Resolución de 21 de septiembre de 2005

Autor:Víctor Alonso-Cuevillas Fortuny
Páginas:254-257
RESUMEN

Fallecido uno de los titulares regístrales, es una exigencia del tracto sucesivo registral conforme al artículo 20 de la Ley Hipotecaria, que todos sus herederos hayan tenido parte en el procedimiento, para que no sufran las consecuencias de una indefensión judicial proscrita por el artículo 24 de la Constitución; y para que intervengan todos los herederos es imprescindible la obtención del título... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

COMENTARIO

Se presenta en el Registro auto de adjudicaciÛn de finca, inscrita a nombre de tres hermanos, como consecuencia de procedimiento de disoluciÛn de comunidad, seguido entre dos de los hermanos y los presuntos herederos del tercero (sin que se haya acreditado su condiciÛn de herederos).

El Registrador deniega la inscripciÛn, por la falta de acreditaciÛn de la condiciÛn de herederos, con lo que no ha quedado acreditado que el procedimiento se haya seguido contra los herederos del titular registral. La DG confirma la nota, reiterando su doctrina al respecto, sobre la base de los principios de tutela judicial efectiva y de tracto sucesivo.

En este supuesto el Registrador tiene razÛn en sentido de que en el procedimiento deberÌa haberse...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA