Prólogo. La responsabilidad global de una nueva Europa

Autor:Carlos Carnero González
Cargo:Embajador en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea
Páginas:9-11
RESUMEN

La Unión Europea nació como articulación de una vocación supranacional de seis Estados que, 60 años y no pocos obstáculos después, se ha convertido en una realidad política que da cobijo a 27 naciones y más de 500 millones de personas. (...)

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 9

La Unión Europea nació como articulación de una vocación supranacional de seis Estados que, 60 años y no pocos obstáculos después, se ha convertido en una realidad política que da cobijo a 27 naciones y más de 500 millones de personas. Una génesis alejada de toda tentación despótica que logró apuntalar sus cimientos con las herramientas de la palabra, la reflexión y el consenso. Sospecho que no fueron los utensilios más sencillos, ni siquiera los de más rápido manejo, pero sin duda han sido los más apropiados para la consolidación de una comunidad que hoy asume, sin solemnidades impostadas y con el debido sentido de la responsabilidad, la encomienda inherente a su mayoría de edad.

Como hemos apuntado, la Unión Europea es discípula de su pasado. El aprendizaje de nuestros errores y aciertos, así como el análisis de dónde nos encontramos en la actualidad, nos lleva de manera inevitable a reformular una hoja de ruta que otorga a Europa un papel protagonista en el renovado escenario internacional. La entrada en vigor del Tratado de Lisboa ha supuesto un paso fundamental no sólo en el reconocimiento de esa inspiración transfronteriza de la Unión, sino ante todo ha puesto sobre la mesa los mecanismos necesarios para modular de manera efectiva la ejecución de sus responsabilidades en el caleidoscópico foro global.

En este contexto, se presenta como perentoria para la Unión Europea la necesidad de fortalecer las relaciones con los Estados vecinos y socios estratégicos, así como la defensa incondicional de los derechos humanos, la promoción de la paz y la erradicación de la pobreza. Lejos de cualquier declaración de buenas intenciones, este compromiso práctico supone el principal estandarte identificativo de la política exterior de la Unión en las principales mesas internacionales de decisión. Las numerosas cumbres previstas en la agenda europea para los próximos meses, entre la que destaca la de América Latina y Caribe de mayo, son una muestra más de la implicación pragmática de un plan de acción que no entiende de voluntades dialécticas, sino de necesidades reales.

Page 10

Aunque aún queda mucho por hacer. Europa dio recientemente en la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de Córdoba un paso decisivo en la definición y coordinación de esta política al avanzar en la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior, llamado a convertirse en nuestro principal instrumento diplomático para hacer frente a los grandes desafíos de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA