La Sección 10ª de la Audiencia de Barcelona hace pública la sentencia del caso Palau

Autor:Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña
 
EXTRACTO GRATUITO

El Tribunal de la Sección 10ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, integrado por la magistrada-presidenta Montserrat Comas-d’Argemir y los magistrados José Antonio Lagares y Julio Hernández, este último ponente del fallo, ha dictado sentencia del conocido como Caso Palau, juzgado entre el 1 de marzo y el 16 de junio de 2017 en una cincuentena de sesiones en vista oral pública. El caso, que fue investigado por el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona y que se inició por querella de Fiscalía presentada en julio de 2009, llevó ante el tribunal a un total de 16 acusados y estuvieron, además, personadas, dos acusaciones públicas, dos acusaciones particulares y dos acusaciones populares.

Se han ventilado, a lo largo de 546 páginas, responsabilidades penales y responsabilidades civiles directas y subsidiarias en relación con los delitos de malversación y apropiación indebida, de tráfico de influencias, de blanqueo de capitales y falsedad documental contable, de falsedad en documento mercantil y contra la Hacienda Pública en relación con la gestión del Palau de la Música Catalana a través de tres de las cuatro entidades que forman su estructura y en cuya máxima responsabilidad han estado los principales encausados: Félix Millet, Jordi Montull y Gemma Montull Mir.

El entramado, según consta en el fallo judicial, puesto en marcha por estos tres procesados, pero no sólo, permitió el destino ilegal de más de 23 millones de euros, el desvío para fines privados (obras en domicilios particulares, viajes privados, financiación de enlaces matrimoniales, compra de bienes) de cantidades millonarias, el pago de comisiones a una formación política, Convergència Democràtica de Catalunya, el pago de facturas por servicios no prestados, la presentación de recibos por pagos no correspondientes, así como el correspondiente fraude a Hacienda por la liquidación irregular de los movimientos de dinero que o no eran reales o no correspondían a la explicación que los justificaba, ingresos y donaciones que ocultaban el verdadero origen y finalidad del dinero.

Explica el fallo judicial que Félix Millet y Jordi Montull, contando desde diciembre de 2003 con la indispensable contribución de Gemma Montull, “pusieron en práctica una estrategia encaminada a disponer, ilícitamente, de cuantiosos fondos de ASSOCIACIÓ, FUNDACIÓ y CONSORCI, para aplicarlos, bien a gastos particulares de ellos o sus familias, bien a fines desconocidos, pero en todo caso ajenos por completo a los fines e intereses propios de los entes a los que dichos fondos pertenecían”.

El total de disposiciones de fondos en efectivo efectuadas entre los años 2000 y 2009 por orden de Félix Millet y Jordi Montull, realizadas con cargo a las cuentas bancarias de la FUNDACIÓ y la ASSOCIACIÓ asciende a algo más de 23 millones de euros.

En el relato de hechos probados se recoge que con fondos de la FUNDACIÓ, la ASSOCIACIÓ y el CONSORCI, Félix Millet y/o Jordi Montull hicieron frente a importantes gastos particulares, provocándose un enriquecimiento injusto. Y entre esos gastos señala, por ejemplo, los enlaces matrimoniales de las hijas de Félix Millet en los años 2000 y 2002. “El total de fondos de la FUNDACIÓ indebidamente destinados a sufragar los ostentosos enlaces de las hijas de Félix Millet ascendió a 164.269’93 euros”, afirma el tribunal en su resolución. Y añade que al capítulo de abono de viajes privados se corresponderían 648.021’85 euros. De más de un millón de euros sería la cantidad sustraída para obras en viviendas particulares.

Félix Millet y Jordi Montull abonaron, irregularmente, una cantidad mensual a determinadas personas que prestaban unas, no concretadas, colaboraciones con las actividades del Palau de la Música, pagos que ascendieron a un total de 719.758’45 euros. De igual forma, un total de 778.428’85 euros fueron destinados al pago de facturas de Viajes Baixas por viajes privados de Félix Millet y Jordi Montull con familiares de los mismos. Un total de 3.741.898’82 euros fueron entregados a terceros en pago de adjudicaciones de obra pública en la que aquellos mediaron. Y, por esa mediación Millet y Montull percibieron comisiones por un importe total de 3.453.288’19 euros, que se repartieron al 80-20% y que obtuvieron en su práctica totalidad mediante el cobro de cheques.

La cantidad de fondos en efectivo que los imputados sacaron de las cuentas de FUNDACIÓ y ASSOCIACIÓ entre 2002 y 2009 para aplicarlos a fines ajenos a los propios del Palau de la Música, integrándolos en su patrimonio o en el de tercero, asciende a 14.366.555’46 euros.

De este importe total, al menos siete millones euros los hizo suyos Félix Millet, incorporándolos a su patrimonio. Por su parte, Jordi Montull incorporó a su patrimonio al menos 1.300.000 euros.

Se desconoce el destino final del resto de fondos, cuya suma asciende a 6.026.866’85 euros, y en qué proporción salió de las cuentas de FUNDACIÓ y Associació, cantidad que, en todo caso, ha resultado acreditado que no fue destinada a nutrir los fondos de alguno de los entes del Palau, ni a sus cuentas de caja, ni al cumplimiento de las finalidades sociales propias del Palau de la Música.

Una de las acciones a través de las cuales Millet y Montull buscaron y obtuvieron su enriquecimiento particular a costa de los fondos de ASSOCIACIÓ y FUNDACIÓ, fue su mediación para el establecimiento, mantenimiento y funcionamiento de un sistema por el cual la sociedad FERROVIAL-AGROMAN, mediante el pago de comisiones a la formación política CONVERGÈNCIA DEMOCRÀTICA DE CATALUNYA (CDC), obtenía la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA