La determinación del resultado contable. Aspectos clave en la aplicación del Plan General de Contabilidad en el cierre del ejercicio 2011

Páginas:55-236
RESUMEN

2.1. Introducción - 2.1.1. La determinación del resultado contable y su interrelación con la base imponible del IS - 2.2. Activo no corriente. Valoración del inmovilizado material, de las inversiones inmobiliarias y del inmovilizado intangible - 2.2.1. Inmovilizado material - 2.2.2. Inversiones inmobiliarias - 2.2.3. Inmovilizado intangible - 2.2.4. Arrendamientos - 2.2.5 Activos no corrientes y grupos de elementos mantenidos para la venta - 2.2.6. Actualización de balances - 2.2.7. Gastos de establecimiento y de proyección extra anual - 2.2.8. Amortizaciones - 2.2.9. Información en la memoria - 2.2.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
2.1. Introducción
2.1.1. La determinación del resultado contable y su interrelación con la base imponible del IS

La normativa contable española adopta el enfoque del mantenimiento del capital al definir, en el marco conceptual del PGC, el resultado como el aumento o disminución del patrimonio neto del ejercicio que no provenga de aportaciones de socios o propietarios o devoluciones a estos, respectivamente.

La Norma de Registro Valoración 13ª del PGC recoge el tratamiento contable del Impuesto sobre beneficios.

"Los impuestos sobre el beneficio a los que se refiere esta norma son aquellos impuestos directos, ya sean nacionales o extranjeros, que se liquidan a partir de un resultado empresarial calculado de acuerdo con las normas fiscales que sean de aplicación.

Cuando dicho cálculo no se realice en función de las transacciones económicas reales, sino mediante la utilización de signos, índices y módulos objetivos, no se aplicará la parte de esta norma que corresponda al impuesto diferido, sin perjuicio de que cuando estos procedimientos se apliquen sólo parcialmente en el cálculo del impuesto o en la determinación de las rentas, puedan surgir activos o pasivos por impuesto diferido".

La propia norma nos referencia a la legislación fiscal al exponer que la liquidación del impuesto se realiza a partir de un resultado empresarial calculado de acuerdo con las normas fiscales que sean de aplicación.

La normativa fiscal se refiere al concepto de impuesto sobre beneficios como a un impuesto directo y de naturaleza personal que grava el resultado obtenido por la sociedad dentro del periodo impositivo que suele coincidir con el año natural.

Se regula básicamente en el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades; en él se resalta el hecho de que en el método de estimación directa, la base imponible se calculará, corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos por dicha ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas y que, por tanto, no tiene por qué coincidir necesariamente dicha base imponible con el resultado que luzca en la cuenta de pérdidas y ganancias de la entidad.

Por tanto, se destaca la estrecha conexión entre contabilidad y fiscalidad al considerar, la regulación fiscal del impuesto sobre beneficios, el resultado contable (entendido como el resultado del ejercicio obtenido en la cuenta de pérdidas y ganancias) como una magnitud de partida, esencial en la determinación del impuesto a pagar.

El art. 10 del RD 4/2004 detalla la determinación de la base imponible o resultado fiscal. "Artículo 10. Concepto y determinación de la base imponible.

1. La base imponible...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA