La remuneración laboral del futuro. El "bonus" como ejemplo

Autor:Abraham Cobo Sánchez
Cargo:Letrado del Fondo de Garantía Salarial
 
EXTRACTO GRATUITO

La estructura laboral de la empresa española ha cambiado de forma radical desde la irrupción de la crisis económica. Pocas empresas no han realizado reajustes en las plantillas, cuando no despidos masivos, o expedientes de suspensión de sus contratos laborales. Todos hemos tenido que adecuarnos a las nuevas demandas del mercado, pero sin lugar a dudas, son los trabajadores los que se han llevado la peor parte. Y con ellos su salario, o mejor, la forma en la que tradicionalmente se les ha remunerado.

Durante los años dorados de crecimiento económico, los trabajadores habían conseguido que gran parte de su remuneración se hubiera consolidado en el salario base, de tal forma que, en caso de que la empresa viniera a peor fortuna, la parte más importante de su mensualidad, estuviera garantizada. Ahora esto ya no es así. La crisis económica también ha cambiado la forma de retribuir la mano de obra. No en todos los sectores, ni en todas las empresas, pero empiezan a aparecer nuevas estructuras retributivas para el trabajador, que hace años, se hubiera considerado la victoria definitiva del capital sobre el asalariado.

En efecto, desde diferentes observatorios económicos y laborales estamos constatando como el empresario español desea, y comienza a anudar, una parte de la masa salarial, es decir, el total de lo que paga a sus trabajadores, a conceptos como productividad, beneficios, ventas u objetivos. Está claro que la intención es abandonar de forma progresiva la “estabilidad/seguridad” del salario base, para apostar por el “riesgo/incentivo” del complemento salarial. Y también está claro que esta forma de remunerar el trabajo, no solo se está implementando para mandos intermedios y directivos, sino también para trabajadores de base. Ahora bien, de entre los diferentes complementos salariales existentes ¿cuál es el más utilizado en España? y ¿en qué consiste? Antes de responder a estas preguntas, pongamos en orden, unos cuantos conceptos básicos en torno al salario y a su estructura.

El trabajador recibe, como contraprestación de su trabajo, una percepción o retribución económica, que puede estar compuesta por diferentes elementos. Atendamos a esta fórmula:

NÓMINA = RETRIBUCIÓN SALARIAL (salario base + complementos salariales + gratificaciones extraordinarias) + RETRIBUCIÓN EXTRASALARIAL

1º.- RETRIBUCIÓN SALARIAL (art. 26.1 del Estatuto de los Trabajadores, en adelante, E.T): es la totalidad de las percepciones económicas del trabajador, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA