Características psicológicas de los árbitros. Diseño de una propuesta de investigación

Autor:José Manuel Izquierdo Ramírez/Mª Del Carmen Rodríguez Pérez
Páginas:79-88
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 79

El estudio científico de los aspectos psicológicos de los arbitros en el deporte es relativamente reciente, Riera (1985); Caracuel, J.C. (1995); Matrero, G y otros (1998) abren una puerta a la reflexión e investigación de un colectivo de profesionales que ha sido descuidado en la Psicología del Deporte, ya que es una disciplina joven a la que queda mucho por hacer.

Pretendemos centrar nuestro esfuerzo en el análisis de las características psicológicas de los arbitros en general y los arbitros de fútbol en particular, en dos dimensiones fundamentales:

• Afectivo-emotiva, referida a factores básicos de la personalidad, donde las motivaciones, las expectativas de éxito, los beneficios en la salud y bienestar psicológico de la actividad física y deportiva que realizan, la ansiedad y el estrés que genera la práctica de su actividad y las presiones que reciben de los participantes en el deporte, juegan un papel destacado.

• Cognitivo-contextual, referida a la percepción, anticipación, decisión y corrección de errores en la práctica deportiva desarrollada.

1. Factores de personalidad

Hay ciertas características psicológicas que son consideradas básicas en el ejercicio y éxito del arbitraje; pretendemos constatar y evaluar los rasgos de personalidad que definen mejor a los arbitros como deportistas en relación con su actividad deportiva. Aspectos tales como el autocontrol, auto-concepto, seguridad y confianza en sí mismo, auto-eficacia, motivaciones hacia la actividad que realizan, y lo que espera de la práctica deportiva, que serán especificados atendiendo a las diferencias individuales y a las situaciones concretas de cada sujeto.

En nuestro estudio, estamos utilizando La Escala de Personalidad PY - BTPD - S: Batería de Tests Psicológicos para Deportistas de Salamanca de J. L. Fernández Seara; I. Fernández Navarro y M. Mielgo Robles y adaptada por J.M. Izquierdo y M. C. Rodríguez, con el objetivo profundizar en el conocimiento de las variables que se consideran fundamentales en la práctica deportiva de los arbitros y así diagnosticar los siguientes factores:

Page 80

1.1. Personalidad

Auto-control, hace referencia al control que el arbitro ejerce sobre sus emociones, estado de ánimo, cogniciones, acciones y situaciones sobre todo en contextos relacionados con la práctica deportiva. El rasgo de ansiedad se define como una predisposición a percibir ciertas situaciones como amenazadoras y a responder a éstas con diversos niveles de la ansiedad estado. Este tipo de Ansiedad Rasgo, evalúa las reacciones de tensión, excitación y preocupación frente a los distintos acontecimientos y situaciones deportivas. Auto-estima, se refiere a la valoración cognitiva y afectiva que el deportista hace de sí mismo a partir de competencia, valía y eficacia en la actividad desarrollada. Confianza y seguridad en sí mismo, analiza la confianza y seguridad que tiene en sus propias posibilidades y recursos. Auto-eficacia, mide la competencia y la eficacia alcanzada por el sujeto en la ejecución de los entrenamientos y en la competición. Cooperación e integración social, evalúa el nivel de integración, cooperación y cohesión con los iguales y los sujetos con los que se relaciona directamente en su práctica deportiva.

1.2. Motivación

En cuanto a las motivaciones es bueno conocer por qué se comienza a realizar una actividad físico-deportiva, en este caso el arbitraje deportivo, pero sobre todo los motivos que los mantienen, o por el contrario, por qué está pensando en abandonar su práctica. Motivación narcisista, mide la necesidad y deseo que el sujeto tiene por mostrar a los demás su condición y forma física, sus destrezas y su valía a través del deporte. Afiliación e integración social, tendencia a buscar a través de la actividad deportiva contactos sociales, la amistad y la integración social. Prestigio y Reconocimiento Social, buscar a través de la práctica del deporte y la competición el reconocimiento social, el prestigio y el éxito. Motivación de logro, intentar conseguir a través de la práctica del deporte el desarrollo y la realización personal, y alcanzar las metas que se ha propuesto.

1.3. Expectativas

Las expectativas de éxito, analiza las valoraciones y percepciones de éxito o fracaso futuro que el sujeto hace de su acción deportiva.

Las expectativas del arbitro guían la selección de acciones en un contexto dado. «Resultado-acción-expectativas» son hipótesis o reglas eventuales que representan.

«Si_____________, entonces_______________________________

Son relaciones entre alternativas de acción y resultados probables anticipados para una conducta particular posible en situaciones particulares. Un aspecto especial de las expectativas es la auto-eficacia, definida como la convicción del sujeto en que puede realizar la conducta requerida para una situación determinada. Las percepciones de la propia eficacia juegan un importante papel guiando y dirigiendo la propia acción.

Las expectativas como variables personales centrales dependen de estímulos específicos y contextos particulares, no se pueden separar de su cercana interacción con con-

Page 81

diciones situacionales. Esas subjetivas hipótesis sobre las consecuencias de resultados de la acción y competencias personales pueden servir como útiles predictores de las ejecuciones de los arbitros.

Las expectativas guían al sujeto en la selección de las acciones entre las muchas que pueden practicar en una situación cualquiera, luego para producir la acción particular en una situación determinada es indispensable atender a las expectativas específicas del sujeto respecto a las consecuencias de las diversas acciones que puede practicar en una situación dada.

Se pueden distinguir dos tipos:

  1. Expectativas que aluden a las relaciones acciones-consecuencias. Cuando el arbitro se aproxima a una situación lo hace habitualmente desde expectativas generalizadas a partir de las consecuencias de su acción en situaciones anteriores, experiencias previas en situaciones parecidas, dichas expectativas son el principal condicionante de la acción, aunque resulten moduladas por la información adicional que proporciona la situación concreta en que tiene lugar la acción que genera expectativas específicas de la situación. Cuando la situación es altamente específica o infrecuente, la acción vendrá determinada en mayor medida por las expectativas específicas estrechamente vinculadas a tal situación.

  2. Expectativas que aluden a las relaciones estímulos-consecuencias...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA