El proceso de institucionalización de la experiencia cooperativa Mondragón

Autor:Rafael Altuna - Eguzki Urteaga
Cargo:Mondragon Unibertsitatea, Facultad de Empresariales, raltuna@mondragon.edu - Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea, eguzki.urteaga@ehu.eus
Páginas:1-21
RESUMEN

El presente artículo explica los rasgos institucionales que han caracterizado a la Experiencia Cooperativa Mondragón (ECM) desde su creación y los elementos institucionales más relevantes que la constituyen. Para ello, analiza las bases sobre las que se apoya la ECM en su fundación y que le van a servir de elemento de legitimación durante sus primeros años de existencia. Estas bases, que son... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
1
EL PROCESO DE INSTITUCIONALIZACIÓN
DE LA EXPERIENCIA COOPERATIVA MONDRAGÓN
The institutionalization process of the Mondragon cooperative experience
Lan Harremanak, 2018
Nº 40, edición In Press
ISSN: 1575-7048
e-ISSN: 2444-5819
© Autor/a o Autores/as
CC BY
http://www.ehu.eus/ojs/index.php/Lan_Harremanak
Rafael Altuna1
Eguzki Urteaga
2
DOI: 10.1387/lan-harremanak.20277
Recibido: 31-10-2018
Aceptado: 03-12-2018
1
Mondragon Unibertsitatea, Facultad de Empresariales, raltuna@mondragon.edu
2
Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea, eguzki.urteaga@ehu.eus
Resumen:
El presente artículo explica los rasgos institucionales que han caracterizado a la Experiencia
Cooperativa Mondragón (ECM) desde su creación y los elementos institucionales más
relevantes que la constituyen. Para ello, analiza las bases sobre las que se apoya la ECM en
su fundación y que le van a servir de elemento de legitimación durante sus primeros años de
existencia. Estas bases, que son denominadas por la teoría neoinstitucional (normativas,
reguladoras y cognitivas), le proporcionan estabilidad y significado a lo largo del tiempo. De
este modo, ECM se constituye en patrones culturales que proporcionan medios y valores
compartidos a sus estructuras y labores particulares, integrándolas en grandes proyectos.
Palabras clave: institucionalización experiencia cooperativa – cooperativas de Mondragón.
Abstract:
The present article analyzes the institutional characteristics of the Mondragon’s Cooperative
Experience (MCE) since its origin and the most relevant institutional elements that constitute
it. For that, it analyzes the bases on which the ECM is sustained in its origin and which are
going to use it as element of legitimization during the first decades of existence. These bases,
which are named by the theory neoinstitucional (normative, regulatory and cognitive),
provide stability and meaning to it throughout the time. MCE is constituted in cultural
procedures that provide resources and values to its entities and particular activities
integrating them in big projects.
Key words: institutionalization - cooperative experience - Mondragón's cooperatives.
1. Introducción
Comprender la realidad actual de la Experiencia Cooperativa Mondragón (ECM) requiere
entender su origen y evolución, dado que, tal y como afirma Perrow (1991: 191), “el presente
está enraizado en el pasado”. Es éste un proceso continuado de institucionalización, esto es,
el proceso a través del cual, los componentes de una estructura formal se vuelven
ampliamente aceptados como apropiados y necesarios, y sirven para legitimar a las
organizaciones” (Tolbert y Zucker, 1983: 25).
La ECM es una realidad institucionalizada, esto es una realidad en continuo proceso de
construcción social, resultado de las interacciones entre múltiples actores, grupos y
organizaciones, tendentes al consenso, pero no exentas de divergencias, presiones, y
conflictos, en contextos sociales, económicos y políticos que generan una creciente
incertidumbre. El resultado de todo ello es un conjunto identificable de sistemas de
2
significado y patrones de comportamiento, de reglas constitutivas y normativas, y de procesos
regulativos identificables externamente.
La ECM en los diferentes momentos históricos de su evolución, ha tenido que dar respuesta a
las demandas que le han realizado tanto el entorno técnico como el institucional.
Habitualmente, los análisis organizativos inciden en los aspectos técnicos pero, con
frecuencia, desestiman los aspectos institucionales. Sin embargo, ambos son complementarios
en la medida en que ambos contribuyen al logro de la supervivencia de la organización. Las
demandas tanto técnicas como institucionales evolucionan con el tiempo en la medida en que
el entorno técnico e institucional también se modifica. Es por ello que las organizaciones han
de permanecer atentas a ambos entornos para interpretarlos de manera adecuada.
En la medida en que la Experiencia Cooperativa Mondragón logra dar respuesta a las
demandas institucionales, su legitimidad se verá incrementada y, de esta manera, también
logrará mejores recursos de todo orden para su desenvolvimiento. Por esta razón, la búsqueda
de legitimidad se vuelve un elemento de primer orden para el logro de la supervivencia
organizativa. La legitimidad es un rasgo conferido por los actores sociales, por lo que la
acción legítima será aquélla cuyos valores y expectativas de acción reflejan y coinciden con
las de los actores (Galaskiewcs, 1985). Dado que éstos son diversos y puesto que sus valores
y expectativas difieren en el tiempo, las organizaciones se ven obligadas a adecuar su acción
en el tiempo.
El presente texto da cuenta de las características institucionales de la ECM desde su origen y
los componentes institucionales más relevantes que lo conforman. Para iniciarlo,
analizaremos las bases sobre las que se sustenta la ECM en su creación y que la legitimarán
durante sus primeras décadas de vida. Estas bases son las “estructuras cognitivas, normativas
y reguladoras que le proporcionan estabilidad y significado a lo largo del tiempo (Scott,
1995: 33). De este modo, las instituciones, siguiendo a Scott, se constituyen en normas
culturales que proporcionan recursos y valores compartidos a las entidades y a las
ocupaciones específicas integrándolas en grandes proyectos. Las instituciones, por tanto, son
sistemas de significado y modelos de comportamiento que contienen elementos simbólicos,
reforzados por procesos reguladores.
2. Los elementos simbólico-culturales para una base cognitiva común
La teoría neoinstitucional entiende el pilar cognitivo como las reglas que constituyen la
naturaleza de la realidad y las fórmulas a través de las cuales se elabora el significado. Los
mbolos (palabras, signos y gestos) determinan el significado que los individuos atribuyen a
los objetos y las acciones. Se hace necesario que las bases normativas de una determinada
realidad social, en este caso la ECM, tenga coherencia con los fundamentos cognitivos de los
individuos que la integran. De lo contrario, los principios normativos carecerían de
significación para los individuos, no pudiendo ser subjetivadas. El pilar normativo, por tanto,
tiene base cultural, siendo ésta, fuente de legitimidad.
Para entender las bases cognitivas de la ECM, hemos de referirnos a aspectos de carácter
geográfico, político, histórico, económico y cultural de la comunidad en la que se inserta
dicho fenómeno institucional y que le nutre de elementos de significado que van a ser
asumidos y reelaborados en un nuevo contexto institucional en ciernes. Destacaré los aspectos
que han tenido mayor incidencia en la ECM.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA