Hans KELSEN, La ética protestante y el espíritu del capitalismo, Editorial Reus, S. A., y Revista de Derecho Privado, «Colección Clásicos del Derecho», con traducción de Luis LEGAZ LACAMBRA y presentación de Jesús LÓPEZ MEDEL, Madrid, 2009.

Autor:Jesus López Medel
Cargo:Registrador de la Propiedad
Páginas:2497-2499
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 2497

La editorial Revista de Derecho Privado publicó en Madrid, en el año 1955, este libro de Max WEBER, con el título La ética protestante y el espíritu del capitalismo, traducido por el maestro de filósofo-juristas, Luis LEGAZ LACAMBRA, Rector, en aquellos años, de la Universidad de Santiago de Compostela. Es un momento suyo, más reposado y creador, en su obra científica e intelectual del Derecho, con sus introducciones, tratados, monografías. Y con la experiencia inusual de quien plenamente dedicado a la docencia, sin embargo, en los Congresos Mundiales de Filosofía del Derecho y Filosofía Social, y de Derecho Internacional de La Haya, pudo seguir directamente la evolución del pensamiento jurídico. Y fue, como traductor al español y otras lenguas, obras del alemán (KELSEN, SAUER, FISCHBACH, MAYER, HOLSTEIN, WEBER, FORSSTHOFF y STARCK), del italiano (MOSCA DEL VECHHIO, BIASUTT y GUARNERI), del francés (GUET-ZERCHM EWELY), del inglés (MENHEIM y GANDHI).

Las circunstancias sociopolíticas de la España de entonces y las concretas del Derecho Natural y de la Sociología y de la Economía, con la aparición entre nosotros de la obra de Max WEBER, supuso la llegada de un aire fresco. Tanto desde el punto de vista ascético-cristiano -católico o protestante- en general, como para la reflexión ante aspectos -por algunos considerados mixtos- acerca de la organización racional del trabajo y de la producción. Con una conexión histórico-espiritualista de la profesión como una óptica o actitud al margen -o además- de lo religioso.

La elección y rúbrica del título de la obra para su traducción por LEGAZ, fueron hechas por el propio WEBER, quien explica, en una completa Introducción, que se trata de una recopilación de diversos estudios, en los que se reflejan, hilvanadas, las dos grandes motivaciones que hemos mencionado, en síntesis, en el párrafo anterior. Max WEBER detallará su contenido, sus coordenadas y señalará los propios límites y alcance de su obra. Incluso en algún momento apelará al aspecto pragmático de sus reflexiones teológicas-ascéticas. Reconoce, incluso, que ha querido abordar lo que, en otros estudios paralelos, como su Economía y Sociedad, largamente citada por LEGAZ en su quinta edición de Filosofía del Derecho, Barcelona, 1978.Page 2498

El primer estudio que incorpora a su magna obra lo titula El problema (pág. 194 y sigs.). Alude a las «críticas razonadas», que había producido en su época por destacados autores, desde...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA