera vez
que se reconoce la actuación de carácter metódico
(en cinco contratos), no ocasional, de abuso de la
buena fe y manipulación de la información que de
forma sistemática realiza un banco sobre un cliente
para beneficio del banco", ha opinado el abogado.
14

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA