Resolución de 14 de noviembre de 2006 (B.O.E. de 30 de noviembre de 2006)

Autor:Juan Carlos Martín Romero
Cargo:Notario de Málaga
Páginas:333-339
RESUMEN

Resolución de 14 de noviembre de 2006, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto por don Ramón Casero Barrón, contra la negativa del Registrador de la Propiedad de Campillos, a inscribir una escritura de segregación y declaración de obra nueva.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Segregación sin licencia ni declaración de innecesariedad.

Comentario

Practicada una segregación sobre determinada finca que figura en el Registro como rústica, aunque se acredita con certificación catastral que dicha finca es en parte rústica y en parte urbana, por lo que con la segregación lo que se trataría es de separar una de la otra, además estando la urbana edificada con naves de uso industrial. De la segregación resulta una porción con una superficie inferior a la unidad mínima de cultivo.

El Registrador suspende la inscripción por no acreditarse el otorgamiento de la licencia para efectuar la segregación documentada ni la declaración municipal de su innecesariedad; y realizó la correspondiente notificación a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, la cual declaró nula la segregación, de conformidad con la regulación en materia de unidades mínimas de cultivo. Por ello, el Registrador confirmó su inicial calificación y denegó la inscripción de la segregación practicada.

Page 339

Para la DGRN se exceptúa de la prohibición de división el supuesto de segregación de terrenos destinados a cualquier tipo de edificación o construcción permanente con fines de carácter no agrario. Por ello obtenida tal licencia, el documento de segregación es perfectamente inscribible, sin perjuicio de que, si la licencia es nula, pueda ser impugnada por el procedimiento y con los efectos legalmente establecidos, sin que baste una simple declaración de nulidad de la Consejería. Pero es que en el presente caso no se acredita la obtención de licencia urbanística ni la declaración municipal de su innecesariedad sin que tal exigencia pueda obviarse por el mero hecho de que las fincas resultantes de la segregación tengan determinada calificación catastral, toda vez que esa exigencia de aportación de la licencia o declaración de innecesariedad se encuadra en un específico régimen administrativo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA