Profesionalismo y bioética. Rehabilitando la dimensión afectiva en el aprendizaje de valores

Autor:Luis E. Echarte
Páginas:369-369
 
EXTRACTO GRATUITO
RESÚMENES DE LAS COMUNICACIONES-BIOÉTICA Y SALUD
CUADERNOS DE BIOÉTICA. 2019; 30(100): 331-391
369
PROFESIONALISMO Y BIOÉTICA. REHABILITANDO
LA DIMENSIÓN AFECTIVA EN EL APRENDIZAJE DE
VALORES
LUIS E. ECHARTE
Unidad de Humanidades y Ética Médica. Facultad de Medicina. Universidad de Navarra
Calle Irunlarrea s/n, Pamplona (Navarra)
lecharte@unav.es
El movimiento profesionalista resurge con fuerza en
la década de los noventa del siglo pasado como res-
puesta a los avances tecnológicos, cambios culturales e
intereses económicos que, desde mitad de siglo, han
ido socavando los más hondos valores médicos. Otro
factor que explica dicho auge son las nuevas estrategias
pedagógicas que, a finales del siglo XX y, en especial
en el ámbito universitario, han centrado el desarrollo
curricular en la adquisición de competencias. Pero como
señalan Hamui y Ruiz, aunque las definiciones de pro-
fesionalismo son numerosas, una mayoría “recuerdan
los principios fundamentales de la ética médica, desde
Hipócrates, para discutir situaciones actuales que resul-
tan inaceptables.” Cabe entonces preguntarse en qué
se diferencia el profesionalismo de la ética médica y,
yendo más allá, de la bioética contemporánea. En mi
presentación abordo dicha cuestión y destaco, en par-
ticular, en el marco de la relación médico-paciente, el
énfasis que el profesionalismo pone en el sujeto de la
acción el profesional de la salud frente al acento que
la ética médica y la bioética conceden al fin de la acción
el paciente. En segundo lugar argumento porqué, bajo
dicha luz, la perspectiva profesionalista propiciaría una
correcta fuerza motivacional en el quehacer deliberativo
del médico mientras que la ética médica y la bioética
proporcionarían crecientes niveles de objetividad en la
toma de decisiones morales. Mi conclusión es teórica
pero también muy práctica: propongo que el profesio-
nalismo y la bioética son actividades tan complementa-
rias como necesarias pero que, desde un punto de vista
temporal, el primero podría ser más eficaz en las etapas
iniciales de la formación del profesional de la salud.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA