Royo Arpón, José María: Palabras con Poder, Madrid, 1997.

Autor:Carlos Sánchez-Moreno Ellart
Páginas:771-772
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 771

El título de este libro, una reflexión sobre la terminología del poder en Roma, debiera entenderse a partir de la cita de Emilio Lledó que lo encabeza: «... la terminología ha sido siempre la paralización del pensamiento. No para el que la crea, sino para el que se sirve de ella sin una previa reflexión sobre los pasos que el lenguaje ha dado hasta finalizar en el término». La intención queda clara. Pocas veces un autor es tan honrado -«honesto» dirían algunos, con imperdonable anglicismo- con las intenciones que le mueven a escribir. Menos frecuente es aún que alguien tenga algo que decir sobre un tema tan abstruso ni es frecuente que un romanista se adentre en problemas que, con criterio más que discutible, se han abandonado a los filósofos de la política, a los filólogos o a los historiadores de la Antigüedad.

El autor -traductor de Apuleyo y, por lo mismo, buen conocedor de la lengua latina- realiza una labor aclaratoria de términos como auctoritas, potestas, imperium, mancipium, manus... y se remite, con loable método, a historiadores de la lengua como Meillet al tiempo que hace un uso riguroso de instrumentos como el Thesaurus Lin-guae Latinae. El método se revela fecundo, aunque con algunos peligros, los que se derivan de la propia etimología como método. Pensemos en las etimologías de Heideg-ger, a veces -las más- reveladoras pero otras de poco o ningún fundamento.Page 772

Ya hemos insistido en el rigor con que el autor fundamenta sus afirmaciones, pero en algún caso no acaba de concretar qué motivos le mueven para decidirse por una interpretación y no por otra. Y no es asunto de poca importancia. Nos referimos a la interesante lectura de la Tab VI, 3 usus auctoritasfund... (según Cicerón, Top., 4, 23) que el autor propone. Sería deseable que sobre este texto realizara el estudio sintáctico «en profundidad» (p. 72) que él mismo reclama y que, a juicio de lo leído, estaría inmejorablemente dotado para acometer.

Echamos también en falta una confrontación más polémica de las tesis del autor con otras monografías sobre estas cuestiones, singularmente con la tan recordada de Rafael Domingo. No se trata una logomaquia más. Recordemos que Domingo ahonda en una reflexión que en diversos trabajos llevó a cabo el propio Alvaro D'Ors y que en nuestro país y en ámbitos diversos al de nuestra disciplina, tuvo una trascendencia fuera de duda. El principal motivo de enfrentamiento lo hallamos en la oposición entre auctoritas e imperium...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA