Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social

Autor:Pablo Ruiz de Assín
Páginas:31-32
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 31

El pasado 15 de mayo de 2013 entró en vigor la Ley 1/2013. Esta disposición introduce modificaciones en la regulación procesal e hipotecaria española con el objetivo fundamental de reforzar la protección de aquellos deudores que se encuentran en dificultades para atender los pagos derivados de contratos de préstamo hipotecario. Entre los objetivos de la Ley 1/2013, se encuentra la adecuación de la legislación nacional en materia de ejecución hipotecaria a la doctrina comunitaria sentada por la reciente Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 14 de marzo de 2013, dictada en el asunto C-415/11.

Así, los deudores hipotecarios ven reforzada su posición a través de medidas tales como el establecimiento de limitaciones al devengo de intereses de demora, el refuerzo de la independencia de las sociedades de tasación, el endurecimiento de los requisitos para acceder a la venta extrajudicial del bien hipotecado y el establecimiento de motivos de oposición adicionales durante el proceso de ejecución.

Si bien la Ley 1/2013 introduce medidas de protección generales en favor de los deudores hipotecarios, la mayoría de las novedades están orientadas únicamente a la protección de los deudores de préstamos o créditos garantizados con hipoteca sobre su vivienda habitual. Por ejemplo, se han introducido modificaciones en el Real Decreto-Ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, por el que se regulaban, entre otros, los requisitos necesarios para poder solicitar la dación en pago de préstamos o créditos hipotecarios en España.

Puede leerse un comentario más detallado elaborado por el departamento de Bancario &

Page 32

Financiero de CMS Albiñana & Suárez de Lezo pinchando en este link:

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA