El Profesor José Antonio Gómez Segade: un maestro ejemplar (Laudationes y semblanzas con ocasión de su jubilación)

Páginas:23-61
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 24

Preliminar

En agosto de 2013 el profesor José Antonio Gómez Segade ha cumplido setenta años. Con tal ocasión, la Revista Actas de Derecho Industrial y Derecho de Autor ha considerado imprescindible homenajear su figura. La importancia de la obra del profesor Gómez SEGADE en el desarrollo e impulso del estudio del Derecho de la propiedad industrial e intelectual y de la competencia en España y en la esfera internacional justifican con creces la iniciativa. Todo ello sin olvidar tampoco la estrecha vinculación del homenajeado con ADI, Revista de la cual ha sido colaborador esencial desde su fundación por el maestro Carlos Fernández-nóvoa, director adjunto entre 1983 y 1994, y director entre los años 1996 y 2009, y de la que actualmente es presidente.

* * *

A la hora de organizar el merecido homenaje se descartó la invitación a la comunidad científica para elaborar estudios con el objeto de ser publicados en un volumen especial de ADI. Entre otras razones, las limitaciones de espacio de la Revista imposibilitaban la publicación de los numerosos trabajos que se recibirían. Además, y como es tradición entre los mercantilistas españoles, el profesor Gómez SEGADE, como los maestros que lo han precedido, recibirá en su momento un libro homenaje con contribuciones de sus colegas mercantilistas españoles.

Por este motivo, se consideró procedente que el homenaje de ADI al profesor José Antonio Gómez Segade se plasmara en una primera sección especial de este volumen 33 en la que distintos profesores de diferentes países pusiesen de manifiesto la relevancia del profesor Gómez SEGADE en el desarrollo del Derecho industrial, o hiciesen hincapié en la relación que los une con el homenajeado.

Obviamente, incluso configurado de este modo el homenaje, la lista de invitados tenía que ser, por fuerza, limitada (y en el caso de los profesores espa-

Page 25

ñoles, limitadísima, por ser ellos los llamados a participar en el referido libro homenaje). Se optó, así, por un reducido listado de profesores, buscando la representación de distintos países, sensibilidades y generaciones. Se ofrecen a continuación sus aportaciones, ordenadas por orden alfabético. Puede decirse, sin duda, que son todos los que están, pero obviamente no están todos los que son.

* * *

Querido profesor Gómez SEGADE, querido maestro: todos los que hacemos posible esta obra colectiva que es la Revista Actas de Derecho Industrial y Derecho de Autor le transmitimos nuestra más sincera gratitud por su magisterio e impulso decidido de nuestra Escuela creada por el maestro Fernández-nóvoa, y le recordamos que -como usted mismo ha escrito- los verdaderos maestros nunca se jubilan. Ad multos annos!

[I] Sobre el Profesor D José Antonio Gómez Segade

Prof. Dr. Alberto Bercovitz

Conocí al profesor Gómez SEGADE antes de mis oposiciones para acceder a la cátedra, que se celebraron en el año 1970. Estamos hablando, por tanto, de una relación de mas de cuarenta años.

José Antonio Gómez Segade fue el primer discípulo de Carlos Fernándeznovoa y hay que reconocer que las grandes cualidades del profesor Gómez Se-Gade fueron de extraordinaria importancia para el profesor Fernández-nóvoa y en definitiva para la creación y consolidación de una escuela especializada en la propiedad industrial. En efecto, Fernández-nóvoa había mantenido desde que sacó sus oposiciones a la cátedra una idea fundamental que consistía precisamente en dedicarse de manera fundamental al estudio y la enseñanza de la propiedad industrial. Ese propósito se vinculaba, por una parte, con el hecho de que bajo la dirección de D. Joaquín GARRIGUES se había preparado un anteproyecto de ley de patentes en cuya elaboración habían participado los discípulos que aquel momento trabajábamos con D. Joaquín, entre los que se contaba sin duda alguna, Carlos Fernández-nóvoa. Por otra parte, el interés por desarrollar una especialización en propiedad industrial era perfectamente comprensible en aquellos momentos en que la propiedad industrial apenas era estudiada en los cursos de Derecho, en los cuales o no se mencionaba ese campo del Derecho o se hacía una referencia extraordinariamente sucinta y muy restringida.

Se produjo así una situación que dio unos resultados que cabe considerar como magníficos. Por una parte, el maestro, Fernández-nóvoa llevaba el propósito de especializar el departamento de Derecho mercantil de la Universidad de Santiago de Compostela en los estudios de propiedad industrial, y en

Page 26

ese propósito pudo apoyarse de una manera muy eficaz en su primer discípulo, José Antonio Gómez Segade, que no sólo era un estudioso extraordinariamente capaz, sino que se dedicó con gran entusiasmo y energía a colaborar con su maestro para hacer realidad la especialización del departamento en la mate-ria de propiedad industrial. Su participación, por tanto, desde aquellos lejanos años a la realización de los proyectos de especialización ha sido absolutamente fundamental para la creación y desarrollo de la llamada escuela de Santiago de Compostela de propiedad industrial.

En esa especialización la labor de José Antonio ha tenido frutos especial-mente importantes. Por una parte, se constituyó en la Universidad de Santiago de Compostela una biblioteca magnífica especializada en propiedad industrial, una biblioteca que evidentemente puede compararse con las mejores del mundo en esa especialidad, aunque no sea muy conocida con carácter general.

Y otro ámbito en el que la colaboración de José Antonio ha sido decisiva fue en la organización y mantenimiento de las famosas Actas de Derecho Industrial (ADI), que no solamente han sobrevivido durante muchos años, sino que además han ido mejorando año a año gracias al impulso en buena parte del profesor Gómez SEGADE.

La labor del profesor Gómez SEGADE se ha visto potenciada por el hecho de haberse mantenido durante toda su vida académica como profesor con dedicación exclusiva a la universidad. Ello no sólo ha significado que todo su tiempo de dedicación al estudio se ha desarrollado en la universidad, sino que además ha sido capaz, porque ha tenido el tiempo y la dedicación necesarios, de dirigir un gran número de tesis doctorales, cuya calidad estaba garantizada de antemano cuando el profesor Gómez SEGADE era el director de las mismas. Es decir, que no cabe duda de que una parte de la escuela de profesores de Santiago de Compostela han sido discípulos directos de José Antonio Gómez Segade.

Por otra parte, aunque en España sea poco conocido este hecho, hay que destacar que el profesor Gómez SEGADE es muy conocido a nivel internacional, por lo que es invitado continuamente a dar conferencias en el extranjero, y también ha sido profesor visitante invitado en alguna universidad norteamericana, lo cual tiene especial mérito si se considera no sólo que tiene un nivel académico reconocido por los círculos especializados, sino que además, es capaz de dar cursos en otros idiomas, lo cual no es frecuente en profesores de su generación.

Pero su dedicación preferente al estudio de los derechos de propiedad industrial, con sus innumerables publicaciones, no ha impedido que el profesor Gómez SEGADE haya seguido considerándose como profesor del Derecho mercantil en general, es decir que ha seguido estudiando y aportando sus conocimientos a las otras áreas del Derecho mercantil y no sólo a la propiedad industrial.

En cualquier caso, no cabe duda de que el profesor Gómez SEGADE, cuyos conocimientos en propiedad industrial y Derecho mercantil son realmente extraordinarios, puede estar legítimamente satisfecho de su labor a todos los niveles, esto es, por sus publicaciones, por su direcciones de tesis y en general por su magisterio en la Universidad de Santiago de Compostela. Ese magisterio que hace que los mercantilistas tengamos hacia él la mayor consideración.

Page 27

[II] José Antonio Gómez Segade: un profesor Gallego en Buenos Aires

Prof. Dr. Guillermo CABANELLAS

Mucho antes de conocer a José Antonio personalmente, conocí sus obras. Mientras residía en Munich, realizando trabajos de investigación en el Instituto Max Planck, inicié un estudio sobre los secretos industriales. ¿Qué mejor base para esos estudios que el libro del profesor Gómez SEGADE? Durante unas vacaciones navideñas me llevé el libro a París, y lo leí en cafés, en hoteles y en bancos de plaza.

Varios años después conocí a José Antonio personalmente, y le conté sobre ése, mi primer encuentro con su obra. Siempre me criticó el haber utilizado así mi tiempo en París, pero lo cierto es que el claro y preciso estudio fue la base, hasta el día de hoy, que me ha permitido trabajar en el opaco tema del knowhow.

Con el paso de los años, se sucedieron nuevos encuentros: en Congresos, en Conferencias y sobre todo en ocasión de las periódicas visitas del profesor Gómez SEGADE en Buenos Aires. Tuvimos así posibilidad, muchos de los que actuamos en el mundo de la propiedad intelectual en la Argentina, de conocer a José Antonio no ya sólo a través de su labor jurídica sino también en toda...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA