Prólogo

Autor:Ricardo Bodas Martín
Cargo del Autor:Presidente de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional
Páginas:5-7
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 5

La emergencia de la nueva crisis económica, causada esencialmente por el descontrol del sistema financiero mundial, está provocando efectos gravísimos de desestabilización económica, cuya finalización no acaba de concretarse en el conjunto de la economía mundial, donde ha provocado una destrucción masiva de empleo en la mayoría de las economías nacionales, especialmente en aquéllas cuyo crecimiento ha estado, como sucede en el caso de España, muy relacionado con la Industria de la Construcción.

El empleo se ha convertido en el primer problema nacional, abriéndose un amplísimo debate sobre el modo de solucionarlo, provocado, en gran parte, por las dificultades de alcanzar acuerdos globales entre las Asociaciones Patronales y los Sindicatos más representativos, lo que ha dado pie a que se reclame al Gobierno, cada vez con más insistencia y cada vez más generalizadamente, que zanje definitivamente la cuestión, introduciendo unilateralmente las reformas que sean menester. La negociación colectiva ha quedado en evidencia para amplios sectores de la opinión pública, entendiéndose desde los mismos que, si la autonomía colectiva no es capaz de encontrar soluciones convenidas a la crisis, deben buscarse salidas heterónomas, correspondiendo al Gobierno asumir plenamente sus responsabilidades.

No parece ser esa la mejor alternativa, porque las soluciones impuestas son mucho menos eficaces que las negociadas, especialmente en momentos de crisis, siendo exigible, por tanto, que los interlocutores sociales se esfuercen cuanto sea necesario para que la negociación alcance buen fin, lo que obligará necesariamente que el acuerdo se promocione, en primer lugar, desde el Gobierno, pero también desde las fuerzas de oposición, siendo exigible, al tiempo, que haya una opinión pública informada sobre las razones de cada cual en esta controversia, porque el consenso en la búsqueda de soluciones pactadas, solo se alcanzará si la ciudadanía lo reclama masivamente, penalizando, en su caso, a quienes no contribuyan al mismo.

Page 6

Contribuir a ese esfuerzo ha sido, sin duda, el principal impulso de quienes promovemos esta publicación, porque estamos plenamente convencidos que la negociación colectiva es la mejor alternativa a la crisis económica y aunque es cierto que las reformas necesarias para actualizar nuestro mercado de trabajo han encontrado serias dificultades para prosperar en períodos de bonanza, pensamos que la crisis económica puede ser...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA