S. Em. Elio Card. Sgreccia (1929-2019)

Autor:Gonzalo Herranz Rodríguez
Páginas:395-396
 
EXTRACTO GRATUITO
CUADERNOS DE BIOÉTICA. 2018; 30(100): 395-396
395
S. EM. ELIO CARD. SGRECCIA 19292019
La noticia del fallecimiento el pasado 5 de junio de
Su Eminencia el Cardenal Elio Sgreccia produjo una hon-
da conmoción en el mundo de la bioética, no por inespe-
rada, pues la salud del purpurado se había deteriodado
gravemente en los últimos meses, sino por el sentimien-
to de perder a una persona muy singular. El dolor por
su desaparición era compensado por la convicción pro-
funda y consoladora, por muchos compartida, de que el
buen Cardenal había guardado firmemente la fe, había
completado una honrosa carrera al servicio de la Iglesia
Romana y había peleado un noble y limpio combate
en la palestra bioética. Y todo eso, en circunstancias
adversas y nada fáciles. ‘Contro vento. Una vita per la
bioetica’: ese era el título, simbólico aunque realista,
que, en 2018, puso al último libro que publicó y en el
que recoge algunos recuerdos de los cuarenta años que
dedicó a pugnar por una ética más humana y más cris-
tiana de la medicina1.
En esta breve not a necrológica no voy a referir-
me a los muy considerables méritos de Elio Sgreccia2.
En los días que siguieron a su muerte se publicaron
en Internet y en la prensa it aliana biografías breves y
comentarios extensos que reseña n con más o menos
detalle el itinerario académico, eclesia l y social de Elio
Sgreccia: un recorrido que le llevó des de los inicios
en el Seminario diocesano de Fano y los duros años
de servicio como asistente espiritual y después primer
catedrático de Bioét ica en la Facultad de Medici na de
la Università del Sacro Cuore en Roma, hasta su ac-
1 Sgreccia E. Contro vento. Una vita per la bioetica. Cantalu-
pa, Torino: Effatà; 2019.
2 Ver, p. ej.: https://www.aciprensa.com/noticias/fallece-el-
cardenal-sgreccia-referente-en-bioetica-60248
tuación en destacadas instituci ones tales como en el
Comité Na cional de Bioética de la Repúb lica Italiana, y
los multip les encargos que desempeñó al se rvicio de la
Curia va ticana y del Santo Padre . Baste indicar que sus
trabajos y sus actu aciones le h an merecido, a juicio de
algunos buen os conocedores de la materia, el título de
‘padre de la bioética italiana’3.
Mi testimonio, necesariamente fragmentario, se basa
principalmente en los recuerdos de lo que pude observar
en los diez años, a partir de 1995, en que formé parte
del Consejo Directivo de la Academia Pontificia para la
Vida, de la que Mons. Sgreccia fue vicepresidente en el
primer quinquenio, y Presidente después.
En las r euniones del Consejo llamaba la atenci ón su
actitud tranquila, su semblante de ordinario sonrien-
te, bienhumorado. Tenía una dilata dísima experie ncia
del arte del debate deliberativo: escuchab a atenta-
mente a todos, dejaba hablar con libertad, mientras
hacía breves gestos de comprens ión de lo que se iba
diciendo. Tenía la admirable virtud de no interrumpir a
sus interlocutores y les a gradecía gentilme nte que sus
intervenciones fuer an c oncisas y apropiadas. Sólo en
raras ocasiones, cuando la importancía del asunto lo
aconsejaba o la reafirm ación de la buena doctrina lo
exigía, Sgreccia hac ía una breve y precisa recapitulación
de l o que acababa de exponerse y ofrecía la que a su
juicio era la solución j usta y conforme a la ense ñanza
de la Iglesia. Nunc a le escuché un juicio negativo acerca
de las personas. Creía firmemente en la idea de que
los errores propios o ajemos son, en cierto modo, un
regalo que, como ya señalaron lo s Santos Padres, nos
3 https ://age nsir.it/q uotidia no/2019 /6/5/bi oetica- morto- il-
card-elio-sgreccia-padre-della-bioetica/
Cuadernos de Bioética. 2019; 30(100): 395-396
DOI: 10.30444/CB.44
Copyright Cuadernos de Bioética
Este trabajo se publica bajo una licencia de
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA