Rehabilitacion de la filosofia practica y neo-aristotelismo.

Autor:Volpi, Franco
 
EXTRACTO GRATUITO

Resumen: En este trabajo se describe el debate que tuvo lugar en Alemania sobre "la rehabilitacion de la filosofia practica", se localiza su origen en las posiciones filosoficas "neo-aristotelicas", y se formulan tres tesis fundamentales que los neo-aristotelicos retoman a partirde la comprension aristotelica de la praxis. Se muestra el neo-aristotelismo como una reaccion frente a la comprension "cientifica" del saber practico tipica de la modernidad, que supuso, paradojicamente, una regresion en la comprension del saber practico (y de la relacion entre la teoria y la praxis), de la que nacieron los problemas fundamentales de la determinacion moderna de las ciencias del obrar.

Palabras clave: Neo-aristotelismo, racionalidad practica, teoria, praxis, fronesis.

Abstract: This article describes the German debate concerning the "rehabilitation of practical philosophy," locates its origin in neo-Aristotelian thought, and formulates three neo-Aristotelian theses derived from the Aristotelian understanding of praxis. Neo-Aristotelianism is shown to be a response to the standard modern "scientific" understanding of practical knowledge, which paradoxically entailed a regression in the understanding of practical knowledge (and of the relation between theory and praxis), and which led to fundamental problems in the development of modern sciences of action.

Keywords: Neo-Aristotelianism, practical rationality, theory, praxis, phronesis.

**********

The rehabilitation of practical philosophy and neo-Aristotelianism

  1. EL DEBATE ALEMAN SOBRE LA 'FILOSOFIA PRACTICA'

Desde el comienzo de los anos sesenta y hasta el fin de los anos setenta del siglo XX tuvo lugar en Alemania un debate intenso, que se hizo famoso bajo el titulo de "rehabilitacion de la filosofia practica" (1). Desde un punto de vista general, se pueden distinguir dos momentos principales en el origen y desarrollo de este debate: el primer momento--preparado por los escritos de algunos filosofos politicos de origen aleman, emigrados a los Estados Unidos, como Leo Strauss, Eric Voegelin y Hannah Arendt--, llega a la maduracion en los anos sesenta y se caracteriza principalmente por el redescubrimiento de la actualidad de los modelos de filosofia practica de Aristoteles, y luego de Kant, asi como por la tentativa de referirse a dichos modelos para proponer una nueva consideracion filosofica del dominio del obrar; el segundo momento ha tenido, sobre todo, un caracter teorico-sistematico, en el cual los problemas relevados por la nueva proposicion de los modelos aristotelicos y kantianos fueron abordados y tratados en el cuadro de una discusion mas general, en la cual tomaron la palabra las principales escuelas filosoficas alemanas contemporaneas, como la antigua Escuela de Frankfurt, de inspiracion hegeliano-marxista (Theodor Wiesengrund, Adorno y el joven Jurgen Habermas), el racionalismo critico (Hans Albert, Hans Lenk y, bajo cierto aspecto, Ernst Topitsch), la hermeneutica filosofica de Hans-Georg Gadamer y su discipulo Rudiger Bubner, pero tambien Joachim Ritter y su escuela (Hermann Lubbe, Odo Marquard, Willi Oelmuller, Gunter Bien, Reinhart Maurer), el constructivismo de la Escuela de Erlangen y de Constanza (fundada por Paul Lorenzen, desarrollada por Friedrich Kambartel y Oswald Schwemmer, pero luego disgregada) y, por ultimo, la nueva Escuela de Frankfurt de Karl-Otto Apel y del ultimo Habermas, con su proyecto de una etica del discurso fundada en una pragmatica transcendental o universal. En la discusion compleja que derivo intervinieron, en mayor o menor medida, los representantes mas prestigiosos y mas renombrados del pensamiento filosofico aleman contemporaneo; esta discusion implico y motivo asimismo la toma de posicion por parte de pensadores activos en campos disciplinarios no propiamente filosoficos, como por ejemplo el sociologo Niklas Luhmann (y su critica de la obsolescencia de la categoria de "fin") (2), el etologo Konrad Lorenz (sobre todo, en su discusion de la genesis biologica de las conductas morales, en tanto residuo de reglas instintivas) (3) o incluso el antropologo Arnold Gehlen (por su fundacion antropo-biologica de las instituciones) (4). Se puede hacer remontar esta fase teorico-sistematica del debate a 1969, es decir, a la fecha de IX Congreso Aleman de Filosofia, en el cual, en las exposiciones de Paul Lorenzen (Das Problem des Szientismus), de Jurgen Habermas (Bemerkungen zum Problem der Begrundung von Werturteilen) y de Richard M. Hare (Wissenschaft und praktische Philosophie), la discusion de los problemas vinculados con el redescubrimiento de la filosofia practica se desembarazo de la referencia a modelos del pasado, para comenzar a ser desarrollada a partir de puntos de vista, perspectivas y posiciones filosoficas mas contemporaneas.

  1. LAS MOTIVACIONES Y LAS RAICES DEL NEO-ARISTOTELISMO

    Como quiera que sea respecto de este debate en su conjunto, se puede decir que su origen se situa esencialmente en posiciones filosoficas que, aunque bastante diferenciadas entre si, resultaron pronto englobadas bajo la designacion unitaria de "neo-aristotelismo" (5). Los dos textos mas importantes a este respecto, los cuales puede considerarse que han sido el punto de partida del debate, son el bien conocido libro de Hannah Arendt: Vita activa, aparecido inicialmente en los Estados Unidos en 1958 con el titulo The Human Condition, y luego traducido al aleman en 1960 (6), y el igualmente celebre libro de Hans-Georg Gadamer: Wahrheit und Methode (7), aparecido el mismo ano. En Vita activa, H. Arendt llamaba la atencion del pensamiento contemporaneo sobre la determinacion aristotelica de la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] y su caracter fundamental para la comprension del fenomeno de lo politico (distinguido de la politica) contra la tirania de la produccion y del trabajo, que caracterizan el mundo moderno. Tambien Gadamer, en un capitulo de Wahrheit und Methode que posteriormente llego a ser celebre (8), subrayaba la actualidad de la etica de Aristoteles, en razon precisamente del interes que presenta la determinacion aristotelica del saber que orienta el obrar y la vida del hombre, a saber: la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII], la prudencia.

    Estos textos no representan mas que los dos ejemplos mas famosos de una reasuncion bastante generalizada de la comprension aristotelica de la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] y del saber etico y politico que le concierne. Esta reasuncion, fenomeno esencialmente aleman, ocurrio en un momento de crisis particularmente profunda tanto de las disciplinas que tradicionalmente se ocupaban del obrar humano, especialmente la etica y la politica, como de las ciencias humanas y sociales, que, en nuestro siglo, se habian impuesto y afirmado cada vez mas como el unico saber referido al obrar del hombre que podia llamarse con razon cientifico.

    A este respecto, el caso de la ciencia politica puede considerarse paradigmatico. En efecto, incluso tras haber obtenido una dignidad epistemologica propia, dicha ciencia se encuentra, sin embargo, en la epoca contemporanea sumergida en una crisis concerniente a sus fundamentos conceptuales y en un estado en el cual su identidad como disciplina resulta bastante endeble, y ello no solo por haberse vuelto cada vez mas una ciencia puramente empirica y descriptiva, sino tambien en la medida en que queda desgarrada por una pluralidad conflictiva de metodos, que se proponen, todos al mismo tiempo, como los mas eficaces y como los unicos capaces de proveer una descripcion adecuada de los fenomenos de la politica (9). La obra de Hannah Arendt, del mismo modo que la de Leo Strauss y la de Eric Voegelin, representa a este respecto una atrevida denuncia de las aporias e ingenuidades de la ciencia politica moderna, contra la cual estos autores reivindican la actualidad de la filosofia politica clasica. Se podria decir otro tanto en lo que concierne a las ciencias humanas y sociales: aunque su nacimiento y su constitucion como saber cientifico sean un acontecimiento bastante reciente, tambien ellas han sido atormentadas, desde su inicio, por problemas de metodo y de autorepresentacion epistemica. Bastaria recordar en esta materia la polemica sobre el metodo (Methodenstreit) sociologico que se desarrollo durante los veinte ultimos anos del siglo pasado, polemica a la cual se encuentran ligados los nombres de Cari Menger y Gustav Schmoller, el debate sobre los juicios de valor (Werturteilstreit) que tuvo lugar a partir de 1909 en los Congresos del Verein fur Sozialpolitik (Asociacion para la Politica Social) y de la Deutsche Gesellschaft fur Soziologie (Sociedad Alemana de Sociologia), que esta ligado a la obra de Max Weber y Werner Sombart, la controversia sobre la sociologia del saber, o tambien, por ultimo, el debate sobre el metodo positivista o dialectico en sociologia, conocido bajo el nombre de Positivismusstreit, el cual vio oponerse a Adorno, Popper y sus respectivas escuelas (10).

    En relacion con todos estos problemas, la reasuncion de la filosofia practica de la tradicion aristotelica se propuso como una solucion alternativa, en la medida en que fue reasumida en su valor paradigmatico de modelo de saber alternativo a la modernidad y a la idea unitaria de ciencia que la caracteriza. En efecto, la tradicion de la philosophia practica, que se puede hacer remontar a Aristoteles y, precisamente, a la estructuracion aristotelica de las [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII], designa el campo del saber cuyo objeto es el obrar humano, campo delimitado tanto respecto de la philosophia theoretica como de la philosophia mechanica y de las artes. De acuerdo con la tradicion que se consolida, sobre todo, en las enciclopedias medievales, dicho campo era tripartito: comprendia la etica, saber concerniente al obrar individual, la economia, saber concerniente al oixoc, es decir, la casa en su conjunto, y la politica, saber concerniente al obrar en la comunidad politica [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA