Lo público en la creación e implantación de Internet

Autor:Moisés Barrio Andrés
Cargo del Autor:Letrado del Consejo de Estado
Páginas:77-112
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 77

Introducción

Como ya ha quedado expuesto, Internet es una red universal formada por billones de dispositivos de todo tipo, incluyendo ordenadores —fijos y portátiles—, teléfonos móviles inteligentes, tabletas, televisores inteligentes, consolas de videojuegos, relojes inteligentes y otras ropas tecnológicas (wearables), electrodomésticos, automóviles, etc., además de dispositivos especializados de medición y control (sensores, controles de acceso, cajeros, máquinas expendedoras y de cobro, dispositivos de domótica...) propios del Internet de las Cosas (IoT).

Estos equipos emplean distintos sistemas operativos: Windows, Linux, MacOS, Android, iOS, Windows Phone, Symbian OS, etc., y se conectan a Internet por medio de una conexión alámbrica o inalámbrica: desde los viejos módems analógicos a través de una línea telefónica de cobre (RTB), la RDSI (Red Digital de Servicios Integrados), el ADSL o DSL ([Asymmetric] Digital Subscriber Line), cable coaxial HFC (Híbrido de Fibra-Coaxial), fibra óptica, circuitos de datos dedicados, red eléctrica, red de satélites de banda ancha, wi-fi, wimax, redes de telefonía móvil (3G, 4G, 5G), etc.

De este modo, es necesario presentar unas mínimas nociones técnicas sobre las que se basa lo que hoy conocemos como Internet para poder entender el peculiar proceso de alumbramiento e implantación. Se ha limitado al mínimo imprescindible la utilización de conceptos técnicos, centrados básicamente en cuatro: conmutación de paquetes, protocolo TCP/IP, dirección IP y nombre de dominio.

(i) La conmutación de paquetes (packet switching), inventada durante la Guerra Fría por Paul Baran, es un método de comunicación que descompone todos los datos que se pretenden enviar en partes más pequeñas, denominadas «paquetes» (packets), que se transmiten a través de un medio que puede ser compartido por múltiples sesiones de comunicación simultáneas (a diferencia de la telefonía tradicional, basada en la conmutación de circuitos, que necesariamente tiene que

Page 78

reservar un canal para su uso exclusivo en una conversación). Los paquetes consisten en cabeceras (headers) y cargas (payloads) y se transmiten individualmente, e incluso pueden seguir diferentes rutas hacia su destino. Una vez que todos los paquetes que forman un mensaje o archivo llegan al destino, el equipo los recompone en el mensaje original. La cabecera vendría a hacer la función que cumple un sobre en la analogía postal, expresando el remitente y destinatario, mientras que la carga sería el mensaje o fichero que se quiere enviar.

Además, esta tecnología propicia un uso eficiente del ancho de banda. Así, en vez de enviar los datos como archivos gigantes a través de Internet, que provocaría altos cuellos de botella si no colapsos, la conmutación de paquetes permite dividir los archivos en porciones más pequeñas. Después, mediante el enrutamiento (routing), se escoge la mejor ruta entre las distintas redes. Además, cada paquete tiene información de enrutamiento que le permite alcanzar individualmente su destino. De este modo, cuando los paquetes se envían desde un ordenador personal, un smartphone u otro dispositivo conectado a Internet, se transmiten a través del conjunto de redes que componen Internet tomando el camino menos ocupado en ese instante. Una máquina especial, denominada encaminador o router, determina cuál es la ruta más óptima y envía cada paquete hacia su destino. Durante el transcurso de su viaje, un paquete viajará a través de muchos routers y distintas redes, radicados en países diferentes.

(ii) En segundo lugar, Internet es una red global integrada por múltiples redes y dispositivos, de índole muy heterogénea, distribuidos por todo el mundo. Para que estos dispositivos puedan comunicarse («entenderse entre sí»), se utiliza una misma familia de protocolos de comunicaciones («lenguaje»), que se conoce con el nombre de protocolo «TCP/IP» (Transmission Control Protocol/ Internet Protocol, Protocolo de Control de Transmisión/Protocolo de Internet) y que hace posible la conmutación de paquetes.

Este protocolo, a su vez, está formado por dos capas. La capa superior, TCP, gestiona el ensamblaje de un mensaje o archivo en paquetes más pequeños que se transmiten a través de Internet y son recibidos por una capa TCP que reensambla los paquetes en el mensaje original. La capa inferior, IP, gestiona la parte de la dirección de cada paquete para que llegue al destino correcto.

(iii) En tercer lugar, a cada dispositivo conectado a Internet (p. ej., ordenadores, smartphones, sensores del Internet de las Cosas...) se le asigna un número único (una suerte de «DNI electrónico»), denominado dirección IP, que sirve para identificarlo y singularizarlo del resto de los dispositivos de la red1.

Page 79

Este esquema de identificación, muy similar al sistema telefónico, resulta poco eficaz al tener que memorizar una larga ristra de números correspondientes a las direcciones IP (en la actualidad, hay más de cuatro billones de direcciones IP). Para solucionar esta cuestión pronto se creó el sistema de «nombres de dominio» (Domain Name System, DNS), en virtud del cual a cada dirección IP se le asigna un nombre simbólico, que es más fácil de recordar que un número (v. gr. www.google.es frente a 173.194.40.183, o correo.consejo-estado. es en vez de 80.36.66.118).

(iv) El sistema de nombres de dominio se estructura en torno a dos niveles:

  1. El nivel superior o primer nivel (Top Level Domains, TLDs), compuesto, a su vez, por otros dos grupos: i) los llamados «genéricos» (generic Top Level Domains, gTLDs), integrado por los siete originarios (.com, .edu, .gov,
    .org, .net, .int y .mil) y otros sucesivamente creados a partir de 2001 (.biz,
    .info, .name, .corp, .aero, .pro, .museum, .travel, .post, .mobi, .tel, .jobs, .asia, .cat...); y ii) los «geográficos» o de código de país (country code Top Level Domains, ccTLDs), por ejemplo: .us (Estados Unidos), .es (España),
    .fr (Francia), .ad (Andorra), .ch (Chile), etc.

  2. El segundo nivel (Second Level Domains, SLDs), que es el correspondiente a la persona física o jurídica con presencia en Internet (p. ej., mi página web personal en www.moisesbarrio.es o el Consejo de Estado en www.consejo-estado.es). Generalmente consiste en incorporar el nombre de la persona física o jurídica o la marca correspondiente.

Una vez realizada esta sucinta presentación de los conceptos técnicos nucleares que utilizaremos en páginas sucesivas, nos corresponde abordar seguidamente la invención y posterior evolución de Internet con especial atención al papel público en dicho proceso.

Incubación de internet

Internet2comenzó a prefigurarse en la década de los años sesenta del pasado siglo con las investigaciones en torno a la red ARPANET, la «abuela de

Page 80

Internet», y tiene su origen en el llamado internetting problem, es decir, cómo conectar diversos ordenadores y redes de diferentes características técnicas (mecánicas, eléctricas y lógicas), haciendo posible la comunicación a pesar de tales disparidades.

Por su parte, lo público ha sido el catalizador fundamental de la Red. Ya ha quedado apuntado cómo la Administración pública norteamericana auspició la mayor parte del proceso de investigación y desarrollo que dio origen a la moderna Internet. Y esto fue así debido a que inicialmente el sector privado no detectó un interés comercial en la nueva tecnología de red. De hecho, el opera-dor de telecomunicaciones norteamericano AT&T fue invitado en 1972 a hacerse cargo de ARPANET, pero declinó el ofrecimiento aduciendo la nula proyección comercial tras estudiar la propuesta durante tres meses. Fue asimismo dicha Administración la que, después de asumir la factura del desarrollo tecnológico y tras la creación de una base crítica de usuarios suficiente, preparó la apertura de la Red al mercado.

De igual modo, desde el principio ARPANET estuvo abierta a los centros de investigación. Primero a los que habían colaborado con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, pero luego a otros muchos. La orientación universitaria se va separando poco a poco de la militar, hasta que en 1983 se decide la división de ARPANET en dos subredes: ARPANET, que se mantendrá dedicada a desarrollos científicos, y MILNET, que queda vinculada a la Defense Data Network, la red militar norteamericana.

ARPANET seguirá siendo la espina dorsal de Internet en Estados Unidos hasta 1990, año en el que se integra en la NSFNET. Esta es la red de la National Science Foundation, red que es propiamente la «madre de Internet» y que se convertirá en el núcleo de Internet entre 1986 y 1995, fecha esta última en la que se reemplaza la NSFNET por una serie de grandes redes troncales interconectadas (backbones), pertenecientes ya a operadores privados de telecomunicaciones (MCSnet, Sprintnet, ANSnet). En España, Telefónica inicialmente mostró un total desinterés por el fenómeno de Internet, dándose la paradoja que las conexiones internacionales con Internet global fueron primero facilitadas por operadores de telecomunicaciones internacionales presentes en nuestro país (Sprint, British Telecom y France Telecom), ya que hasta mediados de 1995 no tuvo definidos ni los propios precios del servicio.

Page 81

La historia de Internet es la historia de un proceso científico-técnico, político, social y económico extraordinariamente complejo en el que participaron un gran número de actores, sin que la actividad de ninguno de ellos fuese, por sí sola, determinante para el surgimiento de la Red. Tanto es así que, tras el análisis de las diferentes versiones de la historia de Internet, Rosenzweig3concluye que es fruto de varias historias, no de una sola, dependiendo del enfoque de los factores y actores que se consideren determinantes. Tal insólita combinación histórica de esfuerzos académicos, de servicio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA