Productos y servicios básicos

Autor:Ángel Luis Vázquez Torres/Domingo Carbajo Vasco/Fidelio López Peláez
Cargo del Autor:Economista/Economista. Abogado. Inspector de Hacienda del Estado/Economista
Páginas:105-136
RESUMEN

12. Una aproximación al concepto de riesgo desde el punto de vista bancario - 13. Principales productos y servicios bancarios - 13.1. Descubiertos en cuenta corriente - 13.2. Pólizas de préstamo y crédito - 13.2.1. Instrumentación de las operaciones de préstamo y crédito - 13.2.2. Amortización - 13.2.3. Costes - 13.2.4. Garantías - 13.2.5. Diferencia entre crédito y préstamo - 13.2.6. Diferencias ... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 105

12. Una aproximación al concepto de riesgo desde el punto de vista bancario

Si atendemos al origen etimológico de la palabra “riesgo”, podemos ver que procede del árabe clásico “rizq, lo que depara la providencia” y que, según la última edición del diccionario de la RAE66, utilizado como locución adverbial, lo define como “Dicho de acometer una empresa o de celebrar un contrato: Sometiéndose a influjo de suerte o evento ….”, por lo tanto, podemos decir que el riesgo es consustancial al concepto de empresa, no siendo privativo ni de la gran empresa, ni de la pequeña empresa, sino de cualquier actividad desarrollada por una empresa en general.

Delimitando el concepto genérico al sector financiero, podemos definir el concepto de riesgo, parafraseando la definición de Bankers Trust: “la variación potencial en el valor económico de una cartera de inversiones”.

Atendiendo a la naturaleza del destino de los fondos, desde la óptica bancaria, se distingue principalmente entre:

Riesgo comercial. El que financia una determinada operación de la actividad de la empresa, como puede ser una compra o una venta. Riesgo financiero. Operación crediticia “pura y dura”.

Esta distinción no es baladí, pues en el segundo caso el banco presta el dinero y el empresario, en un caso extremo y absurdo67, podría irse de viaje/vacaciones, y no comprar la mercancía ni hacer el negocio68. En el primero, la mercancía ya se ha comprado y se ha vendido, y lo que se financia es el período que transcurre entre la venta y el cobro. Tampoco es irrelevante el que se financie un pago o un cobro. Si se

Page 106

financia un pago, la garantía es la empresa, mientras que, cuando se financia un cobro, al menos teóricamente, la empresa ya ha realizado la actividad y el banco únicamente va a “anticipar un dinero” (siempre que el librado pague).

Esta distinción va a condicionar su concesión y tramitación, pues para autorizar un riesgo financiero las entidades financieras suelen “exigir” que haya solvencia (inmuebles que garanticen que, aunque haya problemas en el negocio, el recobro está asegurado con su venta o que se podrá refinanciar la deuda con garantía real –hipoteca–). En cambio, un riesgo comercial se autoriza con más facilidad, pues al inter-venir más de una persona en la operación comercial, la entidad financiera tiene una doble garantía como, por ejemplo, en el descuento de un efecto aceptado, en el cual la entidad financiera tiene la garantía del librador, pero también puede iniciar acciones contra el librado en caso de impago al vencimiento.

Un riesgo “mixto”, pero que, desde el punto de vista bancario, se considera financiero, es la financiación de importaciones. Hemos dicho “mixto” porque el destino de los fondos es comprar mercancía (no otro tipo de pagos), sin embargo, se financia un pago y no un cobro.

Por último, las entidades financieras distinguen entre riesgo de firma y riesgo financiero, sin embargo, esta clasificación es complicada. Riesgo de firma son los avales, que no suponen, de momento, salida física de dinero, pero que lo pueden suponer en un futuro. En el apartado de avales veremos la diferencia que se establece entre avales técnicos (se garantiza que el producto/servicio funciona, nos fiamos de que la empresa trabaja bien) y los avales financieros (si no paga la empresa, paga el banco).

Dentro de los riesgos de firma se consideran los créditos documentarios, en los cuales, si no paga el cliente, paga el banco, pero este pago queda supeditado a que el proveedor haya entregado la mercancía de acuerdo con las condiciones estipuladas en el condicionado del propio crédito.

Entrando en un mayor nivel de detalle, podríamos enumerar los principales riesgos a los que se enfrenta cualquier actividad y, en especial, la bancaria.

Ilustración 29: Tipologías de riesgos

Tipo de riesgo Descripción
Crédito o insolvencia Es el riesgo en que incurre la empresa acreedora ante la eventual insolvencia o falta de capacidad de pago de la entidad deudora.
Mercado Son los que se relacionan con la oscilación del precio de los activos, del tipo de cambio o del tipo de interés en los mercados de capitales.
Tipo de interés Incluido dentro de los riesgos de mercado, es el derivado de los eventuales efectos sobre las relaciones contractuales de las oscilaciones de los tipos de interés en el mercado.

Page 107

Tipo de cambio Incluido dentro de los riesgos de mercado, es el originado por las eventuales oscilaciones de los tipos de cambio entre las distintas monedas que pueden afectar a posiciones deudoras y acreedoras de los agentes económicos.
Liquidez Es el derivado de los desfases entre el grado de exigibilidad de las operaciones pasivas ligadas a la inversión y el grado de realización de los activos.
Operacionales Son los ocasionados por errores en los sistemas informáticos, pérdidas de información, errores transaccionales cometidos por sus operadores y empleados, etc.
Inflación Se refiere a la incertidumbre que la existencia de una alteración adversa en los niveles generales de precios puede introducir en la tasa interna de retorno (TIR) de una inversión.
Legales Son los ocasionados por la opacidad de determinadas cláusulas contractuales o por la imposibilidad de acudir al sometimiento jurisdiccional de determinados agentes, etc.
Reinversión Se refiere a la incertidumbre del inversionista originada por la amortización futura de una inversión y su intención de ser renovada.
Obsolescencia Son los riesgos producidos por la eventual aparición de técnicas, tecnologías y artes novedosas que puedan reducir el valor de los activos actuales.
Imagen o reputacionales Son los riesgos originados por el deterioro, por cualquier motivo, de la imagen de la empresa. En el sector bancario, la confianza es un factor fundamental en la relación cliente-banco, por lo que cualquier daño en la imagen del banco puede ocasionar una pérdida de confianza.
País Se origina por las condiciones políticas, económicas y sociales de un determinado país y afecta a todos los activos que un acreedor tiene en dicho país. Este riesgo comprende, a su vez, el riesgo soberano (ineficacia de las acciones legales sobre el deudor de otro país) y el riesgo de transferencia (imposibilidad de que el deudor pueda cancelar su deuda por no disponer el país de la divisa necesaria).
Azar moral En un principio, el riesgo que asumen las entidades financieras, al no conocer las verdaderas intenciones de un deudor, aunque también puede aplicarse al referido a los incentivos que tienen los depositantes y directivos para asumir un riesgo mayor.
Redimensionamiento Surge como consecuencia de los procesos de concentración llevados a cabo en el sector bancario y abarca desde los problemas de desarraigo y dilución de la cultura de empresa, hasta los problemas de integración operacional tras el proceso de concentración.

Fuente: Del ÁGUILA, J. y otros (2.002) “El Riego en la Industria Bancaria: Una aproximación a Basilea II”. Elaboración propia.

Page 108

De los distintos tipos de riesgo vistos en la ilustración anterior, el riesgo de crédito (o insolvencia) es el tipo de riesgo sobre el que versan los sistemas clásicos de análisis de riesgo empleados por las entidades financieras. Surge principalmente, como hemos visto en el Capítulo 3 “Planteamientos teóricos”, por los problemas de selección adversa y azar moral, ambos originados por la asimetría de la información existente entre las partes del contrato, pudiendo las entidades financieras adoptar distintos mecanismos para protegerse contra el riesgo de crédito:

1) Mecanismos de tipo preventivo, tendentes a que no se produzca el impago del deudor. Entre estos, podemos resaltar:

- El clásico análisis de riesgo bancario, que estudia la situación económico-financiera previa del deudor.

- La vigilancia de la evolución de los riesgos concedidos.

- La obtención de informes comerciales, tanto de empresas especializadas, como de otras empresas del sector.

- El “scoring”. ? El “rating”.

2) Mecanismos de tipo curativo, tendentes a recuperar la cantidad impagada, en caso de que se produzca el impago del deudor. Entre estos segundos podemos resaltar:

- Los sistemas de cobertura. ? Los afianzamientos y garantías ? El seguro de crédito.
? Los sistemas de recobro.

A lo largo de este Capítulo, tendremos tiempo de ir viendo lo comentado anteriormente.

13. Principales productos y servicios bancarios

Seguidamente, analizaremos algunos de los productos financieros básicos de las entidades financieras:

13.1. Descubiertos en cuenta corriente

Esto no se debería considerar como un producto financiero y no se debe utilizar como fórmula de financiación. La entidad financiera corre un riesgo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA