Recensión al libro «Fauna exótica invasora», de José Miguel Beltrán Castellanos

Autor:Ramón Terol Gómez
Cargo:Profesor Titular de Derecho Administrativo. Universidad de Alicante
Páginas:182-184
 
EXTRACTO GRATUITO
Revista de Derecho Administrativo
182 #1 · enero 2020
RECENSIONES
RECENSIÓN AL LIBRO «FAUNA EXÓTICA INVASORA», DE JOSÉ MIGUEL BELTRÁN
CASTELLANOS207
Autor: Ramón Terol Gómez
Cargo: Profesor Titular de Derecho Administrativo. Universidad de Alicante
La ausencia de fronteras que ha traído con-
sigo la globalización, que los desplazamien-
tos de una parte a otra del globo se puedan
realizar en poco tiempo y que ya pocas cosas
queden que sean exclusivas de un lugar de-
terminado pudiendo comercializarse fuera
de su entorno originario, es una cuestión que
afecta a prácticamente todo lo que nos ro-
dea. Y a los animales también. ¿Quien no ha
tenido de niño una tortuga de agua que, con
una voracidad desmedida, comía de nues-
tra mano todo lo que se le ofrecía y termi-
nó haciéndose tan grande que ya no había
recipiente apto para que no se saliera y es-
capase?. No reparábamos en que se trata-
ba de una especie alóctona o exógena, que
se encontraba fuera de su hábitat natural,
y que si –dada su voracidad y capacidad de
adaptación– empezara a proliferar aquí, po-
dríamos tener un serio problema, o distintos
problemas, por su impacto en un hábitat que
no es el suyo y que va a alterar, con resulta-
dos perjudiciales y en algunos casos impre-
visibles.
No se trata sólo de esa clase de tortuga, que
hasta hace pocas fechas poblaba sin dejar
espacio a otras especies la charca que se
ubica en el jardín interior de la madrileña es-
tación de Atocha, y que hoy en día pueden
encontrarse a cientos en el espacio conocido
como “Bosque Ilustrado” de la Universidad
de Alicante, que incluye un embalse donde
convive con patos, peces y alguna que otra
especie.
El fenómeno de las denominadas especies
exóticas invasoras desborda el tan sencillo y
cercano ejemplo de la tortuga de agua dulce
originaria de Estados Unidos. Va mucho más
allá de ese caso. Los ejemplos de especies
invasoras que llegaron como animales de
compañía, fueron abandonadas y alteraron
su entorno son muchos, como es el caso de
los periquitos o los cerdos vietnamitas, por
citar algunos. También especies no desea-
das no han tenido dificultades para llegar a
nuestro entorno, como es el caso del mos-
quito tigre o, en nuestras costas, una medu-
sa especialmente peligrosa conocida como
“calavera portuguesa”.
Los problemas que se plantean a cuenta
del fenómeno señalado son de salud públi-
ca, veterinarios, ambientales en lo que tiene
que ver con la alteración de los ecosistemas,
agrícolas en la medida que pueden afectar a
la producción, entre otros, y desde luego eco-
nómicos y jurídicos, pues se trata esta de una
realidad que es preciso ordenar y regular.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA