Reforma legal y judicial en el Salvador.

Autor:Dr. Francisco Jose Barrientos
Cargo:Abogado y Notario de El Salvador.
 
EXTRACTO GRATUITO

Pronto iniciará en El Salvador una nueva Legislatura pluripartidista (Asamblea Legislativa), surgida de las elecciones para Diputados del 16 de Marzo del 2003, así como se espera que en junio/03, se realice la renovación de una tercera parte de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, (cinco propietarios y sus respectivos suplentes) y la próxima elección de un nuevo Presidente del Organo Judicial, que deberá elegir, la nueva Asamblea Legislativa por mayoría calificada para un período judicial que inicia en Julio/03, la ocasión es propicia para estas líneas.

En 1975, el jurista colombiano Fernando Londoño Hoyos, en una Asamblea de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN), decía: ''el sistema de derecho se resiente de gravísimos vicios. Somos herederos en nuestra conformación jurídica del Derecho Romano, desde luego, pero sobre todo del Derecho Francés, de la codificación y de la escuela de la exégesis con lo que ella trajo consigo. En algún momento de la historia las gentes pensaron que todo lo que era se podía reducir a fórmulas racionales y que el derecho, lo mismo que cualquier otra cosa, se podría pensar de una vez para siempre. Así que resolvieron escribirlo en leyes y pretendieron que ahí quedara ya definido para siempre...'' y también señalaba: ''...un derecho inflexible y rígido, que crea un medio refractario y como enemigo del advenimiento de nuevas figuras históricas y una tremenda movilidad de las circunstancias de hecho en medio de las cuales se desenvuelve. Además y precisamente porque nuestros legisladores y nuestros administradores no tienen confianza en la creación del derecho por la vía de la costumbre, de la doctrina y de la jurisprudencia, se han sentido en la obligación de dictar una ley, una norma, una resolución, una circular cada vez que pasa algo nuevo. Entonces queda el ambiente latinoamericano invadido, agobiado por una montaña gigantesca de legislación o de formulación jurídica-normativa escrita. Esa movilidad legislativa que ha conducido a que en algunos países sea magnífico negocio vender códigos con pastas de argolla para hojas movibles, se emparenta desde luego como digo, con aquel criterio excesivamente estático sobre el derecho. Y surge entonces lo que Carnelutti llamaba la inflación legislativa.'' Palabras vigentes que se aplican a nuestra realidad de principios de este Siglo XXI.

La Economía global se ha adelantado al desarrollo de nuestro Derecho, es tiempo de cambio y de entrar al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA