Reino Unido: entre la incertidumbre del clima, el desarrollo de futuras infraestructuras y la fractura hidráulica

Autor:Agustín García Ureta
Páginas:181-203
 
EXTRACTO GRATUITO
181
VI
Reino Unido: entre la incertidumbre del clima,
el desarrollo de futuras infraestructuras
y la fractura hidráulica
AGUSTÍN GARCÍ A URETA
Sumar io.–1. INTRODUCCIÓN.–2. AGUA S DE BAÑO.–3. CONTAMINACIÓN ATMO SFÉRICA .–4. ENERGÍA
Y CAMBIO CL IMÁTICO.–4.1. Energ ías renovables.–4.2. F ractura hidráulica.– 5. TRANSPORTE.–5.1. Tren de
alta velocidad.–6. BIODIV ERSIDAD. –7. MEDIO AMBIENTE Y SOCI EDAD CIVI L.–8. POLÍT ICA FORESTA L.–9. RE-
SIDUOS.–10. BANCO VER DE.–11. REINO UNIDO, TRI BUNAL DE JUSTICI A DE LA UNIÓN EUROPEA Y TRIBU NAL DE
DERECHOS HU MANOS (TE DH).
* * *
1. I NTRODUCCIÓN
1. La política ambiental del Reino Unido en los años 2012-2013 se podría con-
cretar en algu nos sectores, todos ellos relacionados entre sí, a saber, el energético,
de transportes y el ca mbio climático. El primero tiene su referente en el desarrollo
de las energías renovables y la fractura hidráulica (más conocida como fracking).
El segundo en el desarrollo de una red de trenes de alta velocidad, en el país pio-
nero en el ferrocarril, pero que ahora cuenta con u no de los servicios má s caros (y
menos eficientes) y la ampliación del aeropuerto de Heathrow, que constituye uno
de los pilares de la economía del Reino Unido, como ya lo reconociese el Tribunal
de Derechos Humanos (Gran Sala) en el asunto Hatton v. Reino Unido. El tercero
no se trataría de una política pública, sino de la realidad de los eventos meteo-
rológicos adversos que han asolado a este país, sobre todo en 2013, con sucesivas
tormentas e inundaciones, lo que exigió la convocatoria del comité de crisis del
gobierno (COBRA).1 Estos episodios, que quizás ya sean algo má s que tales, han
1. Literalmente, C abinet Office Br iefing Room (COBR). La “A” la han añadido los medios de co municación.
Observatorio de políticas ambientales 2014
182
puesto a prueba las defensas frente a los embates del mar y del agua, abriendo un
debate sobre la realidad del cambio climát ico. El propio Primer Ministro Came-
ron ha afirmado que estos eventos pueden ser el resultado del cambio climático,2
aunque el servicio meteorológico nacional ha puesto en duda esa aseveración,
señalando que es muy prematuro vincular los eventos extremos con el cambio
climático, opinión que, a su vez, discrepa de la del asesor científico del presidente
de los Estados Unidos.3 A pesar de reconocer que estos eventos se habían incre-
mentado en los últimos años y que existen evidencias de que están relacionados
con la actividad humana, sin embargo, el servicio meteorológico es de la opinión
de que concurren otros que no guarda n tal relación. Ahora bien, por encima de la
disparidad de opin iones que se han producido a este respecto, la realidad ha pues-
to de manifiesto que el Reino Unido debe incrementar sobremanera sus esf uerzos
para combatir las inundaciones. No obstante, el comité del cambio climático, que
asesora al gobierno, ha estimado que el presupuesto destinado a estos efectos está
situado en unos 750 millones de libras esterlinas por debajo de lo que resultaría
necesar io.4
2. Un último aspecto a destacar tiene que ver con la tendencia, cada vez más
creciente, de culpar a Europa de los males del Reino Unido. Esto no resulta nove-
doso, pero se ha visto reflejado en la posición del primer ministro (Cameron) y de
su ministro de economía (Osborne). El primero ha manifestado abiertamente que
su gobierno pretende endurecer los requisitos para la presentación de demandas
judiciales y reducirlos en el caso de los procedimientos para la autorización de pro-
yectos de construcción, lo que implica, en su lógica, que la s normas de la Unión Eu-
ropea también lo hagan.5 Por su parte, el ministro de economía ha vuelto a incidir
en la necesidad de reducir los obstáculos bu rocráticos, de los que la Unión Europea
sería en buena medida responsable. Como se señaló en una anterior contribución,
algunas directivas europea s, caso de la de evaluación de impacto ambiental y la de
hábitats6 constitu irían algunos de los paradig mas de esta tendencia burocrática. Es -
tas posiciones hay que considerarlas en el contexto de las elecciones al Parlamento
Europeo, al hecho de que los sectores contrarios a la Unión, es decir, abiertamente
opuestos a seguir en ella,7 comienzan a plantear problemas al actual gobierno en
el poder y, en última instancia, al futuro referéndum sobre la permanencia en la
Unión, previsto para 2017.
2. “Colleagues acr oss the house can argu e about whether that is linked to cl imate change or not. I very
much suspect tha t it is. The point is that whateve r one’s view it makes sense to invest in flood defence s
… it makes sense to get in formation out better, and we should do al l of those things”.
3. http://www.whitehouse.gov/photos-and-vide o/video/2014/01/08/polar-vortex-explained -2-minutes.
4. http://www.theccc.org.uk/publication/policy- note-f lood-and- coastal -erosion-r isk-management-
s p e n d i n g /.
5. Discur so de David Came ron ante la Confedera ción de la Industr ia Británic a (CBI): “we are determined
to dismantle s ome of the procedures that have be en slowing us down and slowi ng you down”.
6. Estos comentar ios recibieron severas cr íticas del vicepresidente de l a mayor ONG ambiental del Reino
Unido (y de la Unión Europea), The Royal Soci ety of the Protection of Birds ( RSP B).
7. En concreto UKIP, United Kingom Independence Party.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA