Régimen jurídico del personal de vuelo

Autor:José Daniel Parada Vázquez
Páginas:113-155
RESUMEN

1. Introducción. 2. Fuentes de la relación jurídica laboral aeronáutica. Enumeración de las fuentes del Derecho del Trabajo: Referencia a los convenios colectivos. Los usos y costumbres, locales y profesionales. 3. Elementos de la relación jurídica laboral aeronáutica: Personales: el trabajador y la empresa aeronáuticos. Reales: la aeronave y el aeropuerto. Formales: requisitos del contrato de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 113

1. Introducción

El Derecho Civil se ha definido como el Derecho Privado General, que regula las relaciones de la convivencia humana. Este concepto se enlaza como no podía ser menos con el Derecho Romano. En éste, el ius civile era el Derecho del cives, el ciudadanoPage 114 romano, todo el Derecho que comprendía tanto el Derecho Público como el Derecho Privado. Desaparecido el Imperio Romano, con su organización política y administrativa, el concepto de ius civile dejó de referirse al Derecho Público. Referido el ius civile al Derecho Privado, todo el Derecho Privado, con el paso de los siglos, se le desgajó el Derecho Mercantil como el Derecho relativo a los comerciantes, aplicado por Tribunales propios. Y tras la revolución industrial ya en el siglo XIX, aparece evidente la insuficiencia de las escasas y desfasadas normas civiles sobre el contrato de arrendamiento de servicios es decir las relaciones laborales por cuenta ajena y nace el Derecho Laboral como desgajado del Derecho Civil.

Además de estas ramas del Derecho que se han separado del Derecho Civil, se está produciendo una disgregación de sus materias que es motivada por causas internas y por causas externas (Federico de Castro Derecho Civil de España pag. 155 tomo 1 1955). Las causas externas de disgregación son, esencialmente, la producción de leyes especiales motivada por la existencia de relaciones de derecho privado, no tratadas o poco reguladas en el Código Civil o bien por la aparición de nuevas circunstancias sociales que hacen necesaria la promulgación de leyes especiales; y también, la especialización científica de ciertas zonas del Derecho Civil. Las causas internas de la disgregación son los cambios de estructuras sociales que hacen inviable la aplicación del clásico Derecho Civil a situaciones nuevas.

Por estas causas se habla con mas o menos propiedad de la autonomía, del Derecho Hipotecario, del de Familia (ésta inadmitida), del Arrendaticio y del Agrario, como expone Xavier O'Callaghan, Catedrático de Derecho Civil (Compendio del Derecho Civil Parte General páginas 13 y siguientes, especialmente 18 y 19).

Actualmente se producen nuevas disgregaciones de ramas que, siendo en su origen de Derecho Civil, adquieren autonomía por dos razones básicas: en primer lugar el campo en que se aplican es nuevo, han aparecido posteriormente a la promulgación del Código Civil y a la formulación científica del Derecho Civil; y en segundo lugar, por razón de que se aplican coetáneamente normas de distintas ramas jurídicas, siendo su base, el Derecho Civil, aun nor-Page 115mas de Derecho Mercantil, Laboral, Administrativo, etc. En la segunda mitad del pasado siglo nace la industrialización en el mundo, y con ello las relaciones industriales entre empresarios y trabajadores; surgen las doctrinas sociales materialistas inspiradas en la lucha de clases, cuyos protagonistas Marx y Engels, habrían de anticiparse en el lanzamiento de sus teorías a las de la Iglesia Católica, que hace valer el sentido social basado en principios distintos a los puramente materialistas, a través de sus encíclicas, In rerum novarum y la posterior In cuadragésimo anno. Nace también la regulación jurídica de aquellas relaciones, a través del Derecho del Trabajo.

Por fin además, y a consecuencia del invento consistente en que objetos más pesados que el aire pudiesen volar en 1903, pocos años después surge la necesidad de regular la aeronavegación y el transporte aéreo, sobre todo después de la primera guerra mundial. Con ello se origina el Derecho Aeronáutico, basado también en las disciplinas clásicas, aunque al ser los países anglosajones los principales constructores de aeronaves, el tráfico mercantil, requerirá a su vez por las peculiaridades en que se desenvuelve, el nacimiento de nuevas instituciones, y el distinto enfoque de algunas de las preexistentes.

Se mantiene la autonomía del Derecho Aeronáutico (Enrique Mapelli, artículo en Actualidad Civil, Marzo 1991), sin embargo no hay que olvidarse de su tronco, el Derecho Civil, propio de todos los Derechos Especiales actuales. Sin embargo, su característica principal será la conjunción de casi todas las ramas del derecho. En el presente Capítulo trataremos de la aplicación del Derecho del Trabajo al personal de vuelo.

2. Fuentes de la relación jurídica laboral aeronáutica Enumeración de las fuentes del Derecho del Trabajo

Figuran en el artículo 3 del Estatuto de los Trabajadores, y son:

  1. Las disposiciones legales y reglamentarias del Estado, las cuales se aplicarán con arreglo al principio de jerarquía normativa,Page 116 no pudiendo las de desarrollo reglamentario establecer condiciones distintas de trabajo a las de rango superior. En caso de conflicto normativo, éste sea de normas estatales o pactadas, se deberán respetar los mínimos de derecho necesario, y se resolverá mediante la aplicación del principio de lo más favorable al trabajador, en cómputo anual cuando sea cuantificable.

    Derivada de rango reglamentario es la Reglamentación del Trabajo en la Compañía Iberia; para las Compañías Charter la Orden del Ministerio de Trabajo de 26 de Noviembre de 1974, que aprueba la Ordenanza para el trabajo en dichas Compañías. Hay que tener en cuenta que la normativa sectorial regulada por las Reglamentaciones de Trabajo y las Ordenanzas, y que regulan o toda una actividad como sucedía, o excepcionalmente una empresa cualificada como ocurre con la Reglamentación del Trabajo en la Compañía Iberia, ha decaído en su importancia normativa en favor de los Convenios Colectivos, después de la entrada en vigor del Estatuto de los Trabajadores, ya que en su Disposición Transitoria 2 establece, únicamente la continuación de la vigencia de las Reglamentaciones y Ordenanzas como derecho dispositivo.

    El Estatuto de los Trabajadores aprobado por la Ley de 10 de Marzo de 1980 y modificado por la Ley 32 de 2 de Agosto de 1984, por la Ley 11-1994, de 19 de Mayo, y la actualmente objeto del Texto Refundido, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1-1995, de 24 de Marzo, también participa del carácter de ley ordinaria. En los demás países la normativa referente a la materia que tratamos se suele recoger en normas legales o paccionadas de rango paralelo al de España, añadiendo también a lo dicho los Convenios Colectivos, a los que después nos referiremos, al personal de vuelo se refieren a su totalidad tanto los respectivos Códigos o Leyes de Navegación Aérea, como las normas laborales generales; sin embargo constituye una excepción a lo dicho Portugal, que singulariza al Comandante de Aeronave en el Decreto-Ley 71-84, de 27 de Febrero, estableciendo su Estatuto en esta norma. Las Leyes de Navegación Aérea a pesar de los propósitos unificadores del Comité Legal de la OACI, es lo cierto que esto no se ha conseguido, pues mientras que unas Leyes se limitan a regular estrictamente la aeronavegación,Page 117 otras regulan o al menos en parte, o aluden simplemente, a la relación jurídica que examinamos, como sucede con la Ley de Navegación Aérea de España, particularmente en sus artículos 56 y 63.

    Además de las leyes y demás disposiciones legales dictadas en España, hemos de tener en cuenta el contenido de los tratados internacionales que también se incorporan al Ordenamiemto Jurídico Español; y así en el Derecho del Trabajo podemos clasificar esta fuente en tres clases: Convenios de Emigración celebrados con numerosos países, Convenios de Seguridad Social que suelen acompañar a los anteriores, basándose en que el español perciba las mismas prestaciones que los nacionales del país en que trabajan, y Convenios de Cooperación Social de contenido más amplio e indefinido, España celebró el 1 de Septiembre de 1980 con Portugal un amplio Acuerdo de Cooperación, habiendo concertado además otros con numerosos piases iberoamericanos, todos ellos basados en el principio de igualdad y reciprocidad.

    En la materia referente a este Capítulo, y en relación a los Anexos al Convenio de Chicago, hay que señalar al Io de ellos, que se refiere a las licencias a tripulantes de vuelo, así como a los encargados de la función de control del espacio aéreo, y al personal dedicado al mantenimiento de aeronaves.

    Pero también en otros Convenios encontramos normas que pueden hacer alusión a las obligaciones de los trabajadores aeronáuticos, tal es el caso del artículo 12 del Convenio de Roma de 7 de Octubre de 1952 referente a los daños causados por la aeronave a terceros en la superficie, ratificado por España el 1 de Marzo de 1957; en este precepto se alude a la responsabilidad del operador en el caso de daños, estableciéndola como ilimitada en el caso de acción u omisión de sus dependientes cuando estos cumplan los mandatos de su principal.

    Pero quizás, el caso en que se establece una obligación concreta por ser miembro de la tripulación de una aeronave, y que puede constituir una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA