La seguridad en las ciudades, la urbanización y el urbanismo. Incidencia de la planificación urbanística y el espacio público

Autor:Julián Delgado Aguado
Cargo del Autor:Carrera militar superior. Licenciado en Derecho y Psicología por la Universidad de Barcelona
Páginas:115-157
RESUMEN

I. Breves antecedentes de la urbanización - II. Condicionamientos sociológicos de la ciudad - III. El crecimiento económico de las ciudades - IV. La incidencia del espacio público y del urbanismo en las condiciones de habitabilidad de un entorno concreto - V. El impacto de la planificación urbanística en la seguridad de las ciudades - VI. El espacio urbano y el comportamiento humano - VII.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 115

I Breves antecedentes de la urbanización

El principal problema de toda población de cualquier especie es el de la supervivencia, la cual logra mediante la adaptación al medio. Eso sirve para las plantas y los animales no racionales, que lo hacen por mecanismos transmitidos genéticamente, sin embargo, el hombre, el único ser consciente de la naturaleza, la adaptación la realiza a través de su capacidad para adquirir y transmitir conocimientos, o sea, mediante la cultura. El hombre transforma el medio, lo explota, modifica los aspectos físicos, por lo tanto, la forma de organización de la sociedad urbana, afecta al medio natural en distintos aspectos. Los cambios tecnológicos han llegado a poner en peligro la misma

Page 116

supervivencia del planeta. Así, nos encontramos hoy con los mismos problemas básicos de siempre: luchar por la supervivencia, en el que la seguridad juega un papel principal, y que la adaptación a las ciudades, sistema que el hombre ha elegido para organizarse, no perjudique a la naturaleza ni a las propias personas.

La ciudad es la unidad básica de adaptación, constituye el sistema donde se dan la réplica de los factores más significativos del sistema social global. O sea, que si la naturaleza en su conjunto es un gran sistema ecológico, las ciudades son pequeños ecosistemas homogéneos, que deberán conservar el equilibrio ecológico, que es dinámico. La forma de organizar y constituir las ciudades desde el punto de vista social, demográfico, urbanístico y sostenible influirá de forma decisiva en su vialidad como ciudad que cumpla las necesidades de armonizar la vida de sus habitantes, intensificar sus contactos, constituya la base fundamental para el progreso de la vida social, el desarrollo de sus capacidades y el ejercicio de la libertad y, como fundamento de todo ello, la garantía de la seguridad.

Las ciudades existen desde hace milenios, unas que fueron florecientes llegaron a desaparecer totalmente, otras decayeron en su importancia, crecieron nuevas y la mayoría de las que hoy son consideradas grandes ciudades, existen por lo menos desde hace 200 años. Aparecieron con diversos tipos funcionales: el burgo, ciudad de defensa; la ciudad mercado; más recientemente la ciudad industrial; la ciudad política; ciudad religiosa, ciudades turísticas; ciudades de juego y ocio; etc.

Los hombres vivían ya agrupados al terminar la prehistoria y ahora podemos decir que sólo excepcionalmente quedan grupos humanos que viven aisladamente La ciudad es una entidad urbana que tiene su origen en el siglo VIII a.C., con una alta densidad de población en la que la industria y los servicios son predominantes. La polis en Grecia y la cívitas, en el Imperio Romano surgen como consecuencia de la concentración de pequeños asentamientos de comunidades agrarias, con lo que se transformaron sustancialmente las antiguas relaciones entre personas, familias y grupos.

El fenómeno urbano aparece en la historia de forma permanente con el objeto de intensificar las relaciones entre las personas para desarrollarse individualmente y progresar colectivamente y, culmina, con la ciudad actual y la aparición de nuevas formas de asentamiento humano diferenciadas por sus dimensiones y también en las formas de cultura y mentalidad metropolitana.

Pero al producirse el abandono del hombre del medio natural para integrarse en un medio artificial, se ha producido en él una evolución filogenética. Según algunos autores, la adaptación del hombre a la ciudad no se ha producido del todo. En el nuevo medio artificial, las ciudades, se han instalado nocivos factores para su salud: polución atmosférica y acústica, polución de agua y tensión fisiológica. "Entonces, no solamente no se produce la adaptación del hombre con el medio, sino que éste actúa progresivamente en tal proceso, el desajuste hombre-medio artificial es creciente y la salud del hombre sufre"1. En este sentido hoy hay un desacuerdo con la actual confor-

Page 117

mación de la ciudad y se ha desencadenado una lucha para reducir y minimizar los efectos de estos agentes nocivos. Pero lo cierto es que, pese a esos inconvenientes, los urbanitas ven como no deja de aumentar su esperanza de vida. Desde que aparece la ciudad nace con ella la conciencia de su saneamiento y se ha mantenido permanentemente en el afán del hombre por adaptarse al ambiente ciudadano.

Pese a la antigüedad de la ciudad, tal como la conocemos hoy, sólo cuenta con unos cientos de años, con la Revolución Industrial se concentraron trabajadores procedentes del campo y, desde entonces, se inicia un proceso de urbanización imparable. Las fases de su evolución2podemos establecerlas en: a) Antiguas civilizaciones de las Riberas, alrededor de cuatro mil años antes de C. Los asentamientos se desarrollaban en las riberas de los ríos Tigres y Eúfrates en Mesopotamia, el Nilo, el Ganges y el río Amarillo. Las primeras ciudades se localizaron sobre tierras fértiles cerca de los grandes ríos y acceso con pastos para el ganado y clima cálido. Con el paso de los años los pequeños asentamientos se fueron convirtiendo en grandes, en los que la vida urbana se hacía más compleja desarrollando actividades comerciales, de oficios, manufactureras, artesanales y de agricultura. La ciudad se organiza repartiendo el trabajo. En este tipo de ciudades ya se proporciona una mayor seguridad colectiva, con servicios incipientes de policía y justicia. b) La Revolución Industrial marca un hito en la evolución de las ciudades, este desarrollo urbano se da entre 1750 a 1850 en los países desarrollados occidentales. El crecimiento de industrias como consecuencia de los avances de la tecnología requirieron un incremento exponencial de mano de obra, que se obtuvo a través del trasvase de grandes migraciones del campo a la ciudad. Este fenómeno produjo la gran crisis de los servicios policiales, el crecimiento intenso y desordenado de las ciudades, rompen con sus paradigmas profesionales y han de transformarse conceptual y técnicamente. c) Crecimiento urbano mundial. En esta fase la urbanización no se limita al mundo occidental, sino que el crecimiento urbano se extiende por todo el planeta. Es más, ciudades de países en vías de desarrollo se han triplicado en los últimos cincuenta años y se estima que en 2015, de las 10 ciudades más grandes del mundo, sólo una - Tokio - pertenecerá al mundo desarrollado.

Naturalmente, estas ciudades no cuentan con los recursos y los servicios para absorber esta avalancha de migraciones descontroladas, lo que produce grandes bolsas de pobreza, paro crónico, niños en la calle sin escolarizar, un gran número de ciudadanos viviendo en condiciones infrahumanas en barrios periféricos donde no llegan ni a estar censados, sin servicios y sin infraestructuras. Un cóctel explosivo en términos de seguridad ciudadana. Ante este panorama todo el sistema penal (Justicia Policía e Instituciones Penitenciarias) queda desbordado. Las políticas de seguridad se ven forzadas a ser trasversales y la seguridad se convierte en un problema multidisciplinar.

Jordi Borja y Manuel Castell3, refiriéndose a España, establecen también tres etapas: a) la ciudad concentrada, amurallada y aislada del entorno. b) La ciudad metropolitana compuesta por la ciudad y su periferia, estructurada en una política plurimunici-

Page 118

pal estimulada por el transporte masivo y el uso del vehículo privado. c) la ciudad actual comprendida desde la globalización, la ciudad región, la ciudad red, multipolar o policéntrica, inserta en sistemas urbanos, (macrorregiones, ejes continentales, flujos globales.

Siguiendo a los mismos autores, la ciudad en España mantiene un crecimiento sostenido en la época medieval. a) a partir de 1930 se llevan a cabo obras públicas de importancia de restructuración y de reequipamiento. b) De 1950 a 1975 es el periodo de formación de la ciudad metropolitana caracterizada por la construcción masiva de viviendas de clase media y trabajadora de baja calidad, superficie mínima y servicios urbanos deficientes. Se produce una tremenda densificación de los cascos viejos y se sustituyen los edificios antiguos por otros nuevos y de mayores dimensiones, y se construyen polígonos segregados de la trama urbana. c) Durante la planificación urbanística de los años setenta conviven dos ciudades, la urbana y la desurbanizada de los suburbios-barrios. Empeoran las condiciones de habitabilidad porque la ciudad no se construye como un todo, sino como un continuo residencial sin infraestructuras de soporte. d) El nuevo régimen demo-crático recibe el reto de dar respuesta a los déficit y evitar que los suburbios se conviertan en un gueto. Los poderes públicos en los últimos años se han dedicado a humanizar la planificación y dignificar el espacio público llevando a cabo acciones para recuperar los centros de las ciudades, rehabilitar barrios periféricos y urbanizar el campo abierto.

Las ciudades han recibido el último...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA