Prólogo

Autor:Juan Antonio Pomares Barriocanal
Páginas:13-16
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 13

El objetivo de este libro se centra en abordar, de una manera asequible, el estudio individualizado de cada uno de los artículos que componen el actual Sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, aprobado por la Ley 35/2015 de 22 de septiembre. La voluntad didáctica de este trabajo se aprecia, entre otros aspectos, por los numerosos cuadros y esquemas que incorpora, dirigiéndose hacia el amplio colectivo de tramitadores, jefes de siniestros, abogados, jueces, mediadores y profesionales en general cuya actividad se desarrolla en el ámbito del derecho de la circulación. La complejidad del denominado “nuevo baremo”, con una Ley de 507 páginas, más otras casi 300 de bases técnicas actuariales, demanda la publicación de estudios que aclaren conceptos, faciliten su comprensión, ayuden a la formación y ofrezcan las diversas interpretaciones que en esta fase inicial de su vigencia pueden darse. Esta monografía se ha escrito desde la experiencia de casi 30 años de vinculación al mundo asegurador, con funciones en la formación directa de equipos de siniestros y de la red jurídica. Y asimismo, completada con mi acreditación de mediador, que amplía el horizonte de la visión aseguradora, dándole un enfoque neutral al estudio de la Ley.

Mi trayectoria profesional casi siempre se ha encontrado vinculada a los daños personales ocasionados en accidentes de tráfico, lo que indudablemente ha trascendido más allá de la actividad laboral, influyendo de forma sustancial en mi carácter y en mi manera de percibir la vida. Por ello, quiero en esta introducción, antes de entrar en materia estrictamente jurídica, compartir unas reflexiones personales sobre lo que, desde la posición del ámbito asegurador, me ha aportado humanamente el contacto con las víctimas, particularmente con los grandes lesionados.

Antes de ello, debo apartar falsos mitos originados por meros prejuicios y agradecer el privilegio que supone trabajar en un Grupo Asegurador que no solo incorpora entre sus principios el humanismo, sino que realmente lo

Page 14

practica. Son numerosísimas las muestras que ha dado al respecto, tanto en el ámbito interno, de las que debo guardar confidencialidad, pero doy fe de ello, como públicamente, siendo su Fundación un ejemplo indiscutible. Para quien, como en mi caso, ha tenido la oportunidad de ser educado en el seno familiar con unos principios, de profundo arraigo paterno, tan justos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA