La reforma del régimen de los arrendamientos urbanos. Incentivos para el arrendador

Autor:Ramon M. Romeu Cònsul
Cargo:Abogado
Páginas:108-117
 
EXTRACTO GRATUITO
108 LA NOTARIA | | 1/2015
Práctica
La reforma del régimen de los arrendamientos urbanos.
Incentivos para el arrendador
Ramon M. Romeu Cònsul
Abogado
I. LA MOTIVACIÓN DE LA REFORMA
Según los datos del último censo, que
corresponden al año 2011, en el estado es-
pañol hay más de 25,2 millones de viviendas,
de las cuales casi 3,5 millones están vacías.
Asimismo, según este censo, aproximada-
mente un 17 % de las viviendas ocupadas lo
están en régimen de alquiler.(2) Estos datos
contrastan significativamente con la media
europea, que indica que el porcentaje de
viviendas ocupadas en régimen de alquiler
se aproxima al 38 %.(3) De hecho, los datos
ponen de manifiesto que, a parte de la cul-
tura de la propiedad fuertemente arraigada
en nuestra comunidad, en el Estado español
muchos propietarios de inmuebles vacíos
prefieren mantenerlos así antes que incor-
porarlos al mercado de alquiler.
Esta situación puede explicarse, por un
lado, por el hecho de que lo s propietarios
no obtienen una rentabilidad suficiente de
los inmuebles de su propiedad y, por otro,
por la falta de profesionalización de est os
propietarios, l o que no les permite gestio-
nar adecuadamente los riesgos inherentes
a la ejecución y aplicación de un contra to
de arrendamiento. En est e sentido, no se
puede obviar que el mercado esp añol de
la vivienda es un mer cado mu y atomi za-
do donde pred ominan aún los pequeños
propietarios (que en no pocas ocasion es
dependen económicamente de las rentas
obtenidas del alquiler).
Esta situación ha provocado, en nuestra
historia más reciente, que la falta de dispo-
nibilidad de viviendas de alquiler haya de-
rivado en un incremento de las rentas, con
SUMARIO
I. LA MOTIVACIÓN DE LA REFORMA
II. LA REFORMA DESDE UN PUNTO
DE VISTA SUSTANTIVO
III. LA REFORMA DESDE EL PUNTO
DE VISTA PROCEDIMENTAL
IV. LA CREACIÓN DEL REGISTRO DE
SENTENCIAS FIRMES DE IMPA-
GO DE RENTAS DE ALQUILER
V. CONCLUSIÓN

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA