El riesgo de fusión y las pérdidas sobrevenidas

Autor:Luis Fernández del Pozo
Páginas:51-55
 
EXTRACTO GRATUITO
cen creer los autores franceses— dotar una provisión de riesgos de fusión ni
que ello contribuya a dar mayor claridad a la gestión contable.
No puede decirse en rigor que juegue en sede de fusión una implí-
cita cláusula «rebus sic stantibus» porque el sistema legal de riesgos de
fusión arriba descrito funciona de manera distinta de como lo hace esta
última. Es presupuesto del funcionamiento de una cláusula «rebus sic
stantibus» (pactada o presunta) la celebración de un contrato eficaz y
obligatorio y, luego, una alteración sobrevenida e imprevisible de las
circunstancias que configuran la «base del negocio»; alteración que
conviene corregir o «ajustar». En nuestro caso, la decisión sobre la
fusión es competencia exclusiva de los socios reunidos en Junta, no
existiendo hasta entonces verdadera fusión. Efectivamente, es cierto
que los administradores no sólo pueden sino que deben estimar las
variaciones patrimoniales relevantes hasta la efectividad del canje (y
mucho más lejos si la fijación atiende al criterio del valor real); no es
menos cierto que si se produce una alteración sobrevenida de la cir-
cunstancias del todo punto imprevista, los socios de las respectivas
sociedades son libres de decidir lo que crean conveniente en base a una
información suficiente suministrada por los administradores: pueden
acordar aprobar la fusión o rechazarla sin necesidad de que esa deci-
sión esté justificada e incluso contra el criterio manifestado por el
experto en su informe (en ese sentido el proyecto de fusión —y desde
luego el informe— no vincula a los socios). Mucho más discutible es
que puedan rectificar las condiciones previstas en el proyecto de fusión
(el art. 240.1 LSA exige que el acuerdo «se ajuste al proyecto de
fusión», lo que parece indicar que, en este otro sentido, el proyecto es
vinculante), pero ése es otro problema distinto.
Aunque para la fijación de la relación de canje los administradores
de las sociedades participantes «descuentan» el efecto previsible de los
resultados del período de pendencia (los riesgos estimables), ello no
significa necesariamente que siempre hayan de destinarse a la absor-
bente o resultante los resultados, ordinarios o extraordinarios, soporta-
dos por los patrimonios de las sociedades intervinientes. Es ésa una
cuestión que atañe a la modulación del derecho de los socios de partici-
pación en los resultados y que merece un estudio aparte.
5. EL RIESGO DE FUSIÓN Y LAS PÉRDIDAS
SOBREVENIDAS
Salvo en los supuestos de fusión/escisión abreviada o «simplifica-
da» del art. 250 LSA y en los que se acojan a la dispensa contemplada
para las sociedades limitadas —dispensa de muy discutible fundamen-
51
LA EFICACIACONTABLE DE LA FUSIÓN O ESCISIÓN ...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA