Los profesionales de museos en galerías de arte: protección, conservación y difusión del patrimonio cultural

Autor:Marta Criado Enguix
Páginas:55-66
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 55

MARTA CRIADO ENGUIX87

RESUMEN: Los museos son los lugares donde se guardan y exhiben colecciones de objetos de interés artístico, cultural, científico o histórico. Estos centros deben adaptarse a un público, tienen que educar y comunicar, sin relegar la misión de conservar los testimonios culturales y transmitirlos a las generaciones futuras. Su función principal es proteger y promover el patrimonio cultural y artístico, así como los recursos humanos, físicos o financieros. También se dedican a investigar, conservar y a exponer colecciones que tienen un valor cultural.

El museo
1. Definición del concepto

La definición de museo ha evolucionado a lo largo del tiempo en función de los cambios que se han producido en la sociedad. Ha ido adoptando múltiples formas, desde una relación íntima y unipersonal entre visitante y museo hasta su difusión pública y abierta a una sociedad diversa. El término museo procede del término latín museum y del griego mouσεοv.

Etimológicamente ha sido asociada a la “casa de las musas” siendo considerada en el periodo helenístico como los Santuarios “consagrados a la sabiduría” como si se tratara de lugares donde recibían la inspiración.

El visitante, desde el primer momento en que entra en el museo hasta el final de la visita, se encuentra en un constante proceso de intercambio y participación provocando la aparición de nuevas relaciones. Surge un interés, pues el visitante quiere acercarse a la obra de arte, conocerla en profundidad. Aumentan las posibilidades de participación de los visitantes y se produce una comunicación más directa entre ellos.

Page 56

Otra peculiaridad a considerar, es la socialización del museo. Ello ha generado un nuevo sistema de relación entre todas sus partes.

Los visitantes se interrelacionan, es decir, pueden conectar con otros usuarios, compartir experiencias y/o contribuir con contenidos propios a la creación de espacios en el museo bien en su ámbito presencial o bien, en el virtual. Es interesante resaltar la aportación del ICOM en la cual argumenta que un museo es “una institución permanente, sin fines de lucro y al servicio de una sociedad y su desarrollo, que es accesible al público y acopia, conserva, investiga y expone el patrimonio material e inmaterial de los pueblos y su entorno para que sea estudiado, eduque y deleite al público”88.

El museo ha sido el intercesor que mantiene la relación entre ese acervo cultural y la participación ciudadana. Dichas aportaciones determinan los ejes históricos en los que se basa el museo que conocemos en la actualidad y sirven de marco general al desarrollo de estas instituciones en los distintos países. Bien es cierto que la propia elección de los medios necesarios para cumplir su finalidad, dependen de la política museística de cada país y ésta incidirá en la orientación y el funcionamiento de la institución y en su proyección social. De ahí se argumenta la necesidad de una dotación de medios técnicos, humanos, materiales y financieros y, en algunos casos, la colaboración de capital privado en el patrocinio o mecenazgo cultural que tiene como contrapartida la consolidación de una imagen de la propia empresa colaboradora. Se desarrolla una evolución que configura una transformación que afecta a toda la sociedad. Se produce una apertura y democratización cada vez mayor de los museos en los que surge un nuevo concepto y un público diverso con necesidades muy diferentes.

Como bien es sabido, no podemos medir la riqueza cultural de un país en la cantidad de patrimonio que posee sino también en cómo gestionarlo y la forma en que éste se inserta en la sociedad. Por tanto, en esta nueva visión de los museos es donde se encuentran los Profesionales de Museos reunidos por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) como los miembros, remunerados o no, del personal de museos, instituciones reconocidas por presentar algunas o todas las características de un Museo e instituciones de formación e investigación beneficiosas para las actividades museísticas.

1.1. Orígenes del museo

El museo tuvo su origen en la recogida de objetos de gran valor, conocidos actualmente con el nombre de bienes culturales. Su recolección estaba enfocada a la ostentación de poder o también servía como herramienta que facilitaba la enseñanza con fines educativos para toda la sociedad. Pero fundamentalmente su origen o ubicamos en el coleccionismo entendido como el conjunto de objetos vinculados a una protección especializada y cuyo fin principal ha de ser expuesto a la sociedad.

La definición universalmente aceptada por el Consejo Internacional de Museos argumenta: “Son museos las instituciones de carácter permanente que adquieren, conservan, investigan, comunican y exhiben para fines de estudio, educación y contemplación conjuntos y colecciones de valor histórico, artístico, científico y técnico o de cualquier otra naturaleza cultural”89.

Page 57

Esta aportación del ICOM va acompañada de las funciones principales del museo como son la conservadora, la investigadora para el estudio de objetos conservados, la educativa y la difusora por medio de la exposición.

Históricamente y haciendo un breve recorrido sobre la historia de estos centros museísticos, partimos desde la antigüedad. En este periodo se guardaban los objetos de más valor en los templos y sólo eran exhibidas en ocasiones especiales. Existían colecciones privadas en manos de la aristocracia que las exponía en sus jardines o en otros espacios exteriores para que pudieran ser disfrutadas por los visitantes.

Esta noción del museo fue evolucionando hasta llegar a la época del Renacimiento donde estas entidades ya cuentan con una plantilla amplia de profesionales formada por curadores, restauradores, analistas, personal de seguridad, etc. En el siglo XVIII se produce una creciente apertura de estos espacios expositivos y poco a poco se va configurando la idea del museo que conocemos en la actualidad, es decir, una institución al alcance de todos los ciudadanos que cuenta con múltiples posibilidades de aprendizaje que además con la incorporación de nuevas tecnologías y métodos expositivos que ofrecían otras conocimientos educativos y divulgativos. Todos estos cambios se ven perfectamente reflejados en la educación presencial, en las aulas, en los museos y también en la formación no presencial.

1.2. Los profesionales de museos

Los profesionales de museos son aquellas personas con categoría de director técnico superior y auxiliar de museos que desarrollan diversas funciones como son la conservación, la restauración, la documentación, la educación, el marketing y la comunicación, la gestión y la administración90. Éstos han recibido una formación especializada o bien, poseen una experiencia práctica en cualquier ámbito relacionado con la gestión y las actividades de un museo, así como también las que observan el Código de Deontología del ICOM91 para los Museos y trabajan para o con los museos sin dedicarse a la promoción y comercialización de productos y equipamientos necesarios para los museos y sus servicios. En este sentido los miembros de la profesión museística tiene la obligación de conocer y respetar las normas y leyes nacionales e internacionales, actuar con responsabilidad profesional, actuar según las políticas y procedimientos establecidos, promover la investigación y la protección de las colecciones, proteger la información confidencial obtenida en el desempeño de sus propias funciones, guardar la más estricta confidencialidad con respecto a la información relativa a la seguridad de los museos y colecciones de arte y finalmente, prestar a las personas con la que establecen relaciones de trabajo, servicios profesionales y de alto nivel.

Nunca deben contribuir directa o indirectamente al tráfico o comercio ilícitos de bienes y están en la obligación legal de ayudar a la policía o a otras autoridades competentes a efectuar investigaciones sobre bienes que hayan podido ser robados, adquiridos o transferidos de manera ilícita.

Cada profesional de Museo es responsable con carácter vinculante y obligante de la tenencia, uso, custodia, conservación y resguardo del patrimonio cultural. Los niveles de

Page 58

responsabilidad están basados en el control interno y externo por parte de los organismos competentes y se diferencian en los Responsables Patrimoniales Primarios (RPP) y lo Responsables Patrimoniales de Uso (RPU). Los primarios se refieren a las máximas autoridades jerárquicas como por ejemplo son el Presidente de la Institución, los Directores y la Coordinación de Bienes Nacionales. En segundo lugar, los Responsables Patrimoniales de Uso son aquellos que deberán velar por la custodia y el mantenimiento de los bienes nacionales a su cargo. Entre éstos se involucran a todos los funcionarios que tienen asignados bienes para el uso en la ejecución de sus propias actividades y tienen la obligación de cumplirlas normas y los procedimientos que se establezcan, así como informar cualquier situación que se ha producido a estos bienes.

2. Museos en España

España cuenta con más de 1.550 museos y colecciones museográficas. Además en estas instituciones trabajan un total de 14.784 profesionales según la encuesta realizada en el año 2010 con respecto a los museos y a las colecciones museográficas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Si atendemos al tipo de titularidad, únicamente el 67,5% de ellos son museos públicos, un 30,4% pertenece al ámbito privado y un 2,1% son aquellos que tienen una titularidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA