La responsabilidad social del notariado: la Fundación Notariado

Autor:Pedro Martínez Pertusa
Cargo:Decano del Colegio Notarial de Murcia
Páginas:7-11
 
EXTRACTO GRATUITO
LA NOTARIA | | 2-3/2019 Tribuna págs. 7 a 11 7
2/2011
La sociedad del siglo que vivimos re-
quiere que todas las instituciones que en
ella conviven y se desarrollan tengan un
suplemento de contenido y compromiso,
más allá del que le es propio para el cumpli-
miento de sus nalidades esenciales. Debe-
mos partir de la idea de que ninguna acti-
vidad, sea profesional, empresarial, laboral
o de cualquier otro tipo, se justica por sí
sola, sino que está incardinada en la estruc-
tura social como una pieza de una maqui-
naria que debe funcionar en la medida del
valor de las partes que la componen.
Las personas y las corporaciones osten-
tan, qué duda cabe, su propia individuali-
dad y sus características singulares que las
diferencian de sus iguales, les dan valor y su
promoción y desarrollo les marca el cami-
no hacia la excelencia, como objetivo que
debe procurarse. Pero los tiempos en que
esa autosuciencia y endogamia eran por
sí solos justicadores de una institución se
atisban ahora lejanos. La idea de la coo-
peración y el desarrollo de los grupos hu-
manos en su conjunto emerge con fuerza
desde nales del siglo pasado, convirtién-
dose no sólo en una aspiración, sino en el
objetivo primordial que a todos atañe, y
al que se le atribuyen diversas denomina-
ciones como la de sociedad del bienestar.
Las actuaciones tendentes a conseguir este
propósito son de lo más variado y abarcan
campos diferenciados y complementarios.
El notariado, como suma de sus compo-
nentes notarios y como institución que los
aglutina, no es ajeno a esta nueva forma
de concebir la sociedad, y casi cabría decir
que fue precursor de esta visión al diseñar
una profesión con un fuerte componente
social, marcada por el servicio público y la
preocupación por el primeramente deno-
minado cliente, luego consumidor y actual-
mente, con mayor generalidad, usuario del
servicio público notarial. Y además de esa
atención hacia las personas individuales de
igual forma el notariado desde hace años
ha venido realizando funciones profesio-
nales en benecio de la colectividad en
forma de convenios y acuerdos con otras
instituciones del Estado, administrativas,
profesionales, empresariales, universitarias
y de cualquier orden, unas dispuestas por
las normas legales y otras creadas al ampa-
ro de la voluntad especíca de las partes.
Pero, según antes hablábamos, la so-
ciedad que queremos conseguir entre
todos necesita una dosis adicional de
cooperación y colaboración más allá de
la estrictamente profesional, que no tiene
por qué ser ajena a nuestra actividad coti-
diana, pero de igual forma puede ser com-
pletamente diferente y estar distante de
ella, sin que por ello deba verse como una
labor extraña, sino como una concepción
de la profesión que supera nuestra labor
cotidiana y trasciende a la labor de terce-
ros, en el entendido caso de que, aun mira-
do de forma egoísta, el favorecer a quienes
podría pensarse que están distantes, nos
La responsabilidad social del notariado:
la Fundación Notariado
Pedro Martínez Pertusa
Decano del Colegio Notarial de Murcia
Tribuna

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA