Project Finance: Un nuevo mecanismo de financiación de inversiones

 
EXTRACTO GRATUITO

El project finance es un innovador mecanismo de financiación que permite al promotor de un proyecto, público o privado, llevarlo a cabo obteniendo la financiación de la inversión sin contar, por otros medios propios o ajenos, con la capacidad financiera necesaria.

A diferencia de los mecanismos de crédito utilizados habitualmente, el Project finance se basa fundamentalmente en la capacidad que tiene el proyecto para generar recursos, los cuales han de ser suficientes para pagar los rendimientos del capital, el beneficio del explotador, así como devolver el capital invertido.

Bajo nivel de riesgo

La innovación consiste, pues, en que el sistema financiero sustituye las tradicionales garantías reales, o casi, por una multitud de informes y estudios de viabilidad (técnicos, jurídicos y económicos) y por la implicación contractual de todos o la mayoría de los entes intervinientes en la gestación, materialización y gestión posterior del proyecto. En definitiva, las garantías acaban siendo del mismo rango, en total, pero aportadas solidariamente por un conjunto de agentes.

Por otro lado, sólo los proyectos con un nivel de riesgo muy bajo, pueden ser, en realidad, sujeto de este modelo de financiación. Una de las principales ventajas de este tipo de financiación es que se realiza "fuera de balance", es decir, sin incrementar los riesgos corporativos y financieros de las empresas promotoras, ya que los recursos financieros se prestan contra el propio proyecto y se recuperan mediante el "cash flow" que éste genera.

Ámbito de aplicación

El ámbito de aplicación del project finance es amplio, ya que tanto puede ser utilizado por proyectos exclusivamente privados, como por aquellos llevados a cabo por el sector privado mediante una licencia administrativa, una concesión pública, o bien proyectos totalmente públicos. En general, los proyectos donde este sistema de financiación resulta más adecuado son aquellos que, por sus características, necesitan fuertes inversiones iniciales y que posteriormente generaran unos ingresos seguros y regulares.

Por ejemplo, transportes de todo tipo, energías renovables y aprovechamiento energético (tratamiento de residuos, biomasa, energía eólica, solar, etc.), tratamiento de aguas, telecomunicaciones, proyectos industriales medioambientales, minería, etc. El hecho que el project finance se pueda llevar a cabo "fuera de balance" implica la constitución de una estructura independiente del promotor y con personalidad jurídica propia. Esta estructura se concreta en la constitución de una "Empresa del Proyecto" (EP) que será la titular de los activos del proyecto y quién, en general, soportará el riesgo de la operación.

Empresa del proyecto

Esta empresa ha de cumplir las leyes mercantiles y laborales del Estado español y de la Unión Europea y, a la vez, ha de ser suficientemente flexible para: permitir múltiples socios, posibilitar el acceso a préstamos bancarios, limitar la responsabilidad legal de los accionistas a sólo sus activos y ha de poder ser controlada tanto por parte del sector...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA