Recomendaciones de la CNMV para la oferta de servicios de inversión vía Internet

RESUMEN

La CNMV está exponiendo desde hace pocos días a consulta pública una propuesta de recomendaciones a emisores, intermediarios e inversores para asegurar las operaciones en los mercados de valores realizadas a través de Internet.

 
EXTRACTO GRATUITO

Las recomendaciones, que una vez recogidas las sugerencias del público, se instrumentarán a través de una Carta Circular, tienen como objetivo principal permitir aprovechar al máximo las ventajas de Internet de forma segura y en beneficio de la eficiencia, transparencia e integridad de los mercados.

1. Reserva de actividad

1.1. Ofertas de valores y servicios de inversión realizados en territorio nacional

La prestación en España de servicios de inversión y las actividades complementarias previstas en el artículo 63.2 letras a) y c) de la LMV (“actividades reservadas”) únicamente pueden ser realizadas por entidades que hayan obtenido autorización previa y se hallen inscritas en los registros correspondientes (“entidades habilitadas”) de acuerdo con lo establecido en el Título V de la citada Ley. Estas entidades son fundamentalmente las entidades de crédito y las empresas de servicios de inversión y sus agentes y representantes. Entre los servicios de inversión se encuentran la mediación por cuenta del emisor en la colocación de valores y la comercialización de Instituciones de Inversión Colectiva.

Adicionalmente, la oferta pública de venta o de suscripción de valores e instrumentos financieros, incluidas las Instituciones de Inversión Colectiva, emitidos o no en territorio nacional (“ofertas de valores”), cuando se realicen en España están sujetas a verificación previa o registro por la CNMV.

Se entiende que las ofertas de valores y las actividades reservadas se desarrollan en España cuando se realicen actividades publicitarias en territorio nacional, con independencia de que el emisor u oferente de valores o la entidad habilitada residan en España o en el extranjero. Para que la actividad publicitaria se entienda realizada en territorio español, es suficiente que esté dirigida a inversores residentes en España.

En consecuencia, la publicidad por cualquier medio sobre la oferta de valores o servicios de inversión realizada en España o dirigida a inversores residentes en España está reservada a entidades habilitadas y a valores previamente registrados.

La extraterritorialidad de Internet como medio de difusión de productos y servicios hace que surjan algunas peculiaridades a la hora de valorar el alcance de la reserva de actividad.

Así, en el caso de ofertas de valores por Internet, la norma crea una presunción legal. Se presume que la oferta está dirigida a inversores residentes en España cuando el emisor u oferente o cualquier persona que actúe por cuenta de éstos proponga la compra de los valores o facilite a los residentes en territorio español la información necesaria para apreciar las características de la emisión u oferta y adherirse a ella. Los criterios que utiliza la norma para establecer esta presunción, en relación con las ofertas de valores, pueden hacerse extensivos respecto a las demás actividades reservadas que se prestan a través de Internet.

Algunos de los indicios susceptibles de ser tomados en cuenta a efectos de determinar cuándo una oferta de valores o una actividad reservada se realizan, a través de Internet, en territorio español son los siguientes:

  1. La formulación en alguna de las lenguas oficiales de España

  2. La difusión adicional por otros medios de comunicación en España

  3. El envío personalizado –por medios electrónicos o físicos- de las informaciones o propuestas de venta a sabiendas de que los destinatarios residen en España

  4. El volumen y naturaleza de las actividades promocionales y contactos que se realicen en España, particularmente si se dirigen a residentes en España

  5. La omisión de “claras advertencias” que: - explícitamente indiquen que las emisiones u ofertas o los servicios propuestos no están disponibles para residentes en España, o que solamente están disponibles para residentes en los países que se detallen en tal advertencia y

    - sean visibles junto con las informaciones ilustrativas de la emisión u oferta o servicio propuesto, o antes de las mismas

    1.2. Advertencias y cautelas en relación con las ofertas de valores y servicios de inversión en otros territorios

    La utilización de Internet por los oferentes de valores residentes en España o por entidades habilitadas españolas hace accesible su oferta de productos y servicios desde otros países, por lo que su actividad puede quedar sujeta a la normativa del mercado de valores de dichos países. La CNMV recomienda, por tanto, a todo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA